Una generación de llantas tan inteligentes que toman decisiones

Una generación de llantas tan inteligentes que toman decisiones

Estos neumáticos revolucionarán la movilidad en la era de los carros autónomos.

Llantas tan inteligentes que toman decisiones

Esta llanta tiene la capacidad de ajustarse al tipo de carretera, gracias a la tecnología ContiAdapt, de Continental.

Foto:

EFE

18 de octubre 2017 , 11:45 p.m.

¿Se imagina que los neumáticos de su coche sean capaces de sentir, decidir, transformarse, aprender de la experiencia, interactuar con el entorno y el vehículo, y que incluso puedan funcionar por sí mismos como unas ruedas?

No es fantasía, las llantas se van a convertir en pieza clave de la transformación que están experimentado los automóviles, cada vez más inteligentes, conectados y autónomos, como lo demuestran los proyectos presentados recientemente por algunas de las grandes marcas.

Una ‘piel biónica’

Goodyear ha desarrollado el Eagle 360 Urban, un concepto de neumático esférico impreso en 3D e impulsado por un sistema de inteligencia artificial equivalente a un cerebro, que “pasará a formar parte del ‘sistema nervioso’ del vehículo y el mundo conectado”, según la compañía estadounidense.

La 360 Urban será capaz de sentir las condiciones de la carretera y su entorno, y de autorreconocerse, procesar la información recabada, decidir qué hacer y aprender de cara a situaciones futuras.

Tiene una capa externa denominada ‘piel biónica’, la cual cuenta con una red de sensores que le permiten al neumático comprobar su propio estado y recopilar información de la superficie sobre la cual rueda.

Según sus desarrolladores, la piel biónica, fabricada con polímero superelástico, tiene una flexibilidad similar a la de la epidermis humana, permitiéndole expandirse y contraerse y así tener un sistema de ‘huella cambiante’: se transforma y adapta a las variables ambientales y del terreno y prepara el vehículo para lo inesperado.

Cuando la piel biónica del neumático esté dañada, los sensores en la banda de rodadura podrán localizar el pinchazo; entonces, el neumático esférico girará para crear una nueva superficie de contacto, reduciendo la presión sobre el pinchazo y permitiendo que comience un proceso de autorreparación, según GoodYear.

Neumáticos sin aire

Michelin, por su parte, ha creado un neumático conceptual Vision, el cual es un concentrado de tecnologías sin aire y que está conectado, es recargable, personalizable, orgánico y ecológico, y que funciona como rueda y como neumático a la vez , según la firma.

El fabricante francés califica este neumático como ‘orgánico’ porque los materiales usados están inspirados en los procesos biológicos naturales de formación y crecimiento de las plantas, animales y minerales, además de ser biodegradables (en contacto con el medioambiente se descomponen en elementos químicos naturales), reduciendo la huella ambiental.

Según el fabricante, Vision será el primer neumático que podrá recargarse con caucho, según su nivel de desgaste y las necesidades de movilidad, ya que con la ayuda de impresoras 3D se le podrá añadir la cantidad correcta de goma, alargando su vida útil.

Por otra parte, Vision funciona sin estar inflado con aire, gracias a su arquitectura interior con estructura de tipo alveolar (basada en cavidades o celdillas).

Cubiertas sensibles

Continental, otra de las marcas punteras en este terreno, está introduciendo dos nuevos conceptos tecnológicos que permiten el monitoreo continuo del estado del neumático, así como su adaptación a las condiciones de la carretera, según el fabricante alemán.

El sistema ContiSense se basa en el desarrollo de compuestos de caucho que son conductores eléctricos y permiten enviar señales eléctricas desde un sensor incorporado al neumático, hasta un receptor instalado en el automóvil.

Los sensores monitorizan continuamente la profundidad y temperatura de la banda de rodadura, y si los valores medidos están por encima o por debajo de los límites predefinidos, el sistema alerta de inmediato al conductor.

Asimismo, si algo penetra en la banda de rodamiento, se cerrará un circuito en el neumático, lo que generará una advertencia inmediata al conductor, dice el fabricante.

Por su parte, el sistema ContiAdapt incorpora una serie de microcompresores integrados a la rueda para ajustar la presión de los neumáticos que funcionan en llave con un reborde de ancho variable. Este sistema puede modificar el tamaño del área de contacto con la carretera para adaptarse a condiciones húmedas, desiguales, resbaladizas y normales.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.