Las palabras terminadas en -sión, -ción -xión / En defensa del idioma

Las palabras terminadas en -sión, -ción -xión / En defensa del idioma

Como ejemplos, 'intención' e 'intensión', dos palabras con distinto significado.

fg

Es preferible aplicar siempre la coherencia, sobre todo cuando quiere trasladarse este tipo de información a un texto escrito.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

19 de enero 2017 , 11:17 p.m.

La herencia de la lengua española en América (también en algunas regiones de España) ha llevado a que el sonido representado por las letras ce (con “i” y “e”) o ese nos resulte igual. Sin embargo, la escritura, por supuesto, es distinta.

Dentro de estas situaciones se cuenta el uso de las palabras terminadas en -ción, -sión o -xión. Por ejemplo, cuándo es necesario escribir las palabras “intención” o “intensión” (las dos admitidas formalmente); ¿cuál de estas lleva ce o ese? Para otros casos, la vacilación aparece si la palabra va con equis.

Los vocablos que caben en este paquete son innumerables: recesión, cesación, tensión, simulación, flexión, inducción, pretensión, transmisión, concisión, deducción, clasificación, citación, expresión, planeación, tributación, comunicación, salvación, perturbación, votación, presión, etc.

Para determinar la grafía de cada uno, veamos los motivos y, sobre todo, la cercanía de la escritura con otras palabras.

Palabra con –ción

Tomemos como modelo la palabra 'comunicación', de reiterado uso y de fácil reconocimiento. Es muy probable que los escribientes noten que al transcribirla en un computador o en cualquier dispositivo electrónico, no por desconocimiento de la ortografía, sino por equivocaciones al digitar una letra (o varias), el mismo programa incorporado altera (dizque para corregir) el supuesto vocablo.

Pero, quizás la intención (con ce) de alguna persona consista en escribirla a propósito con error, para señalar por ejemplo algún hecho particular o para indicar el efecto visual de inquietud si alguien la observa mal escrita.

Al punto: ¿por qué 'comunicación' se escribe con ce, y no ese? Si no hay opción distinta sino escribir en un papel, basta con evocar palabras parecidas que terminan en -do, -dor, -to, -tor. Si existen 'comunicado' y 'comunicador' (terminadas en -do y -tor), entonces “comunicación” va con ce.

La misma fórmula se aplica a otras palabras. Inducción (de 'inductor' o 'inducido'), alteración (de 'alterado' o 'alterador'), acción (de 'acto' o 'actor'), tracción (de “tracto” o “tractor”), etc.

Palabras con –sión

Ahora, tomemos otros ejemplos: las palabras transmisión, supresión, concisión, expresión, prisión, represión, depresión, opresión, sucesión y cesión. Como ya se notó, están escritas con ese al final. Y para hallar los vocablos que comparten sus raíces, se acude a las terminaciones -so, -sor, -sivo, -sible.

Por tanto, esas palabras llevan la letra ese porque hay otras semejantes y con esas terminaciones. Transmisión se asocia con “transmisor” o “transmisible”; supresión, con “supresor”; concisión, con “conciso”; expresión, con “expresivo” o “expreso”; prisión, con “preso”; represión, con “represivo” o “represor”; depresión, con “depresivo”; opresión, con “opresivo” u “opresor”; sucesión, con “sucesor” o “sucesivo”; cesión, con “cesible”.

Palabras con —xión

De este grupo de terminaciones, se cuentan también las palabras terminadas en -xo, -jo, -xión y -xible. En el español antiguo (y hoy también), la equis sonaba como jota: Xavier, Texas, México, Ximena, por citar solo unos casos. Así, algunas de estas son crucifixión, reflexión, flexión, etc. Frente a estas, ciertas palabras asociadas son las siguientes: crucifixión (con “crucifijo”), reflexión (con “reflejo”), flexión (con “flexo”, “flexible”).

A manera de curiosidad y precisión, examinemos otras dos, según la Real Academia Española, una terminada en ese y la otra, en ce:

Intensión: (Del lat. intensio, -ōnis). 1. f. Fil. Comprensión
(‖conjunto de propiedades). 2. f. Ling. Conjunto de rasgos semánticos de una unidad léxica, por oposición a extensión. 3. f. p. us. Intensidad.

Intención: (Del lat. intentĭo, -ōnis): 1. f. Determinación de la voluntad en orden a un fin. 2. f. Designio de aplicar una oración, una misa u otro acto del culto en favor de una persona determinada o de la consecución de un bien espiritual o temporal. 3. f. Instinto dañino que descubren algunos animales, a diferencia de lo que se observa generalmente en

los de su especie. Caballo, toro de intención.
Redondeando: Intención significa “propósito”; intensión, “fuerza”.

Con vuestro permiso.

JAIRO VALDERRAMA
PROFESOR FACULTAD DE COMUNICACIÓN
UNIVERSIDAD DE LA SABANA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA