El desierto: un semillero de innovación / Opinión

El desierto: un semillero de innovación / Opinión

El departamento de La Guajira ofrece grandes oportunidades para innovar en diversos aspectos.

Desierto de La Guajira

Para cualquier persona, el desierto es un lugar en el que no resulta fácil sobrevivir ni producir algo que desarrolle soluciones prácticas.

Foto:

Carlos Capella / Archivo EL TIEMPO

04 de diciembre 2017 , 12:50 a.m.

No había tenido el placer de conocer La Guajira y apreciar todo aquello de lo que me han hablado quienes han estado allí. Gracias a la huelga de los pilotos de Avianca, tuve que viajar a Santa Marta y seguir por tierra hasta Riohacha en una camioneta ‘pickup’ 4 × 4, durante tres horas. Ese recorrido valió la pena.

Luego de bordear la Sierra Nevada –bastante húmeda y lluviosa– y ver de un lado el mar y del otro la gran montaña, de repente se encuentra uno con el desierto árido y seco; así uno sabe que ha llegado a La Guajira.

El motivo del viaje era hacer un taller de innovación y emprendimiento para un grupo de guajiros con mentalidad emprendedora y con ganas de lograr iniciativas en una tierra que, aunque se ve desolada, puede ofrecer oportunidades para innovar.

Era importante lograr dejar en la mente de estas personas cómo, a partir de la crisis humanitaria que vive a diario el departamento, se puede aprovechar al máximo lo que esta tierra sagrada de los wayús ofrece.

Para cualquier persona, el desierto es un lugar en el que, por su condición inhóspita, no resulta fácil sobrevivir ni producir algo que desarrolle soluciones prácticas. Esto también lo tienen muy metido en su pensamiento los guajiros.

Les argumenté que este paradigma lo había resuelto el israelita Kalman Eisenmann, quien se propuso cultivar tomates, pimientos y melones en el desierto al lado del mar Muerto, utilizando un desarrollo tecnológico y biológico. Con una mezcla de agua salada con poca agua dulce, logró que las plantas absorban todo el líquido y nutrientes evitando la sal; así ahorró en procesos costosos de desalinización. De esta manera ha conseguido que un lugar considerado inhabitable se convierta en el hogar de cerca de 445.000 judíos y 55.000 beduinos, organizados en unos 250 asentamientos dedicados a la agricultura.

Otra solución que les presenté fue el llamado goteo solar, que funciona de manera muy similar a como lo hacen los destiladores solares: usan la energía del Sol para evaporar el agua de una zona. En botellas recicladas de plástico (PET) se busca que sus paredes se condensen; al evaporarse, las gotas comienzan a bajar por las paredes hasta al suelo, humedeciéndolo y dando vida a cada planta.

Se sorprendieron tanto con estas ideas que algunos decían que eso es lo que La Guajira les puede dar, un semillero de oportunidades para innovar.

JORGE HERNÁNDEZ
Director Innovandes

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA