'Profesor lejos de las redes hace el ridículo': Jacqueline Bustamante

'Profesor lejos de las redes hace el ridículo': Jacqueline Bustamante

La maestra que les pidió memes de 'Cien años de soledad' a sus alumnas habla sobre sus teorías.

fg

Jacqueline Bustamante, profesora de Lenguaje en un colegio en Chile.

Foto:

Archivo particular

21 de agosto 2016 , 12:30 a.m.

Cuando Jacqueline Bustamante, de 53 años, llegó como profesora de Lenguaje al Carmela Carvajal, se encontró con un colegio distinto al que conoció como estudiante, a finales de los 70. “No era el plantel estricto que conocí. El patio estaba lleno de niñas con pelos verdes y rojos, algunas con pantalones. Muchas, tomadas de la mano. Era una nueva realidad y había que conocerla. Al principio lo encontraba extraño, pero me adaptaba y lo respetaba”, dice.

Lo que más le gustó fue que allí se podía innovar. Y fue por ese afán de hacer cosas distintas que hace unos meses se hizo famosa, en Chile y en buena parte del mundo, sin proponérselo.

En abril se le ocurrió una idea distinta para evaluar la lectura de ‘Cien años de soledad’: les pidió a sus alumnas de cuarto (de bachillerato) que capturaran un momento de la historia y lo dibujaran en forma de meme en una cartulina.

Sus alumnas la miraron extrañadas. Pero al rato se dieron cuenta de que era un encargo fácil. Sobraban ideas. Se reían mientras los inventaban. Las que no habían terminado el libro lo hicieron solo para entender los mensajes irónicos que sus compañeras tanto celebraban.

‘Trending topics’

Pero Bustamante nunca se imaginó lo que vino. Los memes que pegó en el patio del colegio se difundieron por internet. Y una tarde de junio se reprodujeron tan rápido que ella miraba incrédula su celular.

Al otro día le empezaron a llegar a su perfil de Facebook mensajes directos. Eran de periodistas de Argentina, Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia y México. La maestra chilena era cuarta en los ‘trending topics’ del planeta.

Todo comenzó en el 2008, cuando, al despedirse de ella, un alumno del preuniversitario le dijo que lo agregara a Facebook. Ese mismo día, Bustamante armó un perfil y empezó a comprender las reglas del mundo digital. Se encontró con amigos de infancia y parientes que no veía hace tiempo. También se dio cuenta de que sus alumnos se reunían en ese lugar.

Entonces se propuso enseñar desde ahí. Al principio, sus contactos le aconsejaban cambiar el propósito: Facebook no era para trabajar. Pero ella siguió subiendo apuntes de sus clases, sugerencias de libros, consejos ortográficos y citas de grandes autores. Vio en esta herramienta una oportunidad para educar y conocer a quienes enseñaba.

Hoy tiene 2.000 contactos, la mayoría exalumnos. Calcula que por su vida pasan 500 alumnos cada año.

Hay cosas del mundo adolescente que no dejan de confrontarla: la exacerbación de las selfis, la aproximación al porno, el desahogo sentimental, la hipersexualidad, el destape homosexual… Pero ella sigue ahí. “¿Cómo voy a entender su lenguaje si estoy alejada de su mundo? Aunque esté o no de acuerdo, así los voy conociendo: qué hacen, qué ven, qué oyen en sus ratos libres. Un profesor alejado de esto hace el ridículo. ¿Cuán alejado de la realidad está uno si no sabe qué es un meme?”, cuestiona.

Aclara que no ha dejado de hacer exámenes escritos. Pero durante tres décadas también ha evaluado la comprensión de lectura con actuaciones y juegos de mesa, ha creado museos de cera ‘humanos’ y ha pedido canciones, fotonovelas, cómics y dibujos. “Mis alumnos me maravillan. Hacen más de lo que les pido. Más que repetir, interpretan”, comenta. Su modo de ver la educación es el de un aprendizaje para la vida: “Uno enseña las épocas literarias no para que se las aprendan para la prueba, sino para cuando salgan al mundo. Me interesa que cuando vayan a Europa y se enfrenten a una obra barroca y a una renacentista puedan diferenciarlas e interpretarlas”. El primer año que ejerció en el Carmela Carvajal tenía pocas alumnas y ganaba poco. Pero sus condiciones han mejorado. Bustamante reconoce que innovar le ha implicado sacrificar tiempo con sus hijos: Pablo, de 18; Paula, de 16, y Agustín, de 9. En casi 30 años de profesión, ha trabajado 12 horas diarias.

Innovar también le ha acarreado el rechazo de algunos colegas. “Piensan que su materia es más importante –cuenta–. Pero yo creo que en estos tiempos no se puede tener a los niños sentados escuchando a un profesor. Cuando están quietos se evaden. Hoy aprenden con actividades cercanas a ellos”. Con los memes, por ejemplo.

Además de espaldarazos de la directora del colegio y del encargado del área de educación de la municipalidad, ha recibido mensajes de profesores y admiradores de todo el mundo. Le han escrito hasta de Azerbaiyán. ¿Qué viene ahora?: “Sueño con un carnaval de ‘Cien años de soledad’. Que las niñas se vistan de gitanas, que haya un Melquiades, que esté la familia Buendía”.

Sus padres la incentivaron a leer y escuchar música

Los personajes acompañaron a Bustamante desde chica. Fue hija de padres adolescentes, que tenían 15 años cuando nació. Creció en la casa de su abuela materna, y como ella subarrendaba piezas compartía residencia con (indígenas) mapuches, gente del barrio alto que había caído en desgracia y un europeo vendedor de joyas, entre otros.

Su padre, un ingeniero, y su madre, ama de casa, siempre la incentivaron a leer y a escuchar música. De adolescente, sabía que quería ser profesional, pero no tenía claro en qué. Su padre le dijo que ingeniería y ella lo intentó dos veces. Al tercer intento, descubrió que quería enseñar. Su papá le advirtió: era un trabajo sacrificado y mal pagado. Sus tres hermanos mayores habían seguido carreras tradicionales.

MURIEL ALARCÓN LUCO
EL MERCURIO (Chile) - GDA
Santiago.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA