La coma antes o después de la ye / En defensa del idioma

La coma antes o después de la ye / En defensa del idioma

Muchas personas suponen que es un error, y otras más admiten que desconocen el motivo.

Diccionario

El diccionario ha incluido palabras que, por costumbre, se añadieron al lenguaje.

Foto:

123rf.com

08 de junio 2017 , 05:52 p.m.

Sorprende, y a veces confunde, hallar una coma muy cerca de la ye. En ocasiones, este signo aparece antes de esta letra, y un incontable número de lectores ha notado en infinidad de oportunidades que figura después. Muchas personas suponen que es un error, y otras más admiten que desconocen el motivo por el cual se marca este signo junto a esta letra, que sola funciona como una conjunción; es decir: une dos ideas o dos palabras.

“Sofía practica el baloncesto y Juan Esteban se dedica al fisicoculturismo”, para el caso de la unión de dos oraciones. También esa conjunción enlaza palabras: “Me trajo chocolates y tulipanes”. En esos dos casos, hay enumeraciones de ideas y de palabras, respectivamente.

Por supuesto, los elementos enumerados pueden aumentar: “Sofía practica el baloncesto, Juan Esteban se dedica al fisicoculturismo, Natalia juega tenis y Laura se concentra en el ajedrez”, para el caso de la sucesión de oraciones (ideas). También pueden añadirse más palabras: “Me trajo chocolates, tulipanes, helados, perfumes, libros y canciones”.

Con base en estos ejemplos, tenemos una primera norma: nunca se marcan comas antes ni después de la “y” en una enumeración de palabras o de oraciones. Y este uso de la coma es quizás el más sencillo para la mayoría de escribientes.

Sin embargo, ya los lectores avezados habrán advertido que se marcaron en el primer párrafo algunas comas junto a esta letra, pero también percibieron que esas marcaciones no corresponden a una enumeración de elementos en una serie, sino que hacen parte de otros casos. Y esos son los que trataremos a continuación.

Partamos de un ejemplo que permitirá, por sí solo, dar las pistas para que los lectores descubran con facilidad dónde va la coma (que, claro, he omitido a propósito): “En el mar encontramos delfines, tiburones, medusas y cachalotes y jirafas, elefantes y cebras deambulan por las llanuras africanas”. Hasta aquí, hay dos grupos de animales, unos marinos y otros mamíferos terrestres. Estos conforman una oración que, por supuesto, está estructurada así para precisar ese caso particular de la coma, que debe marcarse después de la palabra “cachalotes”.

No obstante, siempre resultará más clara la idea si para cada ambiente (llanura y mar) se redacta una oración aparte: “En el mar encontramos delfines, tiburones, medusas y cachalotes. Por su parte, en la llanuras africanas deambulan jirafas, elefantes y cebras”.

Otro caso parecido: “En el acto de premiación, las damas más aplaudidas fueron Mariana, Marcela, Mariela, Marcia y Marta y Jaime, Pedro, Salomón, Rodrigo y Edmundo hicieron parte del grupo de caballeros distinguidos”. La coma, es claro, se marca después de la palabra “Marta”. También aquí es mejor armar por aparte dos oraciones, ojalá separadas por punto.

La coma y el dato aclaratorio

Un dato aclaratorio (o inciso explicativo) insertado en una oración se enmarca entre comas. Tomemos una oración: “Los pollos de mi cazuela sirven para comer”. En esta idea completa ahora insertemos un dato aclaratorio. “Los pollos de mi cazuela, según dijo la abuela, sirven para comer”. ¿Y qué pasa con la coma junto a la “y”? Aquí va el ejemplo: “Los pollos de mi cazuela, y la abuela lo sabe muy bien, sirven para comer”. Solo es un dato que empieza por “y”, pero el motivo para marcar la coma no es esta letra.

A veces, se inserta un dato aclaratorio en medio de una enumeración: “Las telenovelas se titulan ´Calandria´, ´Alondra´, ´Paloma´ y, como recordó alguien, ´Perdiz´”. El dato aclaratorio es “como recordó alguien”, y por este se marca la coma, no por la presencia de la “y”.

Un ejemplo más: “El estudiante se entretuvo con su cadena digital: mirando fotos, enviando mensajes, dando likes, leyendo ficciones y grabando audios, y el distinguido profesor de matemáticas y cálculo en la universidad esperaba aún el ejercicio de clase”. Si no se marcara la coma después de la palabra “audios”, se corre el riesgo de entender que el estudiante se entretuvo también con “el distinguido profesor de matemáticas y cálculo de la universidad…”, que es una idea aparte.

Confío en que se lea, y se repase, y se entienda, y se comprenda, y se aplique, y se comparta esta explicación del uso de la coma junto a la “y”, y eso es todo por hoy.

Con vuestro permiso.

JAIRO VALDERRAMA V.
PROFESOR FACULTAD DE COMUNICACIÓN
UNIVERSIDAD DE LA SABANA

Otras columnas de En Defensa del Idioma
Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA