Directora del ICBF, ¿usted está lista para adoptar un niño?

Directora del ICBF, ¿usted está lista para adoptar un niño?

Karen Abudinen está al frente de un plan para verificar la atención a los niños adoptables.

Karen Abudinen, directora del ICBF

Karen Cecilia Abudinen Abuchaibe, directora del ICBF, durante la entrevista.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

26 de marzo 2018 , 12:10 a.m.

Karen Cecilia Abudinen Abuchaibe, directora del ICBF, está al frente de un plan de choque con el que busca ir a cada uno de los 5.600 hogares sustitutos y verificar la atención a los niños adoptables. Su mensaje de Semana Santa: ‘Adoptar un niño es un acto de amor’.

Arranca la Semana Santa, tiempo necesariamente de reflexión. Vamos a los niños. ¿Qué está pasando con el programa de las madres sustitutas?

Venimos trabajando muy de la mano. En Colombia ya existen 5.600.

¿Los casos de violación que se han denunciado recientemente en algunos de esos hogares, indica que hay una crisis en ese sistema de madres sustitutas?

No. Para nada. Aunque hay que aceptar que cada día 32 niños, niñas y adolescentes son víctimas de abuso sexual en Colombia. Es un panorama muy doloroso y preocupante, porque ha venido aumentando. El año pasado registramos 11.375 casos, que superaron los 10.185 del 2016 y los 8.091 del 2015.

En los dos primeros meses del 2018 ya llevamos 1.400. Ahora, el aumento también puede comprenderse en la medida en que hay una mayor confianza ante el ICBF para denunciar a través de la línea 141. La justicia debe ser implacable y los beneficios como reducción de pena por trabajo o estudio no deberían existir para los violadores. Esta sociedad está enferma y no podemos seguir atendiendo esta problemática de los niños de la misma manera. Es necesario un abordaje desde lo psiquiátrico, psicológico, educativo y además penal.

Cada día 32 niños, niñas y adolescentes son víctimas de abuso sexual en Colombia. Es un panorama muy doloroso y preocupante, porque ha venido aumentando

¿Cuántos niños están en ese programa?

Aproximadamente 13.000 niños, niñas y adolescentes de todo el país. Luego de visitar muchos de nuestros hogares sustitutos y de revisar la situación de todos los internados que operan en el país y de ver las dolorosas cifras de abuso sexual, el ICBF creará un comité de expertos que nos ayuden a revisar las medidas más efectivas para prevenir la posible ocurrencia de maltrato y abuso sexual.

¿Podemos decir que a pesar de esos terribles lunares, el programa de hogares sustitutos funciona?

Definitivamente. De hecho, por el caso de Soacha hicimos un plan de choque y estamos visitando hogar por hogar. Yo directamente me tomé el trabajo de ir a cinco ciudades del país, incluyendo Cali, Medellín y Bogotá, y sigo visitando. Hemos podido constatar que las madres sustitutas son unas mujeres comprometidas, que por más de 40 años se han dedicado a la labor del cuidado y la protección de los niños que no tienen familia. Me he encontrado con madres sustitutas a cargo de 9 niños con discapacidad, y usted viera, esos niños que tienen más de 5, 6, 7 años con ellas, cómo las quieren, cómo las respetan.

¿Y qué busca con este plan de choque?

Verificar que el 100 por ciento de los hogares sustitutos estén haciendo la labor como la deben hacer. Lo que se venía haciendo era revisar que administrativamente por ejemplo la casa tuviera el metraje, pero no estábamos revisando si efectivamente ese niño estaba siendo bien atendido, si su cuidado estaba bien, si no lo maltrataban, si no lo abusaban, si de verdad estaba yendo al colegio…

Lo que se venía haciendo era revisar que administrativamente por ejemplo la casa tuviera el metraje, pero no estábamos revisando si efectivamente ese niño estaba siendo bien atendido

¿Cómo hace usted para medir lo que pasa puertas para adentro de esos hogares?

Tenemos unos instrumentos que miden el cuidado del niño. Por ejemplo toda la parte administrativa, si le están entregando las raciones alimenticias correspondientes, pero también hay instrumentos que miden cómo está siendo cuidado ese niño. Adicionalmente a eso tenemos un defensor de familia que se encarga de hacer acompañamiento. Para muchas de esas mujeres, que incluso ya graduaron y casaron a sus propios hijos, ser madre sustituta se convirtió en su proyecto de vida.

¿Qué estatus tiene una madre sustituta?

A las madres sustitutas se les paga por niño atendido 630.000 pesos, que implica todo lo que acarrea el niño dentro del hogar: la alimentación y algunas cosas extras, y luego a ellas se les da 260.000 pesos mensuales por cuidar cada niño.

¿Y cómo puede saber que ese dinero esté debidamente invertido?

El plan de choque que estamos adelantando en el ICBF consiste en visitar cada uno de los 5.600 hogares sustitutos para verificar la situación.

¿Qué pasa en adelante con un niño de uno de esos hogares sustitutos que llega a la mayoría de edad sin adopción?

Cuando llega a la mayoría de edad pero nunca consiguió una familia, nosotros tenemos el Proyecto Sueño. Ahí ya hay 1.200 jóvenes matriculados. A 700 de ellos les estamos pagando ya sea carreras técnicas, tecnológicas o universitarias…

Y adicionalmente abrimos nuestro proyecto que se llama Casas Universitarias, un programa nuevo inaugurado por la Fundación Nuevo Futuro, presidida por Fanny de Sarmiento.

Allí van los muchachos mayores de 18 años, que muchas veces convivían con niños de 7, 8, 9, o 10 años. Hemos introducido esta modalidad para darles un estatus universitario. La primera casa queda en frente del hospital Santa Fe. Los muchachos salen de ahí con sus morrales, van a las universidades, estudian; algunos ya están buscando también trabajar, y se han dado cuenta de que los sueños sí los van a poder lograr. Ahí tenemos ya a 14 jóvenes. La meta a corto plazo son 10 casas universitarias en todo el país.

Los muchachos salen de ahí con sus morrales, van a las universidades, estudian; algunos ya están buscando también trabajar, y se han dado cuenta de que los sueños sí los van a poder lograr

¿Y quién les paga la universidad?

A 703 jóvenes, el ICBF. Ellos eligen en el rango de que tenga un costo máximo de $ 6 millones.

¿Cómo han logrado alejar la politiquería del Instituto? Por eso se fue su antecesora, Cristina Plazas.

Lo primero que hay que decir es que yo soy una mujer de resultados. Me meto hasta en el agujero de una aguja con el fin de poder lograr transformaciones. No le podemos meter politiquería al Instituto.

Pero la anterior directora se fue dejando una voz de alarma…

Para mí lo importante fue que todas las políticas que se estaban llevando a cabo en el ICBF tuvieran un gran cierre. De hecho, le quiero decir que la ejecución presupuestal del 99,8 por ciento que tuvo el ICBF el año pasado es la mejor que ha tenido en los últimos 10 años. Vamos a dejar unos estándares en los temas de supervisión de la entidad con la ayuda de la Universidad Nacional y el BID. Hemos tenido unos avances muy importantes al momento de contratar, pero tenemos que seguir avanzando en el tema del control de los recursos.

Las madres comunitarias atienden 24/7. Es una exigencia de cariño y atención muy grande. ¿De verdad ustedes sí tienen los instrumentos para saber si se está cumpliendo con algo tan complejo, difícil, y que exige tanta dedicación y entrega?

Para que una madre pueda ser sustituta, tenemos unos controles. Debe ser mayor de 25 años, y revisamos todos sus antecedentes judiciales. Hacemos acompañamiento por 4 meses a esa familia, y entrevistas a todos sus miembros. Hasta terminar con un diagnóstico psicosocial de la familia.

Una vez pasado ese filtro, y que ya el niño vive ahí, vamos con unos instrumentos, por ejemplo una entrevista para el niño y una entrevista para la familia. La del niño consiste en mirar en qué condiciones está. Si va al colegio, cuántas comidas recibe al día. Tratamos de llegar a diferentes horas para ver si el almuerzo al que se comprometió la madre sustituta se lo están dando, que se esté cumpliendo con el acompañamiento de las tareas con amor y cariño.

Vamos al colegio a verificar que efectivamente esté matriculado el niño, que esté en el sistema de salud y que los tratamientos que requiera los esté recibiendo, sobre todo los que están en discapacidad. O sea, prácticamente nos hacemos cargo al 100 por ciento de esos niños.

Son 13.000 hogares sustitutos en los que todo eso se tiene que verificar y garantizar…

He quedado muy conmovida con los resultados de este plan de choque. Estas mujeres se la guerrean duro. Con 600.000 pesos mensuales que reciben para el cuidado de un niño, independientemente de lo que ellas se ganan, hacen todo lo que hacen: los llevan al médico, les compran sus recetas médicas, los buscan en el colegio, los acompañan a hacer las tareas, los llevan al parque, a comprar ropa, al cine. Le repito: en los hogares sustitutos se trabaja 24/7.

Va en la mitad de su plan de choque. ¿Sus conclusiones son buenas?

Mi conclusión de verdad es que estas mujeres son unas heroínas. He quedado impresionada de la conexión que hay de los niños con ellas. Imagínese lo que es el cariño de una familia para un niño abandonado. Es mucho más importante que vivir en un internado. Los internados son también otra de las soluciones que tiene el ICBF, pero al final del día el internado tiene psicólogos, trabajadores sociales, coordinadores, pero no tiene familia. He salido con el corazón partido de muchas de mis visitas a esos hogares sustitutos.

Los internados son también otra de las soluciones que tiene el ICBF, pero al final del día el internado tiene psicólogos, trabajadores sociales, coordinadores, pero no tiene familia

¿Qué está pasando con el tema de las adopciones en Colombia? Porque de esos hogares sustitutos la vocación es que salgan los niños adoptados con familias definitivas.

Hay una nueva ley, que firmó el presidente de la República, donde los niños que están en restablecimiento del derecho van a poder ser declarados en adoptabilidad con mucha más rapidez. Anteriormente podían estar toda la vida en el ICBF. Hoy en 18 meses se le va a poder resolver su situación jurídica. Por eso la invitación a las familias, a las personas, es abrir sus corazones.

En Colombia el año pasado, 2017, entregamos 1.263 niños en adopción, cien más que en 2016. Pero comparado con 2015, el esfuerzo ha sido importante, porque solo logramos entregar en adopción 1.080 niños. Eso quiere decir que hemos aumentado un 30 por ciento.

Y esa norma que decía que primero había que hacer hasta el último esfuerzo para buscar el pariente hasta de cuarto grado de consanguinidad, ¿todavía existe?

Pero ya está fijado un tiempo máximo. 18 meses para resolverle la situación jurídica al niño, cuando antes muchas veces nos demorábamos 18 años… En ese plazo se regresa al niño a su entorno familiar, ya sea mamá, papá, tío, primo, abuelo, o se declara en adoptabilidad. Eso va a permitir que muchos niños que están en nuestros hogares sustitutos puedan tener una familia para toda la vida.

Nosotros queremos que nuestros niños tengan el derecho fundamental, como lo dice la Constitución, a tener una familia. Por eso yo quiero invitar de verdad a toda la ciudadanía, a las familias colombianas, a adoptar niños, y que sean de difícil adoptabilidad. No solo pensar en adoptar niños de 2 o 3 meses. Adoptemos niños mayores de 5 años, de 7, de 10. Abramos nuestros corazones y permitamos que esos niños tengan una familia.

Abramos nuestros corazones y permitamos que esos niños tengan una familia

Una pregunta personal ¿Tiene hijos?

No. Pero tengo muchos…

Claro, todos los del Instituto. ¿Pero alguna vez ha considerado la posibilidad de adoptar?

La consideración de adoptar está completamente en mi vida.

Llegará su momento…

Llegará su momento, porque darle la oportunidad a un niño, con las mismas oportunidades que yo tuve, es un acto de amor.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.