¿Será bueno que mi perra tenga perritos?

¿Será bueno que mi perra tenga perritos?

Aunque los expertos recomiendan la esterilización, hay quienes piensan en esta alternativa. 

Perros esteralizados

Los cachorros deben ser amamantados al menos durante su primer mes y medio de vida.

Foto:

123RF

23 de junio 2018 , 12:51 a.m.

En tiempos en los que miles de movimientos animalistas en el mundo trabajan para que más personas adopten mascotas y las esterilicen desde pequeñas, hay quienes todavía tienen perros –muchos, de raza– y quieren permitirles que se apareen.

Y aunque la discusión está abierta, preservar las razas –sobre todo las que por sus características prestan un servicio al hombre–, es importante. Perros policías, de rescate en desastres naturales, lazarillos o de compañía han convivido con el hombre durante siglos y cumplen un papel importante.

Por esas y otras razones –tal vez por curiosidad o por conocerle la ‘pinta’ a esa amada mascota– muchas personas deciden permitir que se apareen. Otros lo hacen con la idea de tener cachorritos en casa y, en algunas ocasiones, para venderlos después.

Pero es una tarea compleja que se debe planear con tiempo y siguiendo las recomendaciones de los expertos. Es fundamental saber que se trata de un acto de suma responsabilidad para no traer más perros a este mundo, que puedan sumarse a los miles en abandono que ya existen.

Todo a su tiempo

“Cuando se toma la decisión de aparear a los perros, debe ser desde el segundo o tercer celo en adelante, teniendo en cuenta que el primero se presenta entre el sexto y el octavo mes”, explica el veterinario Daniel Bohórquez.

Los expertos nunca recomiendan hacerlo en el primer celo porque la perrita no está perfectamente desarrollada y podría sufrir afectaciones en su salud. Lo ideal es después del año y medio. Por otro lado, el macho solo estará maduro a los dos años, aunque es un tema que depende de la raza. Ante la pregunta sobre las necesidades sexuales de los perros, Bohórquez las define como “netamente reproductivas y totalmente instintivas”.

El celo en las hembras se manifiesta cada seis meses a partir del primero y suele durar entre 12 y 21 días. “A diferencia de las mujeres, cuando la perra mancha es cuando está lista para ser fecundada. Los días más fértiles son entre el día 9 y el 14”, aclara Bohórquez.

Este periodo tiene tres etapas. La primera, desde el momento en el que aparecen las primeras gotas de sangre. En estos días, la perra puede mostrarse agresiva con el macho. La segunda va aproximadamente del décimo al decimoquinto día. Ese es el momento en el que se deben juntar, sobre todo entre los días doce y quince. Desde el decimosexto día hasta el último, la hembra ya recupera su comportamiento normal y el apareamiento es muy difícil. Por eso es recomendable apuntar en un calendario la fecha de inicio y fin del ciclo de la hembra para saber más o menos cómo será el siguiente; así, si está decidido a realizar el cruce, se podrá calcular el momento indicado.

La hembra debe estar en el territorio del macho por lo menos tres días. Si está en el propio, puede no dejarse montar. A veces, por la inexperiencia de los peludos, ni se miran. En este caso se puede acudir a la inseminación artificial, con la orientación del veterinario.

“La gestación dura un poco más de dos meses. Durante esta etapa es importante darle a la futura mamá comida de cachorros, que es alta en proteína y ayudara a la crianza adecuada de los bebés”, explica el veterinario Bohórquez.

No obstante, el experto es un convencido de que no se deben traer más perros a este mundo, donde hay miles en los refugios y necesitan ser adoptados.
“La recomendación sería no fomentar la reproducción sino más bien promover la esterilización”, concluye Bohórquez.

Todo listo

A la hora de recibir a los perritos es importante preparar el espacio para la crianza. Empezando por una cama cómoda, con buena temperatura y limpia, comida y agua a disposición. Según el veterinario Jorge Gallego, debe haber una total disposición de los dueños para ayudar a vigilar a la hembra para que pueda amamantar a todos los cachorros por igual. Es decir, para evaluar el instinto y la capacidad materna de la hembra.

“La decisión de con cuántos perros se queda cada uno de los dueños es un acuerdo entre propietarios y depende de muchas cosas: de la pureza y la genética tanto del macho como de la hembra. Y desde el momento del apareamiento se deben discutir la repartición”, explica Jorge Gallego, profesor de la Universidad de Antioquia.

La salud del animal

Según el portal misanimales.com, es común que no se revise el estado de salud del animal. “La consecuencia es que se transmiten ciertas enfermedades a los hijos o que el apareamiento no resulta efectivo. Otras de las razones que lleva al fracaso del encuentro es la infertilidad, un problema latente en los perros, dice el portal, que recomienda practicarles exámenes médicos.

El destete

Los cachorros se destetan, normalmente, a partir de las seis semanas de vida. Y se debe hacer paulatinamente. Y es recomendable que mamen como mínimo un mes y medio, según explica www.petdarling.com.

“Si la camada de la perra es muy numerosa, pueden ayudarla en la lactancia de los cachorros con biberones hechos con leche comprada especial para perros. Nunca usar leche de vaca porque les da diarrea”, añade el portal.

CECILIA MONTOYA​Twitter: @cecimon37

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.