Ciencia y tecnología o morir / Opinión

Ciencia y tecnología o morir / Opinión

Por su miopía, nuestros dirigentes no entienden nuestra historia.

Desarrollo tecnológico y científico

Son innumerables las oportunidades que este país brinda para tener un avance en desarrollo tecnológico y científico.

Foto:

Antonio Lacerda / EFE

17 de septiembre 2017 , 10:31 p.m.

“El que no conoce la historia está condenado a repetirla”, viejo adagio atribuido a Napoleón Bonaparte y que bien viene para mostrarnos que, en ciencia y tecnología, en este país seguimos repitiendo la historia al no tenerlos en cuenta para la competitividad y el crecimiento del país.

Michael Porter, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard y considerado padre de la estrategia empresarial y la competitividad, llevó a cabo en 1994 un estudio para Colombia en el cual recomendaba, por una parte, que “si las relaciones entre el sector privado y el sector público son de antagonismo en lugar de colaboración, y si los empresarios privados (productores y proveedores) no se unen con la academia para resolver conjuntamente problemas que afectan negativamente sus esfuerzos productivos, entonces será imposible que Colombia compita con éxito internacionalmente”.

La tan nombrada triple hélice –alianza universidad-empresa-Estado–, que debería determinar el camino de nuestro crecimiento, no se logra tal vez porque las políticas públicas las hacen nuestros “políticos públicos”, alejados totalmente de la realidad y cuyas decisiones más sabias son recortar el 38 por ciento del presupuesto para ciencia y tecnología.

Estamos en tiempos de posconflicto y se están abriendo oportunidades regionales para llegar a lugares impensables, donde hoy se podría desarrollar investigación en agroindustria y biotecnología. Habría que darse, por ejemplo, una pasadita por las granjas de cacao de Casa Luker (empresa colombiana reconocida por su calidad de chocolate y cacao) para ver todo el desarrollo que se requiere, en lo que podría ayudar la academia, para demostrarle al mundo que nuestro cacao es el más fino en aroma y sabor.

O ir al Chocó para ver la manicaria, una especie de palmera cuyas hojas son la base de unas fibras biodegradables muy resistentes que permiten desarrollar productos para construcción de alta calidad a bajo costo. También se podría mirar una enfermedad como el mal de Chagas (infección que afecta la piel y es causada por un mosquito tropical), que perjudica a más de 7 millones de personas en Latinoamérica y que investigadores han encontrado la posibilidad de prevenir, a través de un dispositivo que la detecta y puede llevar en su bolsillo.

Son tan innumerables las oportunidades que este país brinda para tener un avance en desarrollo tecnológico y científico, pero, por su miopía, nuestros dirigentes no entienden nuestra historia. Parodiando a los mártires de la historia: “Ciencia y tecnología o morir”.

JORGE HERNÁNDEZ
Director de Innovandes

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.