Lo que los deudores del Icetex deben esperar de su nuevo presidente

Lo que los deudores del Icetex deben esperar de su nuevo presidente

Alejandro Venegas, quien reemplazó a Andrés Vásquez en la entidad, habló de los retos que enfrenta.

Alejandro Venegas

Alejandro Venegas es el nuevo presidente del Icetex. Trabajó en el Ministerio de Educación como director de Fomento de la Educación Superior.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda/ET

17 de enero 2018 , 07:30 p.m.

Cambiar la imagen negativa del Icetex es uno de los principales retos que se propuso Alejandro Venegas una vez la ministra de Educación, Yaneth Giha, lo posesionó como nuevo presidente de la entidad el pasado 10 de enero.

Su cargo no es fácil e históricamente ha sido blanco de críticas. Justificados o no, es innegable que, por un lado, miles de colombianos han logrado estudiar pregrados y posgrados con créditos de esta entidad; pero, por otro, también es innegable que muchos de estos han terminado más perjudicados que beneficiados por haber accedido a estos créditos.

Ante el nombramiento de Venegas en el cargo, los principales detractores, que se hacen llamar ‘Icetex te arruina’, se pronunciaron y aseguraron sentirse optimistas. Y es que las propuestas del nuevo Presidente parecen cercanas a algunas de las exigencias que han hecho algunos usuarios del Icetex.

Y es que el nuevo presidente del Icetex llegó al cargo después de ser director de Fomento de la Educación Superior del Ministerio de Educación, cartera en la que también se desempeñó como Viceministro de Educación Superior encargado, subdirector de Desarrollo Sectorial y Gerente del Observatorio Laboral para la Educación.

Venegas es economista de la Universidad Nacional de Colombia, tiene maestría en Economía de la Universidad de los Andes, y, según el Icetex, cuenta con amplia experiencia en la formulación e implementación de políticas educativas y trayectoria en la realización de investigación en temas de acceso, calidad y pertinencia educativa.

Entre las principales metas que se propuso están sacar adelante la Financiación Contingente al Ingreso (FCI), basado en modelos de Australia y Corea, que generaría grandes cambios en el sistema crediticio de la entidad como: no cobrar intereses y no reportar ante entidades crediticias cuando no se pague; también impulsar Eduplan, un fondo de ahorro para la educación superior; y fortalecer los sistemas de información con los usuarios así como mejorar la atención al cliente.

Alejandro Venegas reemplazó a Andrés Vásquez, quien salió del cargo en diciembre del año pasado, habló con EL TIEMPO.

¿Qué ha pasado con el Icetex? ¿Por qué es una entidad tan criticada?

Yo creo que en principio se debe resaltar la tarea que hace el Icetex para que mucha gente pueda acceder a la educación superior. Ese mensaje se ha dilatado un poco porque es una entidad que tiene una mezcla muy interesante: le damos oportunidades a la gente pero a través de créditos educativos y de mecanismos de financiación. Y eso no se puede desconocer. Si uno lo viera desde lo histórico, por el Icetex han pasado 4,6 millones de colombianos; además, es el instrumento que tienen los colombianos en 1.005 municipios del país para acceder a la educación superior.

¿Cuál es su visión sobre el Icetex?

No se puede desconocer que Icetex da créditos, y menos que son créditos que se pagan para que más personas puedan acceder a la educación superior. Yo siempre he visto, tanto desde acá sentado como desde afuera, al Icetex como una oportunidad para que más gente pueda cumplir sus sueños. Pero es importante tener en cuenta que estamos hablando de recursos públicos. Yo creo que no se ha dimensionado que si alguien no paga su deuda, otra persona no puede estudiar. Y es que los 4,7 billones de pesos que tenemos de cartera son el activo más importante del Icetex.

Hay grupos que se oponen al sistema del Icetex...

A veces unos pocos generan demasiado ruido. Por eso es importante dimensionar. En particular, son 1.561 usuarios que están judicializados porque no pagaron y son los que hacen ruido. Pero nosotros tenemos más de 650 mil usuarios activos. Y sobre los morosos lo que nos dijo la Contraloría es que tenemos que buscar todos los mecanismos para cobrar porque son recursos públicos y no podemos quedarnos de brazos cruzados.

Pero, la idea no es llegar hasta ese nivel...

Sí, nosotros llegamos hasta donde podemos. Hacemos jornadas de normalización. Por ejemplo: usted tiene un crédito, si no paga, se le empieza a cobrar intereses de mora, intereses del crédito. Luego, lo que hacemos es que negociamos: no paguen intereses de mora, ni el cobro que le hago, pague solamente el capital que tiene. Pero cuando no pasa eso, nuevamente yo tengo que seguir haciendo el cobro. ¿Y qué pasa? Que hay otros mecanismos que la misma ley nos ha facultado para implementarlos. Por ejemplo, embargo a los bienes o retención salarial, pero esas ya son instancias muy lejanas.

¿Qué propone para no llegar hasta esas instancias?

Con el fin de brindar alternativas de alivio a 52.000 deudores del Icetex con cartera vencida cercana o superior a un año, el Icetex firmó un contrato interadministrativo con Central de Inversiones S.A. CISA, para que se encargue de la recuperación de estas obligaciones. La decisión se tomó dentro de una acción de cooperación entre entidades del Estado, hecho que permitirá ampliar el campo de negociación para estos deudores del Icetex y permitirá invertir nuevos recursos en la financiación de educación superior en Colombia.

El Plan Nacional de Desarrollo estableció que a partir del año 2018 el Icetex solamente podrá prestar créditos educativos para programas e instituciones acreditadas. Esa ley sale del Congreso y es una política…

Icetex es un implementador de la política. A mí me dicen: a partir del año 2018 tiene que hacerlo. Yo lo hago. Tengo que ser muy estricto en el cumplimiento de la norma. En ese sentido, hoy lo que estoy haciendo es eso. Sin embargo, no negamos que tendremos un impacto importante. Entre el 50 y el 60 por ciento de los créditos están en instituciones y programas acreditados. Es decir que la otra mitad de jóvenes están en instituciones no acreditadas. Y en ese punto hay una afectación para muchas zonas alejadas; por ejemplo, Arauca, donde no hay ni una oferta acreditada. Y entonces, ¿qué tendrán que hacer? Salir de la región. Es decir, hay un llamado de atención para que trabajemos conjuntamente y reconocer esas realidades en los territorios.

Pero, ¿qué hacer? Ya estamos en el 2018...

Hay un proyecto de ley en el Congreso que busca de una u otra forma reconocer esas particularidades y decir, venga, usted no puede hacer esto porque hay que reconocer la particularidad del territorio. Pero también hay un llamado para las instituciones de educación superior. Esto se sabía desde el Plan Nacional de Desarrollo, y creo que las instituciones no se lo tomaron muy en serio. Detrás de la norma lo que hay es incentivos para que las instituciones se acrediten.

¿Cómo encontró al Icetex?

Hay que resaltar lo sano que está financieramente el Icetex y quiero resaltar que Fitch Ratings da una calificación triple A la entidad. También la tasa de cartera vencida es baja. Pasó del 12 por ciento en los dos últimos años al 8.1 por ciento que tiene hoy en día. Es decir, la cantidad de gente que está pagando hoy es mucho más que la que pagaba hace un par de años.

Algunas de las principales quejas de los usuarios es la falta de información...

La información que se le entrega al usuario debe estar al día y tiene que ser oportuna. Lo primero es que el usuario tenga una información específica de qué es lo que pasa cuando adquiere un crédito con el Icetex. Yo creo que hay veces que muchos usuarios por el afán de estudiar no dimensionan un poco lo que significa. Y esa es una tarea nuestra y es que el chico tenga una mejor educación financiera. Un segundo elemento tiene que ver con algo interno del Icetex. Y es que la información que se le da al usuario sea al día, que reporte de la deuda que tiene; por ejemplo de la cuota que tiene que pagar. Yo creo que hoy los usuarios tienen algunas dificultades en eso. Para esto se debe hacer una apuesta muy grande y es organizar las bases de datos que hoy están desintegradas y que todo el manejo de la cartera que tenemos tenga una única herramienta que permita soportarlo.

La atención al usuario tampoco es que sea muy buena. Hay muchas quejas…

Quien llega al Icetex se merece la mejor atención posible y que todas sus respuestas sean suplidas en un momento muy rápido. Entonces, estamos mejorando todos los mecanismos de atención presencial que tenemos. Hoy, de todas maneras tenemos unas reducciones en el tiempo que las personas están en atención. Nos hemos puesto en los zapatos del cliente, muchos de los directivos hoy están bajando alguna vez a atender los clientes para que ellos mismos reconozcan dónde es que están las dificultades que están teniendo. Estamos implementando más mecanismos de atención y estamos llegando a muchos más usuarios.

¿Cuál es su gran obsesión?

Mi apuesta es que el Icetex genere nuevos mecanismos de financiamiento de la educación más allá del crédito tradicional y que nos pongamos en la senda de muchos países que hoy son referentes en el tema de acceso a la educación superior a través de financiamiento. Por ejemplo, lo que están haciendo Australia y Corea. Ahí entra la Financiación Contingente al Ingreso (FCI). Y esa es tal vez la apuesta más interesante que tenemos en este momento porque va a cambiar la forma como se da crédito educativo.

¿Cómo funciona?

El estudiante no queda endeudado, no se reporta jamás a una entidad crediticia, y adicionalmente paga en virtud del ingreso que va teniendo con el tiempo, pero siempre sobre la cultura del pago. Y lo que se genera es un gran fondo que pueda financiar la educación superior. Entonces cambia completamente la connotación del crédito educativo. Empezamos a trabajar a partir de cuál es el ingreso básico que debe tener una persona y sobre este determinamos cuál es la proporción que podría financiar. Es decir, si tengo un salario mínimo, pues mi aporte será muy reducido al fondo de la institución. Eso va a permitir que sea mucho más cómoda la forma de pagar de los usuarios.

¿Qué falta para que sea una realidad?

Hoy el proyecto de ley ya está ad portas de ser ley de la República, está para último debate en Senado y con la conciliación esperamos tenerlo a finales de este primer semestre, para empezar a implementarlo. Vamos a hacer una primera apuesta de 10.000 usuarios que vamos a financiar a través de este mecanismo. Estamos impulsando con fuerza este proyecto y la idea es que lo podamos dejar montado completamente.

¿Qué es Eduplan?

Es un ahorro programado para que las personas de estratos bajos puedan tener fondos de ahorro. Es decir, los padres pueden ir abonando cierta cantidad de dinero desde que el niño es pequeño para que cuando vaya a entrar a la universidad tenga unos recursos con los que pueda estudiar. Además, es un modelo mixto, porque digamos que no alcanza a ahorrar lo suficiente para pagar toda la carrera, entonces le generamos mecanismos especiales de crédito para que lo pueda hacer.

¿Ya está funcionando?

Estamos en unas discusiones particulares con la Superintendencia Bancaria y el proceso de inspección y de regulación sería con ellos. Y actualmente quien nos regula y controla es la Contraloría. De ahí que estamos discutiendo los últimos mecanismos con la Superintendencia para saber cómo sería el proceso de vigilancia. Eso es lo que nos hace falta, y la idea es que para el mes de mayo podamos lanzar completamente Eduplan como una estrategia del financiamiento de la educación superior alterna.

SIMÓN GRANJA 
REDACTOR EDUCACIÓN @Simongrma

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.