Estuvo prohibida y cambia por país: curiosidades de la lengua de señas

Estuvo prohibida y cambia por país: curiosidades de la lengua de señas

Cinco secretos de esta forma de comunicación, a propósito del día nacional de las lenguas nativas.

Cómo se dice spoiler, twerking o chat en leguaje de señas?Cómo se dice spoiler, twerking o chat en leguaje de señas?
Cómo se dice spoiler, twerking o chat en leguaje de señas?

Introduzca el texto aquí

21 de febrero 2018 , 08:34 a.m.

Imagínese un internado antiguo y oscuro. Es de noche. De pronto, unas sombras salen furtivamente de sus habitaciones. Silenciosamente, se reúnen y buscan un lugar seguro, lejos de represores o de curiosos. Y entonces, a la luz de las velas, comienzan a comunicarse en su lenguaje prohibido y misterioso.

Pues la escena no está lejos de lo que, en realidad, tuvieron que vivir las personas sordas durante mucho tiempo, luego de que, en septiembre de 1880, el II Congreso Internacional de Maestros Sordomudos de Milán, autoridad europea en ese entonces en la materia, decidió que la finalidad de las escuelas para sordos debía ser enseñar a hablar y prohibió el uso de la lengua de señas.

Y el daño fue grande, porque esa idea se adaptó en Colombia. Las personas sordas eran educadas en internados gobernados por monjas, como es el caso del Colegio de la Sabiduría. Allí, eran agrupados sordos de todas partes del país y el objetivo era “enseñarles a hablar”. Pero ellos, insistentes, se reunían en grupos y compartían su comunicación con las manos y el cuerpo.

“En ese momento no se habla de lengua, sino de códigos restringidos que se usaban entre ellos y en las casas, entre padres e hijos”, explica Sheila Parra, coordinadora del grupo de Comunidad e identidad cultural y lingüística del Instituto Nacional para Sordos (Insor). Y agrega que luego, al crecer, esas personas sordas salen a la calle y comienzan a asociarse y a imponer libremente el lenguaje que otros querían vetar.

En ese momento no se habla de lengua, sino de códigos restringidos que se usaban entre ellos y en las casas, entre padres e hijos

Y lo lograron. Hoy, la lengua de señas es su forma primaria y oficial de comunicación. Pero lo irónico es que, técnicamente, estuvo prohibida en diferentes escenarios. Solo hasta que se promulgó la ley 324 de 1996, es reconocida oficialmente y deja de estar ‘vetada’ en el país.

Esa y otras curiosidades muy interesantes de esta lengua son las que exploraremos a continuación, realizada con el apoyo los especialistas del Insor.

No hay una sola lengua de señas

Si bien hay unos símbolos universales, esta forma de comunicación se adapta a las necesidades de cada región del mundo. No hay ninguna exactamente igual. De hecho, en nuestro país se le llama ‘Lengua de señas colombiana’ y varía dependiendo de la región donde se hable. Por ejemplo, en Antioquia hay una seña especial para decir el tan común ‘eh, ave maría’.

Pero no solo eso. Al igual que el español hablado, la entonación cambia de acuerdo a la región. En la costa, la lengua de señas se hace con los brazos más abiertos y movimientos mucho más ‘cadenciosos’. Por el contrario, en las ciudades de la región andina, los movimientos son más recatados. Las manos y los brazos permanecen más pegados al cuerpo, explican los especialistas del Insor.

No se hace solo con las manos

Si quisiéramos definirla con mayor exactitud, se podría decir que la lengua de señas es un baile de la comunicación que involucra todo el cuerpo. No se trata sólo de componer símbolos con las manos, sino de vivirlos y llevarlos, estéticamente, al otro.

Por supuesto, son las manos las que dictan el diálogo, pero es el movimiento de la cabeza el que pone el énfasis, el ‘tonito’, por decirlo de alguna forma. Y por lo general son las expresiones del rostro las que acentúan las emociones y los sentimientos.

No solo eso. Todo el cuerpo, con su postura en el espacio o con un movimiento hacia adelante o hacia atrás, puede determinar, entre otras, si estamos hablando en pasado, presente o futuro. Y a través de toda esa estética, hay una comunicación eficaz e incluyente de la que las personas sordas se sienten orgullosas.

Es la lengua nativa más hablada en el país, después del español

A pesar de haber sido reconocida a través de la Ley 982 de 2005, hasta hace dos años el Ministerio de Cultura logró incluir de manera oficial la Lengua de Señas Colombiana (LSC) dentro de la lista de lenguas nativas del país. Esto garantiza su protección, promoción y mejoramiento de su estatus.

Es decir, se deja claro que es la que usan las personas sordas al nacer y la que transmiten a través de la herencia familiar y cultural. También, que es considerada un patrimonio cultural del país y que debe garantizarse acciones para protegerla, divulgarla y garantizar que la población que la usa tenga acceso total a ella.

De hecho, esta ‘danza de la comunicación’ con la que interactúan los sordos, es la lengua nativa diferente al castellano con más usuarios en país. Según proyecciones del Insor, tomando como base el censo del Dane del 2005, hay 538.718 personas con esta condición en el país.

“Somos la minoría más grande que tiene una lengua nativa en Colombia. En segundo lugar, está el wayuunaiki, que es hablado por los indígenas Wayuú”, explica Sheila Parra.

Se crea sola, pero también artificialmente

Recientemente, el Insor tuvo un reto gigante: adaptar a lengua de señas, todo el Acuerdo de la Habana y el glosario derivado de la paz con las Farc. La tarea era de una complejidad enorme. No solo porque había que buscar las señas precisas para que, por ejemplo, no se confundiera la ‘reparación’ en el contexto de las víctimas con el arreglo de un objeto o de un vehículo, sino porque su difusión debía ser tan clara que llegara a toda la población. Y tras semanas y meses de trabajo, se logró el glosario de la paz.

Ese esfuerzo es un buen ejemplo de cómo la lengua de señas se transforma y se adapta, no solo a las particularidades sociales de cada país o región, sino a las coyunturas e incluso a las nuevas tendencias tecnológicas.

Y lo hace de dos formas. Una, artificial, como en el caso de paz. Cuando los expertos se reúnen, definen y crean los símbolos. Pero también lo hace naturalmente, cuando nace la necesidad de comunicar ideas y necesidades. Muchas veces surgen como una representación física del elemento o la palabra en cuestión y luego la seña, a fuerza de uso, se sofistica y se populariza.

Y pese a todo, todavía es ‘rechazada’

Aunque es la lengua nativa más hablada en el país, todavía Colombia está muy lejos de garantizar su difusión para el 100% de las personas que la necesitan. Sí. Existen las leyes, pero poca voluntad social y política para aplicarlas en su totalidad.

Esto ocurre en los medios de comunicación. Si bien los comerciales de la Autoridad Nacional de Televisión y las alocuciones presidenciales ya cuentan con el recuadro de intérprete para lengua de señas, los canales privados y otros programadores se resisten a hacerlo, muchas veces, por razones estéticas y optan por el Closed Caption, un sistema de subtítulos donde se puede leer, no solo lo que dicen las personas, sino los sonidos.

El problema es que no toda la población sorda tiene habilidades para leer el español escrito, por lo que ese sistema no garantiza realmente acceso al 100% de las personas con esta condición en el país. Pero, además, su calidad es deficiente. Textos a destiempo y con errores son la constante.

Me sucede que leo las palabras y cuando pregunto, mi familia dice que no fue lo que dijeron en el programa. O aparecen descripciones de cosas que sucedieron mucho antes

“Me sucede que leo las palabras y cuando pregunto, mi familia dice que no fue lo que dijeron en el programa. O aparecen descripciones de cosas que sucedieron mucho antes”, explica, en lengua de señas, Christian Briceño, presentador del Insor y de Canal 13.

Esto sucede porque por lo general el proceso es automatizado para abaratar costos. Y, cómo se sabe, ninguna máquina es infalible, más si se trata de programas con modismos o regionalismos muy marcados.

Y de ñapa, tenemos muchas deudas con la población sorda

Está pendiente formalizar la tarea de los intérpretes de lengua de señas colombiana que, a pesar de ejercer como tal, no son reconocidos oficialmente porque, según el Ministerio de Educación, no tienen una carrera profesional, porque nuestro país solo ofrece una tecnológica en Cali.

También el sector de la justicia tiene una deuda enorme con los sordos del país, pues en sus estrados cuando hay un proceso judicial no se cuenta con intérpretes, y aún no sabemos cómo a personas sordas víctimas, o victimarios condenados o absueltos, se les han podido garantizar sus derechos, sin estos mínimos ajustes.

Por fortuna hasta el año pasado, un decreto emitido por el Ministerio de Educación (1421) permite que las personas sordas puedan estudiar en lengua de señas colombiana, como es su derecho y como lo realizan actualmente las personas indígenas.

Así las cosas, está claro que hay una deuda pendiente con esta bella forma de comunicación. Ojalá este día de las lenguas nativas sirva para dar el paso definitivo hacia la inclusión total.

Vea la traducción, en lengua de señas, de este artículo

Como un servicio a las personas sordas del país, presentamos la traducción completa de este texto en lengua de señas.

Traducción Estuvo prohibida y cambia en cada país: algunas curiosidades de la lengua de señasConozca cinco secretos (y una ñapa) de esta forma de comunicación, a propósito del día nacional de las lenguas nativas.
Traducción Estuvo prohibida y cambia en cada país: algunas curiosidades de la lengua de señas

RAFAEL QUINTERO CERÓN
ELTIEMPO.COM

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.