Pago por Servicios Ambientales para proteger un millón de hectáreas

 Pago por Servicios Ambientales para proteger un millón de hectáreas

Cuencas hidrográficas, biodiversidad y sumideros de carbono son algunas de las prioridades.

Nevado de el ocuy.

Colombia pasará de 13 millones de hectáreas de áreas protegidas que había al inicio del gobierno, a 26 millones al 2018.

Foto:

Jaime García / EL TIEMPO

07 de julio 2017 , 03:38 p.m.

En la laguna de Cocha (Nariño), el gobierno colombiano lanzó hoy la política de Pago por Servicios Ambientales (PSA) para la construcción de paz, con la intención de proteger un millón de hectáreas al año 2030, a lo largo y ancho del país.

“Se trata de incentivos económicos, en dinero o especie, que reconocen acciones asociadas a la preservación y restauración de bosques, páramos, humedales y otros ecosistemas estratégicos, a través de acuerdos condicionados a resultados”, explicó Luis Fernando Mejía, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

En otras palabras, aquellos propietarios, poseedores u ocupantes de áreas estratégicas, que generan servicios ambientales, serán recompensados por desarrollar actividades de conservación en sus predios.

Con esta política se espera disminuir la vulnerabilidad del territorio al cambio climático y la deforestación, además de generar oportunidades de desarrollo local y contribuir a la reducción de la pobreza. En total existen 15 iniciativas de PSA en el país, con alrededor de 3.500 familias beneficiadas y casi 66.000 hectáreas conservadas.

Concretamente, los PSA reconocen acciones asociadas a tres actividades: conservación de cuencas hidrográficas, para mejorar la disponibilidad y regulación del recurso; la conservación de la biodiversidad, para proteger el hábitat de especies amenazadas y polinizadoras, y propiciar el ecoturismo); y finalmente, la conservación de sumideros de carbono, con el fin de reducir las emisiones de CO2 y potenciar el uso sostenible de los bosques.

De igual forma, los beneficiarios se comprometen a desarrollar buenas prácticas agropecuarias, a disminuir la presión sobre los bosques para leña y extracción de madera, a no usar irresponsablemente los agroquímicos que pudiesen contaminar los cuerpos de agua y a proteger la cobertura boscosa.

El programa adquiere mayor relevancia luego de que el Ideam revelara la preocupante cifra de deforestación en el país: un total de 178.597 hectáreas de bosque se perdieron el año pasado. Los municipios que históricamente han sido escenario de conflicto, como San Vicente del Caguán, Riosucio, Cartagena del Chairá, Unguía, Uribe y Tibú, registran las tasas más altas de pérdida de bosque en el país.

“Por décadas, factores como la presencia de cultivos de uso ilícito, la expansión de la frontera agrícola y el conflicto armado afectaron nuestros suelos y territorios, ahora que Colombia avanza por la senda de la paz estamos creando esos instrumentos para que nuestra naturaleza también se vea beneficiada con este nuevo país que ya empezamos a construir”, indicó el Ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo.

MEDIO AMBIENTE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA