Diez hábitos para ser más feliz y productivo

Diez hábitos para ser más feliz y productivo

Aprenda algunas claves para rendir más en el trabajo, sin agobiarse.

Trabajadores en una oficina

Uno de los consejos es saber decir 'no'. No siempre se puede complacer a todas las personas.

Foto:

123rf

01 de julio 2017 , 04:27 p.m.

¿Termina las mayoría de los días sintiendo que no ha aprovechado bien el tiempo, que le quedan innumerables asuntos pendientes y que no le alcanzan las horas para cumplir con su trabajo, atender a sus seres queridos y disfrutar de sus aficiones y de su vida como le gustaría?

“Decía Gandhi que un minuto que pasas es irrecuperable, y lo cierto es que malgastamos mucho tiempo de nuestras vidas en el ámbito profesional”, afirman Ignacio Buqueras, economista y adalid de la racionalización de los horarios, y Jorge Cagigas, profesional de amplia trayectoria en Recursos Humanos y presidente de la Fundación para el Desarrollo de la Función de Recursos Humanos (España).

Buqueras y Cagigas son autores de un libro titulado Dejemos de perder el tiempo, cuyo principal objetivo es cambiar la mentalidad de empresas y empleados en esta materia, así como aportar una serie de ideas y consejos prácticos para lograrlo. De esta manera proponen 10 medidas claves para gestionar el tiempo en el trabajo para obtener una mayor productividad y aumentar su satisfacción, motivación e integración en el trabajo.

Además, Buqueras y Cagigas recomiendan aplicar este decálogo en todos los ámbitos, ya que “se hace difícil imaginar personas que en el trabajo sean disciplinadas, ordenadas y buenas gestoras de su tiempo y que en sus otras áreas de la vida (personal, familiar, etc.) no lo sean”.

1. Planifique y priorice

Al comienzo de cada jornada es conveniente anotar las tareas que se deben hacer en el día y, a continuación, ver cuáles son importantes y/o urgentes y cuáles no. Numerarlas según su prioridad y procurar atenderlas en ese orden. “Así, si no alcanza el tiempo para realizarlas todas, al menos quedarán resueltas las primordiales”, señalan los autores del libro Dejemos de perder el tiempo. También sugieren empezar por las actividades más difíciles “porque, aunque requieren más esfuerzo, la satisfacción de haberlas terminado da impulso para continuar con las demás”, indican.

2. Al trabajo se va a trabajar

“Es preciso mentalizarse para aprovechar al máximo las horas que se pasan en el lugar de trabajo, evitando dispersarse en distracciones como charlas intrascendentes con compañeros, distendidas conversaciones telefónicas, chats, Facebook o consultas extralaborales en internet”. “Si se realiza la tarea con eficiencia y concentración se puede reivindicar el derecho de salir a la hora convenida, sin necesidad de pasar en el trabajo más tiempo del necesario, irse para la casa con la angustia de no haber terminado y, por esa vía, ir acumulando trabajos no resueltos (y estrés)”.

3. El orden en el lugar de trabajo ayuda

Mantener la mesa de trabajo ordenada no es un asunto estético, o de imagen corporativa: “La efectividad de un empleado se reduce si su espacio de trabajo está invadido de objetos y papeles”, afirman.

4. Una por una, y no mil cosas a la vez

Para estos expertos, “es mejor dedicarse a las tareas de una en una, abordándolas de principio a fin, ya que querer hacerlo todo a la vez no funciona y es fuente de gran estrés”. También aconsejan simplificar y desterrar la manía por la perfección innecesaria: “No tiene sentido derrochar tiempo útil en hacer las cosas como nadie se las ha pedido”.

5. Utilice racionalmente las tecnologías

Estos autores sugieren planificar unos espacios en los cuales se bloqueen o silencien fuertes distractores tecnológicos como el WhatsApp, el Facebook o el correo electrónico, para así poder realizar las tareas concentrado y sereno. Y sobre el manejo del correo (uno de los principales problemas hoy en cualquier oficina), recomiendan: “Una vez abiertos, los correos que lo requieran deben ser contestados en el momento, dejando para más adelante los que precisen una respuesta reflexiva y eliminando los que no interesen o hayan sido ya resueltos”.

6. Sepa decir no

“Muchas veces, por complacer a otras personas se hacen cosas que no se deberían, que no vamos a alcanzar a hacer o que nos van a demandar un tiempo extra que realmente no tenemos y que tendremos que sacar de nuestra vida privada. Eso genera estrés y hasta culpa, cuando no se puede cumplir a tiempo con eso a lo que nos comprometimos. Así que es mejor ser realista, claro y decir no cuando corresponda. “Todo trabajador debe saber hasta dónde puede llegar y hasta dónde no”.

7. Los horarios y la puntualidad son esenciales

La gestión eficaz del tiempo parte con dos componentes básicos: respetar los horarios de trabajo y ser puntual. La primera proporciona unas rutinas estables y ayuda a organizarse, y la segunda es una muestra del respeto hacia el tiempo de los demás y, a la vez, una manera de exigir respeto para nuestro tiempo.

8. Comprométase e ilusiónese

Para Buqueras y Cagigas, hay que poner entusiasmo y pasión por lo que se hace y no ser indiferente ante los éxitos o fracasos de la empresa. “Uno debe implicarse en su trabajo, asumir responsabilidades, tomar iniciativas, tener motivación para aprender constantemente y ambición, tener la meta de un trabajo bien hecho, en el tiempo adecuado, no solo por cumplir, sino como una meta propia de realización y satisfacción personal”.

9. Emplee menos tiempo en el almuerzo

Si el tipo de actividad y la empresa lo permiten, es preferible almorzar en la mitad de tiempo e invertir el resto en trabajar y sacar adelante las tareas del día en un menor plazo. Ese tiempo que se ganará le servirá para salir antes y poder atender a la vida personal y familiar como corresponde: con la tranquilidad de la labor cumplida, sin estrés laboral y con la cabeza 100 por ciento puesta en los suyos.

10. Desconecte

Si bien internet, el correo electrónico, el celular y las conexiones remotas son muy útiles para trabajar, es importante que el empleado sepa parar. La eficiencia “no se trata de estar conectado a la empresa 24 horas al día”, advierten estos autores. “Para estar sanos psicológica, emocional e intelectualmente tenemos que dedicar tanto tiempo al trabajo como a nuestra persona y nuestra familia”. “No hace falta estar de vacaciones para poder disfrutar de aspectos esenciales y enriquecedores de la vida como la convivencia familiar, las relaciones sociales o el descanso”. Si esta parte personal fluye bien, no le quepa duda de que eso incidirá positivamente en su desempeño laboral.

MARÍA JESÚS RIBAS
EFE REPORTAJES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA