Cartilla sobre discriminación sexual en colegios dividió al país

Cartilla sobre discriminación sexual en colegios dividió al país

El manual, que no tiene el aval de Mineducación, fue el detonante más visible de un debate social.

fg

Con pancartas contra la supuesta cartilla se realizaron marchas en el país. La foto corresponde a un plantón en el Ministerio de Educación, en Bogotá.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

14 de agosto 2016 , 02:51 a.m.

No es gratuito que el jueves el presidente Juan Manuel Santos terminara su pronunciamiento sobre el ruidoso debate generado en torno al ajuste de los manuales de convivencia escolar con un llamado a que las discusiones sobre educación “se hagan en el marco del respeto, el diálogo y sin violencia de ninguna naturaleza”.

La desinformación y la guerra sucia en redes sociales sobre el tema no ha hecho más que crecer desde que Ángela Hernández, diputada de la Asamblea de Santander, afirmó el 25 de julio, en un debate, que a través del Manual de Preguntas Orientadoras, el Ministerio de Educación Nacional (MEN) les está imponiendo a los colegios “tener en cuenta, en sus manuales de convivencia, condiciones, costumbres y actitudes de la comunidad Lgbti (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales)”.

(Además: 'Gina Parody trata de imponer sus creencias en la educación': diputada)

Vale aclarar, para empezar, que el Manual de Preguntas Orientadoras, que se está entregando a los rectores es fruto de una orden dada al MEN por la Corte Constitucional. A través de la sentencia T-478 del 2015, ese tribunal exigió revisar los manuales de convivencia, para evitar que se repitan casos como el de Sergio Urrego, el joven de 16 años que se habría suicidado en el 2014 como consecuencia del acoso del que fue víctima en su colegio, en razón de su orientación sexual.

(Lea también: 'Suicidio de Sergio Urrego no fue por género, sino por abandono')

El documento consta de 34 preguntas que les permite a los rectores establecer si los manuales escolares promueven o admiten conductas discriminatorias por razones de género, credo, condición social, raza o identidad sexual, entre otros.

Y así como se indaga si los manuales son “coherentes con la Constitución y respetan y promueven el derecho al libre desarrollo de la personalidad”, también pregunta si “restringen demostraciones de afecto entre heterosexuales o entre parejas del mismo sexo” y si “permiten que estudiantes usen el uniforme que les hace sentirse a gusto con su identidad de género”. (Lea también: Verdades y mentiras en el debate sobre las cartillas en los colegios)

Estas preguntas llevaron a la diputada, y a sus simpatizantes (entre ellos miembros de iglesias cristianas, evangélicas y sectores ultraconservadores), a inferir que el MEN “está propiciando una colonización homosexual” en los planteles.

En rechazo a las declaraciones de la diputada, la Alcaldía de Bucaramanga izó la bandera de la comunidad Lgbti; la respuesta de Hernández fue la convocatoria a una marcha “en defensa de la familia y en rechazo a la ideología de género que –insiste ella– el Ministerio busca imponer en los colegios”.

La cartilla de la ONU

Aun cuando la abogada recibió críticas de distintos sectores, el tema no se apagó. En cuestión de días, usuarios de Twitter y Facebook fueron bombardeados por mensajes a favor y en contra de las movilizaciones, que se convocaron en todo el país para el 10 de agosto.

Los promotores de las marchas no se iban lanza en ristre únicamente contra el Manual de Preguntas Orientadoras. El principal blanco de las críticas pasó a ser la cartilla Ambientes escolares libres de discriminación, que empezó a ser compartida en redes sociales. (Lea también: Así fue la marcha contra supuestos cambios en manuales de convivencia)

Este documento de 97 páginas, producto de un convenio entre el MEN y el Pnud, el Unfpa y la Unicef (organismos de la ONU), surgió con el propósito de “brindar elementos para fomentar los procesos de sensibilización, reflexión y transformación de los imaginarios existentes, con respecto a los roles de género” en ambientes escolares.

En dos de sus apartes propone, por ejemplo, “deconstruir la idea de que solo existen dos sexos y abrir la posibilidad de entenderlos más allá de aquello que históricamente se nos ha enseñado” y que “se empieza a entender que no se nace siendo hombre o mujer, sino que se aprende a serlo, de acuerdo con la sociedad y época con la que se crezca”.

La ministra Gina Parody y el Unfpa fueron claros en decir que la cartilla era solo un documento técnico de trabajo no oficial, no avalado por el Ministerio. El lío era que ya estaba circulando, aunque no tenía el visto bueno del Gobierno, y los críticos reforzaron la idea de que se estaba implantando una ideología de género en las aulas.

La Ministra pidió no tener en cuenta esta cartilla. Y en relación con el Manual de Preguntas dijo que es falso que se esté obligando a los colegios a cambiar sus manuales e insistió en que el objetivo no es reducir la autonomía de los padres en la crianza de sus hijos en materia de educación sexual.

Pero el mensaje de Parody no tuvo efecto ante una ola de medias verdades, insultos y ataques contra la condición sexual de la Ministra, que incluyó la difusión de facsímiles de una cartilla porno gay, de origen belga. Con el ánimo de confundir, causar indignación –y según la Ministra “de aterrorizar a los padres de familia”– se dijo en Twitter y Facebook que estas eran las cartillas que el Ministerio iba a distribuir en los colegios.

(Además: 'Como mujer, me duelen los insultos': Gina Parody)

En ese contexto se dio la jornada masiva de protestas en varias ciudades del país. Las movilizaciones multitudinarias del miércoles congregaron a personas que rechazaban desde la ideología de género hasta la presencia de Parody en el Ministerio. Un elemento clave en el éxito de la convocatoria fue que la Iglesia católica llamó a participar en las marchas en defensa de los principios de la familia. Pero también se pronunciaron el Procurador, el uribismo y otras voces del mundo político.

Un día después, el presidente Santos apareció para calmar los ánimos; dijo, con la ministra Parody al lado, haberles reiterado a los jerarcas de la Iglesia católica que ni el Ministerio ni su administración han promovido ni promoverán la llamada ideología de género. Y recordó que el Gobierno está obligado a acatar los fallos de la Corte Constitucional y a cumplir con su obligación de combatir la discriminación y el matoneo contra los niños.

La academia analiza

Pese a la larga exposición del tema, el debate de fondo, el de cómo lograr manuales de convivencia incluyentes, fue opacado por acusaciones personales, oportunismo político y falsas noticias. EL TIEMPO buscó a un grupo de académicos para que analizara algunos de los puntos incluidos en el capítulo de diversidad y pluralidad del Manual de Preguntas Orientadoras.

Las preguntas más cuestionadas en redes sociales son las siguientes:

15. ¿Restringe las demostraciones de afecto entre parejas heterosexuales o entre parejas del mismo sexo?

16. ¿Hace uso de un lenguaje incluyente, no sexista, reconoce las prácticas de convivencia interculturales?

17. ¿Permite que estudiantes usen el uniforme que les hace sentirse a gusto con su identidad de género?

18. ¿Establece restricciones para que estudiantes o docentes luzcan como deseen? Ejemplo: prohíbe el uso de maquillaje, cabello largo, tatuajes, piercing, accesorios para el cabello, etc.

Enrique Chaux, doctor en educación de Harvard y experto en convivencia y agresión escolar, rescató que si bien la mayoría de los colegios en Colombia valoran la diversidad, “infortunadamente, todavía hay algunos que incluyen normas discriminatorias. Esto es justamente lo que busca evitar la sentencia de la Corte Constitucional y la revisión de manuales de convivencia”.

Y agrega sobre la pregunta 15: “Cuando los estudiantes saben que pueden expresar su identidad y su afecto de manera segura, sin ser sancionados por eso, se sienten más a gusto, más incluidos, e incluso más motivados para lo académico”. (Lea también: ¿El 'bullying' contra Gina Parody es fruto de la homofobia colombiana?)

Eduardo Escallón Largacha, decano de la Facultad de Educación de la U. de los Andes, asegura que “el tema no es algo que se le ocurrió a la Ministra de Educación. Por el contrario, desde 1991 el país está en mora de alinear el sistema educativo con el marco normativo y, en consecuencia, ningún manual de convivencia puede ser incompatible con nuestra Constitución”.

Sentimos Diverso, una ONG con sede en Quito que trabaja con niños y jóvenes en derechos sexuales y reproductivos, señala que las preguntas orientadoras antes que lesivas invitan a que “la comunidad educativa garantice el reconocimiento de los diversos sujetos de derecho y que hablar de ‘ideología de género’ solo busca deslegitimar”. (Además: El trino que indignó y puso a pensar al país qué tan tolerantes somos)

Sin embargo, no son pocos los sectores que opinan que si las cosas no se manejan adecuadamente, el tema podría crear un clima de confusión en los colegios.

Los obispos de Colombia, al respaldar las marchas del miércoles, advirtieron que la ideología de género sostiene la tesis de que no se nace hombre o mujer sino que la identidad sexual es fruto de una construcción cultural. Por eso plantea que se debe construir la idea de que solo existen dos sexos y abrir la puerta a entendernos más allá de aquello que históricamente nos han enseñado.

Y añadieron que este concepto “presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia, y por eso puede terminar confundiendo a los niños”.

Tras su reunión con el presidente Santos y la ministra Parody, la Iglesia recibió de buena manera la promesa de que la ideología de género no es ni será una política de Estado. Pese a ello, las dudas persisten y el tema sigue ‘caliente’.

Opiniones

Juan Manuel Santos
Presidente de la República

“Debemos dejar claro ante todas las confesiones religiosas que ni el Ministerio de Educación ni el Gobierno Nacional han implementado ni han promovido ni promoverán la llamada ideología de género”.

Alejandro Ordóñez
Procurador General

“Es indudable que en esta materia la Ministra miente (...) con el pretexto del cumplimiento de una sentencia y de una ley se están utilizando unas cartillas y manuales para adoctrinar a nuestros hijos en la ideología de género”.

Álvaro Uribe
Jefe Centro Democrático

“Tolerancia, respeto a la intimidad no es el abuso del niño ni desconocimiento a la naturaleza y a la familia (...). Decir que no se nace mujer u hombre sino que eso lo define ‘la sociedad’ es un abuso a los menores, un irrespeto a la naturaleza y a la familia”

Moisés Wasermán
Exrector Universidad Nacional

“No son los niños heterosexuales los que están siendo sometidos a matoneo en los colegios: son los niños homosexuales. Las manifestaciones deberían ser para apoyarlos a ellos y permitirles su desarrollo y felicidad”.

Marcela Sánchez
Directora Colombia Diversa

“Por una estrategia de desinformación se ha perdido el foco de lo importante y es la violencia y discriminación hacia todo lo que sea diferente en la escuela. Un debate que habló en nombre de los niños y jóvenes y nunca se les escuchó”.

Rafael Cuello
Secretario general Fecode

“Este debate tiene tanto de ancho como de largo y es muestra de lo que se ha venido estableciendo en diferentes sectores en donde la sexualidad es un tema tabú. Y mientras no rompamos esos esquemas, vamos a tener problemas”.
En entrevista en RCN Radio

REDACCIÓN VIDA DE HOY

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA