Organizar los espacios para ordenar la cabeza

Organizar los espacios para ordenar la cabeza

Aproveche el fin de semana para sacar, botar y organizar cosas con las que decidió quedarse.

CAJON

Esta es una forma de ganar espacio: enrollar las camisetas y no apilarlas unas encima de las otras.

Foto:

123RF

19 de mayo 2018 , 07:33 a.m.

“El orden ayuda a pacificar la mente y a estar tranquilos”. “Ser organizado impide que sigamos acumulando cosas”. “Tener un sitio para cada cosa evita que perdamos tiempo buscándolas”. Estas frases, de expertos en el arte de poner las cosas en orden, suenan más lógicas y racionales que la cantaleta que nos dieron nuestros papás para que fuéramos ordenados.

Dicen los expertos, que cuando somos incapaces de ordenar nuestros pensamientos, nada mejor que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta que –seguro–nuestro desorden abarca desde la mesa de trabajo hasta el cajón de las medias. Este es un síntoma que nos debería invitar a poner las cosas en su sitio para lograr despejar nuestra mente y –aseguran– ahorrar tiempo y hasta transformar nuestras vidas.

“Las estadísticas confirman que podemos perder seis minutos buscando el celular por lo menos una vez al día”, dice Lili Ramírez, politóloga colombiana y amante del orden, que hace dos años se certificó como profesional en esto de saber organizar, en la Asociación Estadounidense de Organizadores Profesionales.

Vale aclarar que puede ser el celular, las llaves, las gafas, una USB, una cuenta para firmar, el cinturón o la bufanda, o todos ellos. “Por eso, una de las ventajas de ser ordenado es que puedes ahorrar hasta dos horas al día de tiempo porque encuentras las cosas rápido porque sabes dónde están”, agrega Ramírez.

Otras: se aprovechan mejor los espacios, se acumula menos, se evita el estrés y se produce una sensación de tranquilidad y felicidad.

Para Cloti Martínez Peinado, autora del libro Reorganizarte, el orden es una manera de abreviar “así no tienes que molestarte en perseguir dónde está cada cosa cada mañana; simplemente sabes dónde tienes que ir a buscarlas. El orden te ayuda a pacificar la mente y a estar tranquilo”.

En los países con estaciones, el paso de una a otra siempre es una buena excusa para organizar, pero en nuestras latitudes hay que buscarlas. Ramírez recomienda hacerlo dos veces al año: “después de tu cumpleaños y de Navidad, porque en esas fechas te regalan muchas cosas que deberás acomodar”.

Si son seguidas estas fechas, el que se te venga el clóset encima cada vez que sacas algo es suficiente razón para echarlo a bajo y organizarlo.

“Hacer una limpieza de vez en cuando funciona bien para sacarte peso de encima. Te siente más ligero, con la mente más despierta”, apunta Martínez, quien añade que con orden evitamos comprar de más o algo idéntico a lo que ya tenemos.

Ojo al clóseth

A raíz de su experiencia y conocimiento por las asesorías que presta getsimple.com.co, Ramírez afirma que “los sitios que más trabajo nos cuesta mantener ordenados en la casa son los clósets, la cocina, el armario de los linos y el depósito. Pero como a este último no lo vemos, no le prestamos mucha atención, hasta que llega Navidad y hay que sacar los adornos”.

Esta vez nos concentraremos en el clóset, con las recomendaciones de esta experta que comienzan con el “descarte consciente que es hacer un recuento de las cosas que tienes en cada espacio de la casa, y en este caso, del clóset. Y para ello hay que tener en cuenta dos variables: si lo usas mucho o poco, y si lo quieres mucho o poco (factor sentimental). Si lo uso mucho y lo quieres mucho, se queda; pero si ni lo usas ni lo quieres, sale. Si lo quieres y no lo usas, o y lo usas pero no lo quieres, evalúa si lo puede cambiar o usarlo”.

Luego de sacar cosas, hay que organizar las que quedaron.

1. Que todo tenga su lugar. Siempre sabes donde está el cepillo de dientes, así debería hacerse con cada cosa que hay en el clóset. Hay que agrupar por categorías.

2. Zonificar los espacios. Dividir el clóset según la frecuencia de uso de las cosa. Por ejemplo, la ropa interior la uso todos los días, entonces debería estar en un lugar de fácil alcance, como el cajón que me llega a la cintura. La ropa que menos utilice (como la de tierra caliente o invierno) debería ir en la parte superior.

El tubo de colgar la ropa debería tener zonas: los pantalones, y esto organizados de formal a informal, por ejemplo; el grupo de camisas, juntando las de manga larga, las de manga corta.

Sin embargo, recomienda guardar los jeans en un cajón, para que no se arruguen. En uno de 15 cm de profundidad pueden caber unos 10.

3. Usar la capacidad vertical. Si hay mucho espacio entre las tablas o entrepaños, ponga rejillas para dividir y poder acomodar mejor los sacos y camisetas. Aproveche las puertas del clóset para colgar organizadores de zapatos, bufandas, cinturones, corbatas. Si le sobra espacio de fondo, use cajas para guardar.

4. Use contenedores y divisores en los cajones para limitar el espacio de las cosas o separarlas. Hay opciones en el mercado o puede hacerlas con un cartón duro.

VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.