Lista una misión para estudiar el clima espacial

Lista una misión para estudiar el clima espacial

La sonda Icon, de la Nasa, estudiará las interacciones entre la Tierra y su entorno espacial.

Lista una misión para estudiar el clima espacial

La sonda Icon cuenta con cuatro herramientas distintas para medir diferentes cosas, como los vientos en la atmósfera superior.

Foto:

Nasa

03 de agosto 2017 , 07:55 p.m.

El espacio, al igual que el planeta Tierra, tiene su propio clima, que varía de acuerdo con diferentes factores, como la interacción entre la atmósfera de nuestro planeta con las partículas que expulsa el Sol durante sus periodos de más actividad.

Para estudiar el clima espacial se tiene en cuenta toda la región comprendida desde el ‘borde del espacio’ –a unos 100 km de altitud– hasta, y más allá, las regiones dominadas por los campos magnéticos de la Tierra y el Sol y a través de todo el sistema solar.

“Esta región del espacio no está vacía, sino que contiene una mezcla de gases enrarecidos (eléctricamente neutros), plasma (gas ionizado con carga eléctrica), radiación de partículas cargadas energéticamente, campos eléctricos y magnéticos, así como emisiones de radiación ultravioleta y de rayos X, junto con otros materiales como polvo y micrometeroides”, explica Douglas E. Rowland, científico del Goddard Space Flight Center de la Nasa y uno de los investigadores de la misión Ionospheric Connection Explorer (Icon), la cual se lanzará en noviembre próximo al espacio para estudiar las interacciones entre el clima terrestre y el espacial.

Según Rowland, el clima espacial evoluciona con las variaciones del Sol y de los sistemas planetarios a lo largo del tiempo (en escalas estacionales y anuales, así como con el ciclo solar, de 11 años), y con cambios en escalas temporales menores, de segundos a días, impulsados por variaciones más rápidas en el Sol. “Dichas variaciones pueden resultar de explosiones masivas en el Sol que liberan vastas nubes de campo magnético y plasma, las cuales pueden afectar el campo magnético de la Tierra, causando ‘tormentas geomagnéticas’ y descargando energía en el espacio cercano a la Tierra y la atmósfera superior”, indica.

¿Qué impacto tienen los sucesos espaciales sobre la Tierra?

Influyen en el incremento de la radiación sobre los satélites y los astronautas que se encuentran en órbita; en el aumento de la resistencia de las naves espaciales de baja órbita terrestre o de la Estación Espacial Internacional, a medida que la atmósfera se calienta e infla como un globo –también aceleran la degradación de las comunicaciones de radiofrecuencia cuando la ionosfera es modificada o perturbada–, y en el deterioro del funcionamiento de los GPS, especialmente en regiones cercanas al ecuador magnético de la Tierra, a latitudes bajas, donde la ionosfera puede volverse altamente inestable e interferir fuertemente con la propagación radioeléctrica. Además, pueden ocurrir daños en las redes eléctricas.

¿Cuáles son las consecuencias, entonces, sobre las actividades humanas?

El clima espacial no nos afecta tan directamente como el tiempo terrestre. Pero todavía puede tener impactos significativos en nuestra sociedad y economía, especialmente a medida que nos volvemos más dependientes de la tecnología. La degradación en la posición GPS puede afectar fuertemente las operaciones de los aviones. Los daños a los satélites pueden eliminar temporalmente los servicios de comunicaciones o los satélites meteorológicos y también generarse problemas en las redes eléctricas.

¿Y el clima terrestre influye en el espacial?

Recientemente, hemos aprendido que, además de la influencia de la actividad solar, hay fuertes variaciones en la atmósfera superior que parecen estar impulsadas por el clima en la baja atmósfera. Se cree que fenómenos como el Niño, las variaciones en el vórtice polar e, incluso, los grandes huracanes y tormentas eléctricas tienen impactos sobre los gases ionizados y neutros a altas altitudes (50-10,00 km) en la atmósfera superior. A fin de predecir variaciones en el ambiente de la atmósfera superior y de la Tierra cercana, nos damos cuenta de que debemos comprender mejor las formas como se comunican las atmósferas inferior y superior.

¿De qué manera aportará Icon a la comprensión de estos fenómenos?

Las naciones alrededor del mundo han estado desarrollando sus capacidades para entender, predecir y trabajar alrededor de los efectos del clima del espacio. La Nasa, junto con otras asociaciones gubernamentales en EE. UU. (por ejemplo, la NOAA y la NSF), y en colaboración con otras naciones, está trabajando para mejorar nuestra comprensión científica de las causas del clima espacial, para que podamos algún día tener una capacidad predictiva similar a la del clima terrestre. En este contexto, Icon trabajará directamente para mejorar nuestra comprensión de las formas como el clima terrestre afecta el tiempo espacial y mejorar nuestra capacidad de hacer predicciones.

¿Qué tipo de resultados se esperan de la misión y cuándo?

Con suerte, los datos de Icon proporcionarán los primeros sobre cómo la atmósfera baja provoca una fuerte variabilidad en la atmósfera superior. El conjunto de datos resultante se utilizará para mejorar los modelos informáticos del clima espacial y la dinámica atmosférica superior, y debe resultar en una mejora dramática en nuestra capacidad predictiva.

NICOLÁS BUSTAMANTE
Redactor de EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA