Iglesia / El lenguaje en el tiempo

Iglesia / El lenguaje en el tiempo

Clero, obispo, religioso, sacerdote, homilía. Aprenda a usar correctamente estas palabras.

Foto:
05 de septiembre 2017 , 09:30 p.m.

Se escribe Iglesia, con inicial mayúscula, para referirse al conjunto de fieles de una religión, Iglesia católica, Iglesia anglicana, Iglesia presbiteriana, y con inicial minúscula, para referirse al templo, la iglesia del Veinte de Julio, la iglesia del barrio.

En el lenguaje común se suele confundir Iglesia con clero. El clero es apenas una mínima parte de la Iglesia católica. 

Está compuesto por los ministros que han recibido el sacramento del orden, a saber, los diáconos (muchos de ellos casados), los sacerdotes y los obispos.

Aparte de ellos, forman parte de la Iglesia todos los bautizados que no hayan sido excomulgados ni hayan apostatado. En cifras, forman parte de la Iglesia católica aproximadamente 1.300 millones de personas en el mundo, de las cuales aproximadamente 465.000 constituyen el clero.

Los jerarcas de la Iglesia son los obispos, un poco más de 5.000 en el mundo. Si la diócesis es grande, arquidiócesis, se les dice arzobispos. Algunos de ellos reciben el título honorífico de cardenales, y forman el colegio encargado de la elección del papa.

El papa es el obispo de Roma. En otros tiempos fueron cardenales algunos jefes de Estado, pero en la actualidad solo se da ese título a algunos obispos.

El actual colegio cardenalicio está compuesto por 224 obispos, de los que solo los 121 menores de 80 años pueden ser electores.

Al sumo pontífice no se
le dice ‘santo papa’, como se oye a veces en los noticieros

Al papa se le suele decir también santo padre, vicario de Cristo o sumo pontífice, pero no santo papa, como se oye a veces en los noticieros.

Hay sacerdotes diocesanos, que son los que el obispo forma en su seminario y ordena para el servicio de su diócesis, y a los que generalmente se les encargan las parroquias. Y hay otros que se forman en las órdenes y comunidades religiosas, como los eudistas, los jesuitas, los salesianos, que son los llamados sacerdotes religiosos.

Por lo general, estos últimos son capellanes de colegios, universidades, hospitales, etc., promovidos por las mismas comunidades religiosas a las que pertenecen.

Religioso y sacerdote no son voces estrictamente sinónimas. Hay sacerdotes que no son religiosos, sino diocesanos, y hay religiosos que no son sacerdotes, como los hermanos de La Salle o los maristas y los legos de las órdenes religiosas.

Cuando un sacerdote es dispensado de su compromiso ministerial, se suele decir que “abandona la Iglesia”, lo que rara vez sucede. En realidad, sigue siendo parte de la Iglesia, solo que en condición de laico, o fiel normal.

En la liturgia se suele confundir misa con homilía. La homilía es la parte de la misa en la que el sacerdote explica las lecturas de la Biblia correspondientes al día litúrgico. Antiguamente se le decía sermón a la homilía. Hoy se suele llamar eucaristía a la misa.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA