Equidad educativa, uno de los avances que mostró Pisa, según la Ocde

Equidad educativa, uno de los avances que mostró Pisa, según la Ocde

Mayor cobertura y aumento en el promedio de cada área, algunos de los logros del país.

fg

El presidente Juan Manuel Santos y la ministra de Educación, Yaneth Giha, socializando los resultados de Pisa 2015.

Foto:

Lina Botero / MEN

10 de diciembre 2016 , 09:13 p.m.

Después de la publicación de los recientes resultados de las pruebas Pisa, Colombia no solo se ubicó como uno de los tres países a nivel mundial que más mejoraron y como el segundo en Latinoamérica con mejores resultados, después de Perú, sino que también resultó ser el segundo país en sacar del nivel de desempeño más bajo en ciencias a una mayor cantidad de sus estudiantes (11 por ciento).

Es decir que en el 2006, cuando el país participó por primera vez en las pruebas y el área evaluada era ciencias, el 60 por ciento de los estudiantes estaban en bajo desempeño, y para este año, que ciencias volvió a ser el área principal de la prueba, solo el 49 por ciento de los estudiantes están en bajo desempeño.

(También: Colombia avanzó en pruebas Pisa, pero sigue lejos de los mejores)

“Lo interesante es que el país mejoró desde distintos ángulos y es lo difícil; en lectura, matemáticas y ciencias tuvieron mejoras, pero además se ha aumentado la cobertura nacional, lo que quiere decir que han acogido en el sistema educativo a chicos de zonas menos favorecidas económicamente”, aseguró Montserrat Gomendio, directora adjunta de Educación de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde).

Otro de los alcances importantes fue que, según algunas cifras del Icfes, y teniendo en cuenta los 7 puntos que aumentó el promedio nacional en las pruebas Saber 11, los estudiantes que históricamente han presentado un bajo promedio en su rendimiento, provenientes en su mayoría de instituciones oficiales, mostraron un avance mucho más rápido y grande que los que siempre se han situado en los más altos lugares.

“Estos avances constituyen lo que es la equidad en términos educativos, porque estamos logrando que los niños que están más abajo vayan cerrando la brecha, no porque los que están arriba estén desmejorando, sino porque el ritmo de mejoría de los otros es más rápido”, recalcó Ximena Dueñas, directora del Icfes.

En la aplicación de las pruebas Pisa participaron 6.158 niñas y 5.637 niños de 87 colegios oficiales rurales, 134 oficiales urbanos y 91 instituciones privadas, quienes demostraron que el rendimiento de ambos géneros es muy parejo, sobre todo en ciencias y matemáticas.

No obstante que los resultados obtenidos son bastante alentadores para el sector educativo, siguen siendo muchos los retos y las falencias en las que se tiene que concentrar el trabajo del Estado y de las instituciones.

Mejorar los niveles de formación de los docentes en la universidad, llevar a los colegios y escuelas los docentes más capacitados, destinar más recursos para los establecimientos educativos ubicados en zonas de escasos recursos y garantizar que los estudiantes pasen por la educación preescolar, considerándola una etapa de suma importancia para la formación de un alumno, son algunas de las recomendaciones que hace Gomendio.

Por su parte, Dueñas está convencida de que hay que trabajar mucho con los profesores. “El trabajo va mucho más allá. En el país les hemos dejado a los docentes su autonomía en términos de cómo actualizarse profesionalmente, y yo creo que podemos incidir más en eso para que nuestros maestros se sigan formando de manera pertinente, para que eso tenga un fuerte impacto en el aula de clase”, concluyó.

Finalmente, el otro tema que preocupa es la repitencia, pues, actualmente, el país figura como el segundo, de los 72 que participaron en las pruebas, con más estudiantes de 15 años repitentes.

Las estrategias implementadas

Después del balance tan desolador de las pruebas que se presentaron en el 2012, el Gobierno Nacional fortaleció diferentes estrategias y destinó el presupuesto más alto para la educación nacional.

El programa Todos a Aprender, que permite acompañar directamente en el aula a 103.000 docentes con formadores y tutores que llegan a las zonas más apartadas del país. La Jornada Única, con la que actualmente se benefician 500.000 estudiantes al recibir ocho horas diarias de clase.

El Plan de Infraestructura Educativa, que permitirá construir 30.000 aulas hasta el 2018, de las cuales se han entregado 8.000, y el plan de Excelencia Docente, que ofrece becas de maestría a los profesores, son los proyectos que, según el mismo presidente Juan Manuel Santos, han impactado fuertemente la educación y permitieron que se evidenciaran grandes cambios, como los de los resultados de las pruebas Pisa 2015.

Sin embargo, el Ministerio de Educación y el Icfes socializaron con docentes, directivos y la comunidad educativa qué son las pruebas Pisa, cuál es su objetivo, qué evalúan y cómo estas han influenciado la calidad de la educación en otros países.

En noviembre del 2014, cuando conocieron la muestra de colegios en los que se aplicarían las pruebas, rectores y secretarios de Educación se reunieron en Bogotá para recibir un taller sobre estas, lo que mide y lo que significa para ellos representar al país. Además, las instituciones que no tenían computadores en buen estado recibieron dotaciones para garantizar la aplicación de las pruebas y el manejo básico de los estudiantes.

“Cuando supimos que estábamos entre los colegios escogidos en la muestra, nos encargamos de hacer un trabajo de socialización con los estudiantes y de adecuar la sala de sistemas para que los alumnos no tuvieran inconvenientes durante la prueba”, contó la docente Olga Gómez, de la Normal Superior Santiago de Cali.

(Le puede interesar: Los mejores países en ciencias, lectura y matemáticas según Pisa 2015)

‘Ponte a prueba con Pisa’

Fue una estrategia de reconocimiento y valoración frente a la prueba, para que no solo los docentes y estudiantes supieran a qué se iban a enfrentar sino que los padres de familia y la comunidad en general estuvieran enterados de lo que estaba sucediendo.

Con el fin de acompañar a los colegios, se creó una línea telefónica para que los secretarios de Educación y los directivos docentes pudieran hacer consultas, despejar dudas y hacer requerimientos relacionados con el ambiente propicio para la prueba y la dotación de los equipos necesarios para que los estudiantes pudieran resolver la prueba sin inconvenientes.

ANA MARÍA OCORÓ LOZADA
Especial para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA