Animales pequeños: una belleza que el ojo humano no alcanza a ver
Galería
El museo entomológico de Comfenalco, en el oriente de Antioquia, alberga organismos vivos que se exhiben en terrarios. El 'Cerambycidae' o escarabajo de antenas largas es uno de estos.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

El museo entomológico de Comfenalco, en el oriente de Antioquia, alberga organismos vivos que se exhiben en terrarios. El 'Cerambycidae' o escarabajo de antenas largas es uno de estos.

Este escarabajo (Taeniotes) hace parte de la familia de longicornios, de los cuales existen cerca de 25.000. Se caracterizan por sus antenas, ya que en ocasiones son más largas que su cuerpo.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

Este escarabajo (Taeniotes) hace parte de la familia de longicornios, de los cuales existen cerca de 25.000. Se caracterizan por sus antenas, ya que en ocasiones son más largas que su cuerpo.

El escarabajo arlequín (Acrocinus longimanus) recibe su nombre gracias a los tonos negros, pardos, amarillos y rojos que tienen en la coraza que los protege. Habitan en Colombia, Brasil y Venezuela.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

El escarabajo arlequín (Acrocinus longimanus) recibe su nombre gracias a los tonos negros, pardos, amarillos y rojos que tienen en la coraza que los protege. Habitan en Colombia, Brasil y Venezuela.

El escarabajo joya tiene una particularidad: con sus órganos sensoriales es capaz de detectar incendios forestales. Un ámbito ideal, ya que en la madera recién quemada puede depositar sus huevos.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

El escarabajo joya tiene una particularidad: con sus órganos sensoriales es capaz de detectar incendios forestales. Un ámbito ideal, ya que en la madera recién quemada puede depositar sus huevos.

La libélula Anisoptera habita por lo general en cualquier afluente de agua donde pueda posarse. No pica a los seres humanos y se caracteriza por sus ojos.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

La libélula Anisoptera habita por lo general en cualquier afluente de agua donde pueda posarse. No pica a los seres humanos y se caracteriza por sus ojos.

La principal característica de la mantis religiosa son sus sobresalientes patas delanteras, con las que atrapa a sus víctimas. Come insectos como polillas y moscas.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

La principal característica de la mantis religiosa son sus sobresalientes patas delanteras, con las que atrapa a sus víctimas. Come insectos como polillas y moscas.

La mosca común suele buscar bordes y esquinas delgadas para descansar, su dieta es muy variada y pueden poner hasta seies tandas con alrededor de 100 huevos.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

La mosca común suele buscar bordes y esquinas delgadas para descansar, su dieta es muy variada y pueden poner hasta seies tandas con alrededor de 100 huevos.

Muchos de estos diminutos organismos conviven con nosotros en nuestras casas, jardines y zonas verdes, este es el caso, por ejemplo, de la mosca ladrona.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

Muchos de estos diminutos organismos conviven con nosotros en nuestras casas, jardines y zonas verdes, este es el caso, por ejemplo, de la mosca ladrona.

La mosca ladrona hace parte de la familia de los asílidos, que está compuesta por más de 7.100 especies. Estas moscas se caracterizan por ser robustas y tener espinas en las patas.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

La mosca ladrona hace parte de la familia de los asílidos, que está compuesta por más de 7.100 especies. Estas moscas se caracterizan por ser robustas y tener espinas en las patas.

Las moscas de las flores se alimentan de polen y néctar, gracias a este recurso pueden permanecer flotando en una posición estática, por lo que se les conoce como moscas del vuelo.
Guillermo Ossa Riaño / ELTIEMPO

Las moscas de las flores se alimentan de polen y néctar, gracias a este recurso pueden permanecer flotando en una posición estática, por lo que se les conoce como moscas del vuelo.

Medio Ambiente 11 de noviembre de 2016 , 09:04 a.m.

Animales pequeños: una belleza que el ojo humano no alcanza a ver

Si alguna vez ha visto películas de ciencia ficción, donde seres de otro planeta invaden la tierra, estos animales tal vez le parezcan comunes. Se trata de pequeños insectos como moscas o escarabajos que conviven con nosotros hasta en nuestras casas, jardines y zonas verdes. Al ser tan pequeños, el ojo humano no alcanza a apreciar en detalle la forma, estructura y belleza de sus cuerpos. El fotógrafo de EL TIEMPO, Guillermo Ossa Riaño, se dio a la tarea de capturar a estos animales con el lente de su cámara. A continuación, algunos de ellos.

Otras galerías

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA