Estudiantes del país crean un simulador de la tercera edad

Estudiantes del país crean un simulador de la tercera edad

La creación permite sentir cambios en la visión, audición, postura, marcha y motricidad fina.

fg

El simulador entorpece la postura y la marcha, los guantes disminuyen la motricidad fina, unos audífonos recrean enfermedades como la sordera y unas gafas molestan la vista.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

16 de diciembre 2016 , 01:12 a.m.

Estudiantes de la facultad de Diseño de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) de Medellín crearon una herramienta educativa que recrea los cambios físicos y fisiológicos que el cuerpo humano experimenta con la edad.

Se trata del simulador de estados funcionales para el adulto mayor, el cual permite a quien lo usa experimentar, a partir de la visión, la audición, la postura, la marcha y la motricidad fina, lo que siente una persona de la tercera edad.

Los estudiantes que desarrollaron esta herramienta partieron de la simulación como estrategia pedagógica, es decir, ponerse en los zapatos de un adulto mayor para realizar trabajos más precisos que mejoren la calidad de vida de esta población. Así, en la práctica, el proyecto ayuda a los diseñadores a realizar trabajos e inventos más realistas orientados a las personas de la tercera edad.

Según Johanna Hoyos, magíster en ingeniería y docente de la Facultad de Diseño, el grupo buscó “recrear cómo sería la condición de ese adulto, para poder conocer sus necesidades y reclamos y así poder diseñar mejor para ellos”.

El simulador está compuesto por un arnés, el cual va hasta las piernas y que entorpece la postura y la marcha; unos guantes, que disminuyen la motricidad fina; unos audífonos, que recrean enfermedades como la sordera, y unas gafas, que pueden simular glaucoma, degeneración macular o cataratas al estar hecho de acrílico.

(Le puede interesar: Consejos para que comience a hacer ejercicio en la tercera edad)

En realidad, es un sistema de simuladores interconectados para recrear lo más posible las sensaciones y sentidos de un viejito”, agregó Hoyos.

Por su parte, Kelly Johanna García, estudiante de séptimo semestre de Diseño Industrial en la UPB e integrante del semillero, contó que la idea nació porque la tasa de natalidad en el mundo está disminuyendo y la expectativa de vida asciende.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), para el 2020 habrá un crecimiento del 39,2 por ciento de adultos mayores con respecto al 2011. Asimismo, según la ONU, para el 2050 la población mundial mayor de 60 años será de 2.000 millones.

“Queremos que no sea uso exclusivo de los diseñadores. La idea es que médicos, arquitectos, ingenieros y profesionales de otras disciplinas también lo puedan utilizar”, manifestó Hoyos.

(Además: Proyecto busca desheredar a hijos que maltraten o abandonen a padres)

En la actualidad, el proyecto está en fase de prototipo. Este fue realizado en el marco de un semillero de investigación de ergonomía, en el cual participaban estudiantes de diseño industrial y de vestuario, teniendo en cuenta la dificultad que tiene un profesional del diseño para comprender las falencias vividas a diario por este tipo de población.

El mundo no está hecho para los adultos mayores. Las personas que diseñan lo hacen para personas jóvenes y se olvidan de las necesidades de los mayores”, concluyó García.

JESÚS DE LEÓN
Para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA