Así fue el debate de control político a Mineducación por cartillas

Así fue el debate de control político a Mineducación por cartillas

Gina Parody defendió acciones del Ministerio y dijo ser blanco de ataques por su condición sexual.

fg

En la Plaza de Bolívar, y mientras se celebraba el debate de control político a la ministra Gina Parody, se llevó a cabo un plantón convocado por la familia del fallecido estudiante Sergio Urrego.

Foto:

Mauricio León / ELTIEMPO

16 de agosto 2016 , 09:50 p.m.

Al Senado de la República llegó este martes la discusión sobre la revisión de los manuales de convivencia de los colegios, que lleva a cabo el Ministerio de Educación por orden de la Corte Constitucional y que ha sido señalada por varios sectores como la "imposición de una ideología de género" en las aulas.

La ministra de Educación, Gina Parody, atendió el debate de control político citado por María del Rosario Guerra, senadora del Centro Democrático, y Jimmy Chamorro, del Partido de 'la U', para aclarar las dudas en torno al contenido de la cartilla 'Ambientes escolares libres de discriminación', que fue desautorizada por el Gobierno dado que se trata de un documento técnico no oficial, y el Manual de Preguntas Orientadoras, que está siendo usado por las instituciones educativas para ajustar los manuales de convivencia.

Durante la cita, a la que acudieron el procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, y delegados de la Defensoría del Pueblo, Parody afirmó que el debate nacional se desvió del tema de fondo que debió ser la identidad de género y la lucha contra la discriminación, y señaló que los miembros del Centro Democrático que hoy la atacan olvidan que el expresidente Álvaro Uribe durante su Gobierno "defendió lo que hoy llaman ideología de género". Lea aquí: 'Por ser lesbiana, se sido acusada de lo divino y lo humano': Gina Parody.

‘Cartillas son reales’

El primero en intervenir fue el senador Jimmy Chamorro, quien cuestionó a la Ministra por afirmar en varias ocasiones que las cartillas denominadas 'Ambientes escolares libres de discriminación', elaborada por las agencias de las Naciones Unidas para el Ministerio de Educación, no fueron oficiales a pesar de contar con número de registro de publicación y tener los logos de la cartera.

"Esas cartillas sí tenían autorización del Gobierno, y no como ha dicho la ministra Parody, que no era un documento oficial. La cartilla es real, sí existe, fue publicada y ya ha sido usada para capacitar a profesores y rectores en Colombia", afirmó el senador.

Según han aclarado las propias instituciones comprometidas en la construcción, dicho documento estaba dirigido a los profesores y no a los niños y pretendía garantizar el cumplimiento de la sentencia T-478 de la Corte Constitucional para tener manuales de convivencia que prevengan la discriminación de cualquier tipo.

Sin embargo, de acuerdo con Chamorro este tipo de documentos buscaban imponer una ideología de género. "(El texto) tiene afirmaciones como que no existen dos sexos y el género se debe entender como una construcción y que hay que deconstruir, o sea desbaratar, la idea de hombre y mujer. Esa es la definición justamente de ideología de género", acusó.

"Ministra, yo le pregunto: si el Gobierno ha dicho a través del propio presidente Juan Manuel Santos que no autorizará esa cartilla, ¿qué piensa el Gobierno de ella? ¿Su contenido, más allá de que no sea oficial, es bueno o malo? ¿Piensa que es necesaria? Y si es así, ¿cuándo se va descartar?", preguntó el congresista de 'la U'.

Luego vino María del Rosario Guerra, senadora del Centro Democrático. Con un tono mucho más vehemente acusó a la ministra Parody de mentir varias veces en medio de la polémica e indicó, incluso, que "el Ministerio de Educación y la Corte Constitucional sobrepasaron sus competencias en lo que tiene que ver con la formación de los niños".

En ese sentido, Guerra argumentó que tratados internacionales como la propia carta de los Derechos Humanos estipulan que "todos los padres podrán escoger el tipo de educación que les dan a sus hijos". "La Corte se extralimita a costa de que por un déficit de atención en los colegios a los casos de matoneo se pueden revisar todos los proyectos educativos y todos los manuales de convivencia. ¿Dónde queda entonces la autonomía de los colegios?", manifestó.

Pero María del Rosario Guerra fue más allá y aseveró que la imposición de la ideología de género no es un hecho aislado y acusó a organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) como "promotoras de estas ideas en América Latina y el mundo como si fueran la norma cuando son apenas opiniones".

"Las cartillas, dijo la senadora, incitan a un disfrute sin límites. Mi pregunta es: ¿Dónde están los frenos? Nos rasgamos las vestiduras por nuestros niños por tantas cosas, ¿pero dónde están la razón y el origen? Aquí estamos incentivando que no haya límite y que todo sea el disfrute pleno a costa de sus derechos”.

Al final de su intervención, Guerra afirmó que la supuesta imposición de la ideología de género "puede generar pensamientos confusos que lleven a problemas psicológicos o a poner en riesgo la estabilidad emocional de los niños".

Durante su posterior intervención, la Ministra, que sostuvo que sus actuaciones se dieron en cumplimiento de órdenes de la Corte, aseguró que su condición sexual fue determinante en los ataques que ha recibido durante las últimas semanas.

“Cuando otros gobiernos sí definieron y sí utilizaron cartillas, no pasó nada. Solo hoy, cuando yo cumplo con el fallo de la Corte, se arma todo esto. ¿Qué más puede explicarlo, sino mi condición sexual?”, preguntó Parody.

Sobresaltos

Un primer momento de sobresalto vivió el debate cuando el senador Everth Bustamante, del Centro Democrático, le pidió a la Ministra que se concentrara en el tema de los manuales de convivencia y dejara de hablar de su condición sexual.

"Ella está intentando condoler a los colombianos por su condición sexual, y ese no es el debate. Respete, señora Ministra. Aquí respetamos a los homosexuales y a las lesbianas y usted no se puede valer de esa circunstancia personal para tergiversar este debate. Usted tiene que responder como funcionaria pública por las mentiras que ha dicho", reclamó.

El senador Armando Benedetti pidió en ese momento una moción de orden y le respondió a Bustamante que la Ministra sí está siendo juzgada por ciertos sectores por su condición sexual.

Una vez terminó su intervención la ministra Parody, el senador Álvaro Uribe pidió la palabra para responder que las cartillas de su Gobierno, mostradas por la ministra Parody, "sugerían y no imponían" y, según dijo, "fueron debatidas con padres, asociaciones y comunidades religiosas. En cambio las de ahora les crean confusiones a los niños anticipando los tiempos de la naturaleza".

En ese momento, Parody, que se había ausentado del recinto, tuvo que volver a escuchar la intervención del expresidente por petición del presidente del Senado, Mauricio Lizcano, aunque apenas por algunos minutos.

A su turno, el procurador Alejandro Ordóñez tomó la palabra y señaló que la ministra Parody sí sabe que hay una agenda de ideología de género en el país impulsada incluso por las Naciones Unidas. "La misma Constitución que leía con ardor la Ministra señala unos derechos que en esta discusión se quieren desconocer. Uno de ellos es el derecho de los padres a escoger la educación de sus hijos y que no puede ser desconocido por el Estado ni por una política pública. Ni siquiera la Corte Constitucional, por más alta autoridad que tenga, puede desconocerlos".

"La cartilla es la cereza de la ideología de género, y al ver que los padres la conocieron y la rechazaron pretenden decir que hay una conspiración para desprestigiar a una funcionaria. Y no es así. Aquí hay ideología de género que querían pasar de contrabando", agregó.

Minutos antes de que arrancara formalmente el debate, Benedetti dijo a medios de comunicación que miembros del Centro Democrático son columnistas de la página de noticias que el 4 de agosto pasado distribuyó unas caricaturas gay de Bélgica como si fueran las que el Ministerio de Educación entregó a los colegios, otra de las aristas en este debate.

El senador aseguró que presentará denuncia por falsificación de documento público y calumnia contra los creadores de la página y que pedirá al Ministerio TIC que cancele el dominio en Internet.

Debate en plaza pública

Pero el debate sobre la revisión de los manuales de convivencia no se quedó en el interior del Congreso. Antes de que los senadores, el Procurador y la Ministra hablaran, a pocos metros, en plena Plaza de Bolívar, se vivieron momentos de tensión entre un grupo de manifestantes que decían ser defensores de la familia y los integrantes del plantón convocado por la familia de Sergio Urrego, el joven cuya muerte desencadenó en la sentencia de la Corte Constitucional.

Bajo el lema #YoSoySergioUrrego, Alba Reyes, madre del joven bogotano que se suicidó en el 2014, y un grupo de unos 100 amigos y seguidores, se habían acercado al lugar para reclamar por los derechos de la comunidad Lgbti (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales) y acciones para la igualdad en los colegios.

REDACCIÓN VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA