Esos héroes anónimos de la naturaleza / Opinión

Esos héroes anónimos de la naturaleza / Opinión

Últimamente se han dado liberaciones de animales fortalecidos o rehabilitados en cautiverio.

155 animales rescatados

Levantar una especie en cautiverio o rehabilitarla requiere dedicación 24 horas al día, 7 días a la semana.

Foto:

Guillermo Ossa / Archivo EL TIEMPO

13 de mayo 2018 , 10:05 p.m.

Durante el último mes se han producido liberaciones al medio natural de aves y reptiles que han sido fortalecidos o rehabilitados en cautiverio.

Hay dos ejemplos concretos, entre muchos que se llevan a cabo en diferentes regiones continentales, costeras y marinas del país. Por un lado, la liberación de cerca de 500 tortugas caguama por la Universidad Jorge Tadeo Lozano, el Acuario Mundo Marino y Petrobras, en las costas al norte del departamento del Magdalena; y, por el otro, la liberación de flamencos a su hábitat en La Guajira y la Ciénaga Grande de Santa Marta por Corpamag.Detrás de estos esfuerzos hay cuatro pilares básicos: consciencia, responsabilidad ambiental, conocimiento y dedicación.

Consciencia de que los seres humanos han mermado e, incluso, llevado a la extinción a varias especies de animales, alterando los ecosistemas, el equilibrio natural y reduciendo los servicios que estos organismos prestan a la naturaleza.

De esta primera reflexión nace el segundo pilar: la responsabilidad ambiental de hacer programas que permitan la supervivencia de especies vulnerables o en peligro de extinción, que el mismo hombre ha afectado por no entender que es parte de la naturaleza en lugar de un cabecilla de extracción y destrucción.

Pero estas acciones requieren un conocimiento profundo, producto de las investigaciones científicas y las experiencias en campo de biólogos, ecólogos y veterinarios, especialmente, para que sean realmente exitosas.

Vale la pena tener en cuenta que levantar una especie en cautiverio o rehabilitarla requiere dedicación 24 horas al día, 7 días a la semana, al mismo nivel de una unidad de cuidados intensivos, donde permanentemente hay que valorar las condiciones del medio, la alimentación, los potenciales vectores de enfermedad o que no pierdan sus hábitos salvajes.

Los hombres y mujeres detrás de toda esta dinámica son verdaderos héroes ocultos, cuyo empeño y amor por los animales llevan a que tengamos esperanzas de que varias especies puedan sobrevivir a la inconsciencia del hombre. Hay un valor agregado: la gran cantidad de niños y jóvenes que participan de manera voluntaria en estos programas, lo que permite pensar que el cuidado y la conservación de nuestras especies perdurarán por varias generaciones más. Felicitaciones a todos ellos, son ejemplo para el país.

ANDRÉS FRANCO HERRERA
Director del Departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales de Utadeo

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.