Agua generada a partir de aire y otros inventos que cambiarán al mundo

Agua generada a partir de aire y otros inventos que cambiarán al mundo

Las tecnologías emergentes más útiles fueron destacadas por el gremio científico de EE.UU. en 2017.

tecnologías

Investigadores de Suecia, Dinamarca, Corea del Sur, China, India y otros países participan en un proyecto internacional para trazar un mapa de las proteínas

Foto:

Universidad de Ingeniería y Tecnología de Perú - UTEC

25 de enero 2018 , 10:26 a.m.

Tal y como lo señaló el columnista de EL TIEMPO y antiguo rector de la Universidad Nacional Moisés Wasserman, la prestigiosa revista Scientific American, en colaboración con el Foro Económico Mundial, escogió las tecnologías emergentes más relevantes del año pasado, y en esta selección hay señales muy optimistas para el futuro de la humanidad.

Por ejemplo, la posibilidad de producir agua a partir de la humedad del aire, incluso en desiertos. Esa tecnología ya existe, pero por lo general demanda una alta humedad y mucha electricidad, a un alto costo. En el MIT y la Universidad de Berkeley han probado una tecnología que no requiere electricidad y que funciona a partir de una clase de cristales porosos que permiten atraer la humedad del aire a sus poros y recolectar el agua resultante, en cantidades de hasta 2,8 litros diarios por cada kilo de estos cristales, incluso en humedades por debajo del 20 por ciento, como las de los desiertos.

Otros avances importantes son:

Biopsias no invasivas para detectar el cáncer

Son exámenes de sangre ultrasensibles que prometen mejorar el diagnóstico y el cuidado de esta enfermedad. Hasta hoy, se diagnostican con biopsias que requieren procedimientos invasivos para extraer trozos del tumor, examinarlos en el microscopio y determinar su malignidad. Pero en ocasiones, el tumor es difícil de alcanzar y en cualquier caso, obtener el tejido puede ser costoso y demorado.

Una herramienta conocida como biopsia líquida, que revela señales de cáncer en un simple examen de sangre, promete resolver esos problemas. La novedad se enfoca en el material genético que pasa de las células cancerígenas al torrente sanguíneo. De hecho, el nuevo examen puede brindar información que los tejidos no arrojan, como la resistencia al tratamiento incluso antes de que se disparen los síntomas.

Máquinas que reconocen patrones visuales gracias al ‘aprendizaje profundo’

Esta técnica, un campo emergente de la Inteligencia artificial, consigue incluso superar al ojo humano en la interpretación de lo que se ve, lo que abre grandes perspectivas en campos como la medicina. La revista Scientific American pone el ejemplo de reconocer las razas de perro: seguramente, cualquier persona distingue fácilmente un perro de un gato. Pero se requiere más conocimiento para distinguir un perro de otro, en cuanto a su raza. Ese conocimiento, basado en miles de imágenes que se pueden conseguir en Internet, alimenta el apetito insaciable de un sistema llamado Convolutional neural network (algo así como una red neural en espiral) que perfecciona el entendimiento de lo que capturan sus sensores. ¿Sus aplicaciones? Carros que se conducen solos, diagnóstico de imágenes médicas de escáner, identificación de plagas agrícolas y muchas más.

Combustibles líquidos a partir de la luz solar

Luego de años de investigación para emular la fotosíntesis que hacen las hojas (convertir la energía del sol en carbohidratos), los científicos han llegado a una versión aproximada de las ‘hojas artificiales’, con una pequeña variación: al separar moléculas de agua y producir oxígeno e hidrógeno, un proceso químico puede generar hidrocarburos. Combustibles que aprovechan la luz solar, el agua y el dióxido de carbono, insumos abundantes en el planeta. Y en ello, superan a una planta, ya que esta utiliza el 1 por ciento de la energía que recibe del sol para hacer glucosa, mientras que el sistema artificial puede lograr el 10 por ciento de eficiencia al convertir dióxido de carbono en combustible, gracias a la adición de bacterias cuyo metabolismo fue transformado.

El atlas de las células humanas

Investigadores de Suecia, Dinamarca, Corea del Sur, China, India y otros países participan en un proyecto internacional para trazar un mapa de las proteínas y, en general, de las células del cuerpo humano. La cantidad de información requerida apunta a entender cómo funciona este y, sobre todo, cómo aparecen las enfermedades. El consorcio internacional emplea los avances en herramientas para aislar células, perfilar sus proteínas y hacer secuencias de ADN y ARN.

Agricultura de precisión

Ante la creciente demanda de alimentos, grandes áreas de cultivo están aplicando esta técnica para aumentar el desempeño, reducir el desperdicio y mitigar los riesgos que acompañan esta actividad. Se trata de usar sensores, robots, georreferenciación (GPS) y software de análisis para darle a las plantas lo que realmente necesitan sin agregar mano de obra. Por ejemplo, por medio de drones se pueden detectar plantas individuales que necesiten dosis específicas de agua, fertilizantes o pesticidas, en vez de aplicar el mismo tratamiento a toda una plantación. La detección de las necesidades puede estar basada en la forma de las hojas o el tamaño de la planta, datos que analiza de manera automática un programa de computador.}

JULIO CÉSAR GUZMÁN
Editor EL TIEMPO
Correo: julguz@eltiempo.com
En Twitter: @julguz

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.