Sebastián, uno de los 146 mejores jóvenes bachilleres

Sebastián, uno de los 146 mejores jóvenes bachilleres

Tiene 17 años y nació en Facatativá. Recibió la beca Andrés Bello.

fg

Crisanto Hernández y su hijo Sebastián con la condecoración como uno de los mejores Saber 11 en la categoría rural/urbana.

Foto:

Muñoz / MEN

04 de diciembre 2016 , 01:44 a.m.

Con su tímida sonrisa recibió el diploma y la medalla que lo reconocen como uno de los bachilleres con mejor puntaje en las pruebas Saber 11 en la categoría rural y urbana, y agradeció las felicitaciones.

Sebastián Hernández tiene 17 años, nació en Facatativá y vive en la vereda El Moro, en La Vega, Cundinamarca.

Desde que sus papás se separaron, su madre se fue con sus tres hermanos y él decidió quedarse con su papá para acompañarlo y poder terminar sus estudios en el colegio Ricardo Hinestroza, donde cursa desde sexto grado.

(También: Una exaltación para los que han aportado a la educación en 2016)

Aunque reconoce que no es muy juicioso con sus tareas, sí es uno de los estudiantes más destacados de la institución, participa mucho en el aula, disfruta de sus clases de filosofía y física y en los tres simulacros que hicieron en el colegio previo a las Saber 11 ocupó los primeros puestos.

“Para las pruebas Icfes me preparé leyendo mucho e interactuando con los profesores, me gusta debatir con ellos porque así aprendo más”, contó Sebastián.

El pasado martes 29 de noviembre llegó a Bogotá en compañía de su papá, Crisanto Hernández, para asistir a ‘La noche de los mejores’, el evento en el que fueron exaltados los 146 mejores bachilleres y recibieron el reconocimiento Andrés Bello, que les otorgó una beca para estudiar en universidades públicas del país y un subsidio de sostenimiento.

Pero, además de esta beca, Sebastián, con los 389 puntos que obtuvo en la prueba de Estado, es uno de los aspirantes al programa Ser Pilo Paga para esta edición, de manera que no tiene excusa para ingresar a la educación superior y estudiar lo que lo apasiona: la mecatrónica.

“A mí me parece espectacular todo esto, porque uno como padre lo que más anhela es que los hijos triunfen. Yo no tengo cómo pagarle una universidad a él, y me alegra que ya tenga su carrera asegurada”, dijo el padre del menor.

Además de estudiar, Sebastián disfruta mucho de tocar guitarra, dibujar y pasar tiempo a solas. Y uno de sus sueños más grandes es estudiar mecatrónica, obtener su título profesional y enfatizar en la parte de maquinaria, cultivo y recolección, y aportar todo lo que aprenda al campo.

EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA