Industria del empaque, más amigable con el planeta

Industria del empaque, más amigable con el planeta

Usar materiales sostenibles, una acción que han tomado empresas de empaques para evolucionar.

Empaques reciclables

El interés por cerrar el ciclo de vida de los envases PET se reforzó con la creación de Eko Red, mayor red de captación en el país.

Foto:

123RF

11 de mayo 2018 , 04:25 p.m.

De acuerdo con el informe The New Plastic Economy 2, que se hizo público en el Foro Económico Mundial, tres retos enfrenta la industria plástica y, en especial, la de empaques plásticos. El primero es reducir su dependencia de fuentes no renovables, ya que estos provienen del petróleo; el segundo es evitar la contaminación marina y el tercero, migrar hacia un modelo de economía circular que aumente las tasas de reciclaje.

En Colombia, las empresas del sector afirman haber evolucionado de manera importante en los tres desafíos usando materiales más amigables con el medio ambiente, tintas a base de productos naturales, adecuando sus instalaciones físicas y buscando certificaciones de reconocimiento nacional e internacional.

“Los impresores han hecho un esfuerzo por trabajar con papeles y cartones que certifican la idoneidad del origen de la fibra celulósica, como el esquema de certificación FSC. Además, se busca que el proceso de producción de la pulpa, emplee productos químicos más amigables con el medioambiente. También se prefiere trabajar con tintas hechas a base de productos naturales renovables como la soya o el maíz”, afirma Juliana Del Castillo Plata, presidenta ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria de la Comunicación Gráfica (Andigraf).

Desde la Cámara de la Industria de Pulpa, Papel y el Cartón de la Asociación Nacional de Insdutriales (Andi) confirman lo dicho por Gruesso. Para la organización, el sector tiene en su ADN el manejo responsable y sostenible de bosques naturales y plantaciones forestales comerciales, el uso de fuentes alternativas de fibra como el bagazo de caña y la gestión permanente para incrementar las tasas de reciclaje.

Justamente en el punto del reciclaje, Colombia tiene una cifra importante para mostrar. De acuerdo con el primer Informe de Sostenibilidad de la Industria Papelera, entre 2010 y 2015, el país recicló 881.929 toneladas de papel y cartón y el 71 por ciento del papel consumido se reincorporó al ciclo.

El resultado se debe a que la industria de los empaques está participando de una manera más activa en educar a los consumidores respecto al reciclaje y promover las acciones coordinadas entre los diferentes eslabones de la cadena de reciclaje.

“Desarrollan proyectos de inversión social para brindar mayor valor a clientes y consumidores, que mejoren la eficiencia y minimicen cada vez más el impacto de la operación”, afirma Isabel Cristina Riveros, directora de la Cámara.

Desarrollan proyectos de inversión social para brindar mayor valor a clientes y consumidores, que mejoren la eficiencia y minimicen cada vez más el impacto de la operación

Mejor reciclar

Carvajal Empaques es una de esas empresas que trabaja en el cierre del ciclo de vida de los empaques plásticos. Apoya a Recicloplas, una organización conformada por tres asociaciones de recicladores del ya cerrado basurero Navarro, en Cali.

La empresa está dedicada a la recuperación y transformación de plásticos livianos posconsumo como bolsas, porta comidas, cubiertos, pitillos, etcétera, un material que otros recicladores no recogen porque implica recuperar grandes cantidades para lograr el retorno esperado. Actualmente, Recicloplas recupera siete toneladas mensuales de plástico liviano al mes que se reincorporan a la cadena.

Para la empresa, el sector y el mundo deben orientarse hacia la economía circular, esa que permite generar un equilibrio, pues si bien los materiales biodegradables se reincorporan a la naturaleza, estos quitan la posibilidad de reciclar y recuperar gran parte de los recursos naturales utilizados en su primera fabricación.

Enka de Colombia, dedicada a la producción y comercializamos de polímeros (plásticos) y fibras químicas de Poliéster y Nylon, ha evolucionado de manera importante en la recuperación del Polietilen Tereftalato (PET). Álvaro Hincapié, presidente de la organización, asegura en el informe de sostenibilidad 2016, que más del 45 por ciento de los productos se basan en materias primas recicladas, haciendo del reciclaje de PET un negocio sostenible, ya que convierten millones de botellas posconsumo en fibras y resinas de valor agregado.

De acuerdo con el mismo informe, el trabajo en la transformación del PET lleva más de dos décadas. En 1993 se puso en marcha la primera planta de reciclaje de residuos de PET y en la actualidad tiene en operación una planta de reciclaje Botella-a-Botella, que le ha permitido duplicar el porcentaje de productos elaborados a partir de materias primas recicladas en los últimos cuatro años.

El interés por cerrar el ciclo de vida de los envases PET se reforzó con la creación de Eko Red, que se ha convertido en la mayor red de captación de este material en Colombia. “Hemos logrado incrementar el volumen de recolección en los últimos años, recuperando más del 60 por ciento del total de botellas que se reciclan en el país”, se lee en el informe de sostenibilidad.

Hemos logrado incrementar el volumen de recolección en los últimos años, recuperando más del 60 por ciento del total de botellas que se reciclan en el país

Sin duda, las empresas de la industria han evolucionado no solo en los materiales sino también en los procesos. Aunque aún queda mucho por hacer, puesto que no todos los consumidores se rigen por el bienestar del medioambiente y el desarrollo sostenible.

No todas las marcas clientes están dispuestas a pagar más para reconocer las mejores prácticas de sostenibilidad de un proceso de impresión, pues en las áreas de compra prima el precio, sin entrar a indagar cómo es la composición de los materiales y el cumplimiento de los marcos ambientales”, concluye la presidente ejecutiva de Andigraf.

Envase reciclable en un 82 por ciento

Con miras a la responsabilidad ambiental y a disminuir su huella de carbono, los envases de Tetra Pak se han reinventado para que sean reciclables en un 82 por ciento, y así se espera que para el 2020 Colombia cuente con envases 100 por ciento de fuentes renovables.

Asimismo, se está trabajando para que el plástico que se utiliza no provenga del petróleo, sino, que sea producido a partir de la caña de azúcar, tanto en el empaque propiamente como en las tapas.

“Estamos reciclando un 15 por ciento de los envases que producimos y nuestra meta es llegar a un 40 por ciento en el 2020. Actualmente trabajamos de la mano de compañías colombianas que producen pupitres, tejas y mobiliarios a partir del cartón del empaque”, puntualiza el vocero de Tetra Pak.

Esta técnica también hace presencia en el mercado de los alimentos importados como atún, verduras, frutas y en bebidas isotónicas o hidratantes, aunque esto se ve en otros países de la región.

Otras compañías amigables con el medioambiente son: Postobón, Alpina, Hit, entre otras.


EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.