¡Uy, recontrasúper! / En Defensa del Idioma
universidad de la sabana
Logo de la Universidad de La Sabana

¡Uy, recontrasúper! / En Defensa del Idioma

El 'súper' se recomienda sobre todo para aludir a un tipo de gasolina o a un supermercado.

Diccionario

El diccionario ha incluido palabras que, por costumbre, se añadieron al lenguaje.

Foto:

123rf.com

01 de junio 2017 , 08:46 p.m.

Por estos días son frecuentes ciertas preguntas sobre los resultados de las pruebas parciales en colegios y universidades: “¿Cómo te fue en Teoría?”, “¿Y en Introducción?”, “¿Qué tal estuvo Fundamentos?”. El final de cualquier periodo académico provoca cierta tensión en la comunidad estudiantil, y por eso una forma muy práctica de responder es “¡súper…!”, una contestación muy habitual. Esa informalidad, sazonada con el toque juvenil y alegre, reafirma el optimismo y quizás ayude a conseguir calificaciones favorables, y más cuando el esfuerzo y la disposición en las clases se confundieron con la adicción a los teléfonos.

Por supuesto, en el habla, que en esencia implica un estilo coloquial, se vale usar “súper” en los contextos que más convengan. Las sugerencias aquí expuestas se recomiendan para escritos o exposiciones orales que pretenden alguna formalidad.

Esa palabra, 'súper', se escribe de manera particular dependiendo del significado y del papel que cumple junto a otra, o cuando hace parte como elemento compositivo de otra más. En otras páginas, ya se había mencionado su uso, pero como los descuidos en esta materia continúan, vamos a precisar ciertos casos. Y de nuevo va la alerta: el llamado “corrector” del computador resulta inútil; desconfíen (como en muchas otras situaciones) de esas líneas sinusoidales de color rojo (o azul) que aparecen debajo de algunos términos; a veces, en cambio, aparecen aunque no haya un error. La mejor opción: www.rae.es

El primero de los usos que trataremos se refiere solo al prefijo; es decir, al trozo de palabra (el elemento compositivo) que se añade a otra para modificar su significado. Por ejemplo, si decimos “congelar” afectamos al significado al decir “descongelar”; allí se ha usado el prefijo “des”, que indica negación o privación. O si al decir “formar” usamos el prefijo “in”, entonces queda “informar”. Sin embargo, a nadie se le ocurre decir “la cocinera des el pescado” para indicar que descongela el pescado; tampoco nadie va a decir “el periodista se in con las noticias”, para indicar que se informó con las noticias.

Redondeemos: no es nada correcto usar “des-” para indicar “descongelar” ni “in” para referirse a la “información”. Eso pasa con "super--”: como prefijo se usa pegado a la palabra a la cual modifica, y por sí solo no tiene significado completo. Al decir “eso es super…”, cabe preguntarse ¿“super” qué? ¿Supergrande?, ¿superfeo?, ¿superbonito?, ¿superpequeño? Por tanto, siempre se usa pegado a la palabra que afecta. Se dirá y escribirá “es un ambiente superagradable”, “tenemos superurgencia”, “en el examen me fue superbién (así con tilde y todo al final: es palabra aguda)”, “el anillo es superfino”, “tenemos superproducción de plásticos”, “nos visita el superintendente”, etc.

Aparte del uso como prefijo, también “súper” funciona como adjetivo o sustantivo: “Por favor, póngale gasolina súper al automóvil”, para indicar un octanaje superior de combustible al normal que se usa en la industria automotriz. Como ya se notó, es una palabra independiente, con significado propio y lleva tilde en la letra “u”, porque es grave y no termina en “n”, “s” o vocal, de acuerdo con las normas de acentuación.

Hay otro caso más de esta palabra, que indica o se refiere al supermercado. La expresión es muy usada en México y amplias regiones de Centroamérica: “Voy al súper a traer las frutas y los cereales”, “fíjate que en el súper no había mole, chile, pozole ni guacamole”.

Esta última expresión se acortó, como sucedió en su momento con “cinematógrafo”: ahora se dice “cine”. De manera similar, muy pocas personas solicitan que les tomen una “fotografía” cuando la practicidad del lenguaje nos lleva de una vez a solicitar una “foto”. En la Argentina, el “automóvil” hace tiempo se redujo al “auto”, sin importar la marca, el modelo o el cilindraje.

A pesar de estas consideraciones, se vale la informalidad, muy ligada a los modismos, a los estilos espontáneos y auténticos, más que nada de la juventud. Por eso, ante la pregunta “¿cómo vas?”, bien vale responder en un tono agomelado: “¡Uy, ultramegarrecontraquesúper!”.

Con vuestro permiso.

JAIRO VALDERRAMA V.
Universidad de la Sabana

Lea más de 'En Defensa del Idioma'
Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA