Me di cuenta de que / El lenguaje en el tiempo

Me di cuenta de que / El lenguaje en el tiempo

Aprenda qué significan el queísmo y el dequeísmo. Claves para evitarlos.

Foto:
09 de mayo 2017 , 11:00 p.m.

Cita: “Y cuando comencé a contar la historia de Clara, me di cuenta que su mirada fue cambiando”.

Comentario: Darse cuenta es verbo intransitivo. Eso significa que puede ir solo, sin complemento, “Fue en ese momento que me di cuenta”, o con complemento de materia introducido con la preposición de, “Me di cuenta de su forma de ser”, “Me di cuenta de que su mirada fue cambiando”.

Nadie quita la preposición de en el primer ejemplo (“Me di cuenta su forma de ser”), pero muchos lo hacen en el segundo (“Me di cuenta que su mirada…”), por el temor a caer en el muy mal visto dequeísmo.

Vale la pena recordar que el mal uso del de que se da cuando el verbo pide un complemento directo, que responde a la pregunta qué. ¿Qué dijo Juan? “Juan dijo que estaba contento”. ¿Qué cree el juez? “El juez cree que hubo falsificación”. ¿Qué opina el presidente? “El presidente opina que el proceso va bien”.

En ninguno de estos casos debe ir la preposición de después del verbo (“dijo de que”, “cree de que”, “opina de que”). ¡Eso es dequeísmo!

En cambio, cuando el verbo pide un complemento de materia, que responde a la pregunta de qué, la preposición de debe introducir ese complemento, ¿De qué se enteró Juana? “Juana se enteró de su ascenso” o “Juana se enteró de que la van a ascender”, ¿De qué están convencidos los chicos? “Los chicos están convencidos de su capacidad para resolver el problema” o “Los chicos están convencidos de que tienen los conocimientos necesarios para hacerlo”. ¿De qué se dio cuenta? “Me di cuenta de los cambios de mi hermana” o “Me di cuenta de que su mirada fue cambiando”.

Los dos ejemplos de cada pareja respetan la indispensable preposición de, y el segundo de cada pareja está escrito con la secuencia de que, perfectamente válida. La Academia llama queísmo el error de quitar la preposición de en estos casos.

Día de la Madre

Abundan por estos días los catálogos de ofertas para el Día de la Madre: brassier, body, panty, jean y pijama, entre otras cosas, para tener un look casual, todo lo cual se podría ofrecer en español, brasier, bodi, panti, yin y piyama, para tener una pinta informal.

La escritura brassier, con dos eses, no corresponde al inglés, brassiere, ni al francés, brassière, de donde proviene brasier, palabra española usada en Colombia.

La expresión el pijama es usual en España y Argentina, pero no en nuestro país, donde se dice la piyama. Casual en español no es ‘informal’ o ‘deportivo’, sino ‘lo que sucede por casualidad’.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA