Almorzadero y Perijá, los dos nuevos páramos delimitados en Colombia

Almorzadero y Perijá, los dos nuevos páramos delimitados en Colombia

El país cuenta con el 50 por ciento de los páramos del mundo, fábricas de agua.

perijá

HSHSHSHS

Foto:

Corpocesar - Fundación Herencia Caribe

19 de enero 2018 , 10:44 p.m.

Esta semana, mientras el presidente Juan Manuel Santos anunciaba el primer humedal Ramsar de la Amazonia colombiana, ante comunidades indígenas del municipio de Puerto Nariño, el mandatario aprovechó para recordarle al país que antes de terminar su gobierno entregará 37 complejos de páramos delimitados y cerca de 30 millones de hectáreas protegidas a lo largo y ancho del territorio nacional. Este sábado, para cumplir con su afanada promesa ambiental, delimitará dos más y anunciará otros cinco.

El primero, Almorzadero, está ubicado entre los departamentos de Norte de Santander y Santander, y tendrá un área de 157.705 hectáreas (ha). Un ecosistema que cobija el 58 por ciento de los mamíferos de páramo reportados para Colombia y el 30 por ciento de las aves registradas para estos lugares, que surten de agua al 70 por ciento de la población de este país.

Perijá, el otro, tendrá un área de 28.984 ha en seis municipios de La Guajira y Magdalena. El páramo cuenta con 6 especies de reptiles, el 10 por ciento de los anfibios de alta montaña registrados en Colombia, así como el 37 por ciento de los mamíferos y el 30 por ciento de las especies de aves que los habitan.

“Los páramos son fundamentales en el desarrollo del país y por eso debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar su protección y conservación, pues de ellos dependemos la gran mayoría de los colombianos”, asegura el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo. “Estas acciones son solo el inicio de una gran cadena de actividades y estrategias de conservación. Esto nos convierte en un ejemplo en América Latina y en el mundo”, remata.

El Gobierno, adicionalmente, hará el anuncio de cinco páramos más que, según dicen, están prácticamente tienen listas su delimitación: Doña Juana Chimayoy (con una extensión de 60.186 ha entre los departamentos de Cauca, Nariño y Putumayo), Citará (entre Antioquia, Chocó y Risaralda, con un área de 11.233 ha), Sotará (con 80.929 ha entre Huila y Cauca), Guanacas - Puracé - Coconucos (entre Cauca y Huila, con 137.677 ha) y Nevado del Huila - Moras (de 150.538 ha entre Cauca, Huila y Tolima).

El evento oficial se realizará en el municipio Agustín Codazzi (Cesar), donde se firmarán las resoluciones que les otorgan una protección especial a estos ecosistemas. También estarán el director de la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Kaleb Villalobos, líderes indígenas y autoridades regionales.

Bajo este escenario, Colombia contaría con 2 millones de hectáreas delimitadas. Faltarían los complejos de páramo Cerro Plateado, Sierra Nevada de Santa Marta, Pisba, Sierra Nevada del Cocuy, El Duende, Chiles-Cumbal, y La Cocha- Patascoy.

Decisión controversial

Fue en febrero del 2016 que la Corte Constitucional prohibió la minería en los páramos colombianos y, de paso, dio la orden de trazar una línea sobre estos ecosistemas para saber dónde comienzan, y así organizar el tipo de actividades económicas que se podrían hacer allí, con lo controversial que esta decisión puede sonar, teniendo en cuenta que más de 300.000 familias dependen de los cultivos en las zonas de alta montaña.

Por esa razón, el modelo de delimitación de paramos en Colombia, divide cada ecosistema entre varios tipos de áreas: las área conservadas (están en buen estado); las hectáreas que ya fueron transformadas y deben recuperarse, y las áreas donde son permitidos los procesos productivos.

Aunque el trabajo previo para la delimitación debe ser riguroso, este año la Corte Constitucional encendió el debate sobre el tema. Tumbó la delimitación de Santurbán al considerar que “el Minambiente no efectuó una convocatoria pública y abierta para entablar un diálogo con la comunidad”. En otras palabras: no tuvo en cuenta a la población que lo habita.

Dado el afán político ¿Podría ocurrir lo mismo con estos páramos?
Según le dijo a EL TIEMPO el Ministerio de Ambiente, la delimitación de estos siete lugares fue posible gracias a los procesos de "concertación con los grupos étnicos que se localizan en jurisdicción de los páramos como parte importante en el conocimiento del territorio, cosmovisión, cultura y sistemas tradicionales de producción que las comunidades indígenas y negras han ejercido tradicionalmente".

Las socializaciones, según la cartera, se hicieron con los resguardos indígenas Kogi-Malayo-Arhuaco,  Río Andagueda, Márgenes derecha e izquierda Río San Juan, Unido Uwa, Iroka, Alto Orito, Nasa Uh, Colón, Funes, entre otros. 

TATIANA PARDO IBARRA
tatpar@eltiempo.com
En Twitter: @Tatipardo2

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.