Se repite el 'tema' / Opinión
análisis unisabana
Logo de la Universidad de La Sabana

Se repite el 'tema'  / Opinión

Un profesional de la comunicación debe tratar las palabras como Messi trata el balón.

Se repite el “tema”

Debido a la creciente cobertura de esta epidemia, es necesario mencionar algunos casos publicados por medios reconocidos.

Foto:

123rf

11 de agosto 2017 , 01:28 a.m.

El pasado puente festivo anunciaban en la radio: “Por el tema de las festividades en ese municipio, será cerrada la vía que lo comunica con Bogotá”.

Imagino que los pobladores de ese municipio optaron por dejar de lado el tema de las festividades; es decir, dejaron de hablar de estas para que la vía que comunica con Bogotá fuera reabierta. Y claro: la vía se cerró porque se pusieron a tratar ese tema….el de las festividades. Al menos, eso se dijo en la radio.

El ultratrilladísimo uso de la palabra “tema” ya se ha planteado varias veces en este espacio; pero, debido a la creciente cobertura de esta epidemia, es necesario traer a cuento algunos de los millones de casos publicados, sobre todo, por los medios reconocidos como noticiosos.

Quizás, la premura por sacar a la luz pública tantos datos impide que algún informador acuda a la palabra precisa, y pronuncia o escribe el comodín de estos tiempos: “tema”, muy práctico cuando el arsenal del léxico es reducido.

Las emisiones radiales de la mañana, en las principales cadenas noticiosas del país, están invadidas del infinito “tema”. Entrevistadores y entrevistados se pasan sin ningún cuidado la pelota de la “temitis”, y entre ellos mismos se renuevan ese contagio mutuo, sin que se vislumbre la presencia de una vacuna.

Da la impresión de que el discurso, cualquiera que sea, se construyera a partir de esta muletilla, y casi ninguno advierte que ante los oyentes esas emisiones parecen nadar en torno a un remolino: aparte de ser un círculo vicioso es uno muy fastidioso.

Otro locutor más afirmaba (ayer) que “por el tema del presupuesto al deporte habrá menos participaciones de nuestros atletas en el exterior”. Entonces, la solución es fácil si queremos que nuestros deportistas nacionales continúen con su racha triunfadora en el exterior: ¡No hablemos del presupuesto al deporte! (porque fue por ese “tema” que van a disminuir sus participaciones). En lugar de decir: “Debido a la disminución del presupuesto al deporte…”

En un diario peruano, hace unos meses se escribió que “hay discrepancias en el tema de la lesión de James. En España hablan de seis semanas”. Cuando leemos esas líneas, es fácil adivinar las discrepancias sobre ese tema, porque todas las personas opinamos de manera distinta. Obvio.

Sin embargo, es raro que cambien de tema tan pronto, porque hablan de la lesión de James y, luego, saltan a hablar de seis semanas. Es extraño un tema tan curioso: seis semanas. Una salida fácil, entre muchas, es esta: “Hay discrepancias en los pronósticos de la lesión de James. En España calculan que la recuperación del deportista tomaría unas seis semanas”.

El siguiente referente procede de un diario muy conocido en nuestro país: “El tema de la seguridad preocupa cotidianamente a los colombianos”. Esa afirmación lleva a formular preguntas diversas, pero como estamos en Colombia (donde suceden hechos a veces contradictorios), esta clase de registros apenas extrañan a nuestros compatriotas.

En primer lugar, ¿por qué hay preocupación por la seguridad? Hasta hace un momento, supuse que todos los colombianos queríamos seguridad. Y también es grave que esa preocupación sea cotidiana. Pero como no hablan allí, en ese diario, de la seguridad, sino del “tema” de la seguridad, pues no debe de existir preocupación alguna: todos podemos hablar de la seguridad, que es el “tema”.

Preocupante sí sería que aumentara la inseguridad (porque ya existe). A pesar de ello, si “el tema de la inseguridad” aumenta (por citar una opción distinta), tampoco debemos preocuparnos, porque solo tratar la inseguridad no alberga riesgo; pero si aumenta la inseguridad, entonces, sí hay un enorme peligro.

Alguno de ustedes dirán que “lo importante es que se entienda lo que se quiso decir”. No obstante, en primera instancia, esa idea no se entiende (la afirmación del periódico no es clara). Y, en segunda instancia, esas líneas que se citan han sido tomadas de medios de comunicación de cobertura nacional e internacional, en los cuales se da por sentado que trabajan profesionales de la comunicación.

Podríamos calcular que la cantidad de veces en que una persona usa “tema” por estos tiempos equivale a la cantidad de términos que desconoce. Esas imprecisiones se valen en el habla, y entre ciudadanos dedicados a actividades diferentes y cotidianas.

En cambio, un profesional de la comunicación debe tratar las palabras como Messi trata el balón.

Con vuestro permiso.

JAIRO VALDERRAMA V
UNIVERSIDAD DE LA SABANA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA