Unicef pide 3.300 millones de dólares para sus acciones humanitarias

Unicef pide 3.300 millones de dólares para sus acciones humanitarias

Con las donaciones se beneficiarán 81 millones de personas.

fg

Unas de las principales inversiones de la organización será para contrarrestar la desnutrición.

Foto:

EFE

31 de enero 2017 , 11:39 a.m.

El Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) pidió hoy a la comunidad de donantes 3.300 millones de dólares para financiar sus acciones humanitarias en el mundo en 2017, de las que se beneficiarán 81 millones de personas, incluidos 48 millones de menores.

No obstante, los niños que aprovecharán la ayuda de Unicef representan sólo una fracción de los 535 millones de menores de edad que viven en países afectados por situaciones de emergencia, uno de cada cuatro niños hoy en día en el mundo.

"Los desafíos tienden a incrementarse, por eso lo que solicitamos también crece, aunque solo atendemos a una minoría de los que realmente necesitan ayuda", aseveró en rueda de prensa Manuel Fontaine, director del programa de Emergencias de Unicef.

El dinero recaudado se usará para ofrecer acceso a la educación (27 %), el agua potable y el saneamiento (21 %), la nutrición (16%), la salud (11 %) y la protección (11 %), entre otras áreas, para menores de edad en 48 países del mundo.

Concretamente, Unicef pretende proveer de agua potable a 19,3 millones de personas, mientras que 9,2 millones de niños podrán acceder a algún tipo de educación formal. Además, 8,3 millones serán inmunizados contra el sarampión, más de tres millones serán tratados contra la malnutrición aguda y 2,4 millones obtendrán apoyo psicosocial. Asimismo, Unicef hará transferencias en efectivo a 1,8 millones de personas.  

Este llamamiento se centra especialmente en luchar contra la malnutrición infantil, "la amenaza silenciosa" como la llama la institución, que estima que en 2017 habrá 7,5 millones de niños severamente malnutridos.

"La malnutrición severa aguda puede llevar a la muerte o a consecuencias nefastas para el desarrollo del niño, con lo que el impacto es enorme. Y la malnutrición severa aguda no sólo es causada por la falta de alimentos sino también por la falta de acceso a la salud, al agua y saneamiento", explicó Fontaine. "Ayudar a los niños que padecen malnutrición severa aguda es darle una segunda oportunidad en la vida", sentenció.

La mayor petición para un país es para costear las consecuencias del conflicto en Siria, a punto de entrar en su sexto año de guerra: 1.400 millones de dólares. De estos, 1.042 millones se destinarán a los planes de asistencia a los refugiados sirios en los países vecinos, mientras que los restantes 355 millones se emplearán para los sirios que han permanecido en su país.

"Mientras hablamos, hay 400.000 niños que viven en áreas bajo sitio, y podéis imaginar la horrible situación en la que se encuentran. Pedimos una vez más acceso sin trabas a los lugares cercados". Actualmente, más de 2,2 millones de niños refugiados sirios -de un total de 4,8 millones- viven en los países vecinos, especificó el responsable."Más allá de lo generosos que han sido los países que los acogen, hay mucha preocupación sobre el aumento de niños que se ven forzados a trabajar o que están en riesgo de caer en actividades peligrosas".

"En Jordania la mitad de las familias refugiadas sirias tienen un niño que trabaja; tres cuartos de los niños de la calle de Líbano son refugiados sirios; y los niveles de matrimonios infantil crecen sin parar y es una gran preocupación", denunció Fontaine.

El siguiente país que más fondos recibirá será Yemen, donde se pretenden invertir 237 millones, dado que se estima que 3,3 millones de niños y mujeres embarazadas o lactantes sufren de desnutrición aguda, y 462.000 niños menores padecen desnutrición aguda grave.

"Los niños están muriendo de malnutrición, eso está claro. De hecho, estimamos que en 2016 al menos 10.000 niños fallecieron de enfermedades evitables relacionadas con la falta de alimentos y atención", denunció Meritxell Relano, representante de Unicef en ese país. Las cifras verificadas son las que han registrado los centros de salud del país, pero la mitad de estas instalaciones están destruidas o no funcionan, por lo que Unicef teme que los datos sean mucho más devastadores.

Tras Yemen siguen en la lista Sudán del Sur (181 millones), Irak (161), Nigeria (146), República Democrática del Congo (119), Etiopía (110,5) y Sudán (110). Además de los destinados a emergencias nacionales, también se emplearán fondos para crisis regionales, como la de refugiados y migrantes en Europa (43 millones de dólares).

En 2016, unos 350.000 refugiados e inmigrantes llegaron a Europa, y cerca de la mitad de los que lo hicieron por mar y recalaron en Grecia o Italia, eran menores de edad. Así como la de los refugiados burundeses en Ruanda y Tanzania (9,5 millones) y las consecuencias del paso de los fenómenos de El Niño y La Niña en África del Sur (103 millones), que han dejado la peor sequía en 35 años.

Además, el llamamiento incluye una partida de 31 millones para la movilización social para prevenir la infección por zika en América Latina y el Caribe, del que se beneficiarán 200 millones de personas. El zika ha afectado a 75 países en tres continentes (América Latina, África, Asia) y sigue expandiéndose allí donde el vector (el mosquito que lo transmite) está presente.

EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA