'Las STEM le ayudarán a Colombia a tener una sociedad más consciente'

'Las STEM le ayudarán a Colombia a tener una sociedad más consciente'

Para Jacob Noel-Storr, el futuro está en enseñar ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

fg

Jacob Noel-Storr, fundador y director de Insight Stem.

Foto:

Claudia Rubio

21 de septiembre 2016 , 05:38 p.m.

“¿De qué está hecha, en su mayoría, esta casa de madera? ¿De tierra, fuego, aire o agua?”, pregunta Jacob Noel-Storr, haciendo referencia a la diapositiva proyectada detrás de él, en uno de los auditorios del Centro Empresarial Cubo de Colsubsidio, en Bogotá, en el marco de la Cumbre de Líderes por la Educación, celebrada a mediados de este mes. La casa, de bambú, aparece en medio de un paisaje selvático.

Tras darles un minuto a los asistentes de su conferencia para discutan sus respuestas con la persona de al lado, Noel-Storr da la que es correcta: “Aire, la casa está hecha principalmente de aire, pues este elemento intervino en la mayoría de los procesos que dieron origen a todos sus materiales”, explica.

Jacob Noel-Storr nació en el Reino Unido y dice que el primer recuerdo que tiene de querer ser astrofísico se remonta a cuando tenía siete años y le dijo a su mamá una noche que había eclipse lunar y que era algo que debían ver. “Ella solo me creyó cuando confirmó lo que yo decía en las noticias del día siguiente”, cuenta.

Luego de terminar su doctorado en astrofísica en la Universidad de Columbia, en Nueva York, se interesó por trabajar en el lado educativo de la ciencia. Su primera experiencia fue en la Universidad de Arizona, donde hizo parte del departamento de astronomía, elaborando proyectos que nada tenían que ver con la formación universitaria con familias y comunidades.

Actualmente, Noel-Storr dirige Insight Stem, la organización que fundó con el objetivo democratizar el conocimiento sobre este término, que en inglés es la sigla de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, a través de la exploración. Buena parte de la labor de la organización se basa en proyectos comunitarios y familiares, con los que demuestran que para adquirir conocimiento en STEM no son necesarios equipos sofisticados ni grandes presupuestos, sino que basta con experimentos sencillos.

¿Cuál es su definición de STEM?

Es pensar en la forma como estas cuatro materias funcionan juntas y se integran en el sistema educativo. Si se está haciendo un experimento hay que pensar en toda la tecnología, la ciencia, la matemática y la ingeniería que hay en él. La idea es siempre trabajar las cuatro materias al tiempo y hacer que los niños intervengan en los experimentos y no se limiten a ser observadores.

¿Por qué son tan importantes las STEM en este momento?

Porque estimulan las habilidades para el pensamiento crítico y la resolución de conflictos, sobre todo a medida que el mundo a nuestro alrededor se vuelve cada vez más científico y tecnológico. No se puede vivir en una burbuja, como pretendiendo que las cosas no están pasando. Es muy importante entender estos temas ahora que la ciencia y la tecnología van tan rápido que es imposible saber lo que habrá en unos años y lo que tendremos que enseñar entonces.

¿Qué piensa del estado de las STEM en países como Colombia?

Creo que tienen una gran oportunidad de llevar la educación hacia adelante y de ayudarles a los profesores a implementar las STEM en los salones, sin la necesidad de replicar lo que antes estaban haciendo en Estados Unidos y algunos países de Europa, y que ahora ellos mismos están tratando de cambiar. Me refiero a ese sistema en el que las clases de física, química y matemáticas se enseñan por aparte; es muy difícil romper esas barreras porque existe toda una infraestructura para que sea así. Colombia puede empezar a separar esas materias y trabajar en STEM muy bien. Está demostrado que esto ayuda a los niños a aprender mejor y a los colegios a desarrollarse. El ejemplo que siempre doy sobre esto son los vectores, que en los colegios se enseñan por separado en matemáticas y en física, lo cual obliga a los niños a pensar en dos formas de resolver un mismo problema, pero a partir de fórmulas y no de pensamiento crítico.

¿Cómo se pueden enseñar las STEM en Colombia, donde no hay un presupuesto significativo para la ciencia?

Hay un montón de cosas que se pueden hacer sin un gran presupuesto. Una forma de lograrlo es a través de los teléfonos inteligentes, que casi todo el mundo tiene, y que son supercomputadores de bolsillo en los que se pueden bajar aplicaciones, tienen acelerómetros, giroscopios, sensores de temperatura, humedad y presión, micrófonos y con los que se puede acceder a páginas de internet para hacer experimentos sin la necesidad de laboratorios sofisticados. El reto está ahí, en pensar cómo estimular este pensamiento y en lograr la alfabetización científica con poco dinero.

¿Cómo pueden las STEM ser útiles durante el posconflicto?

Sirven para pensar críticamente y ser ciudadanos globales y, de esta manera, llevarnos mejor entre nosotros. Las STEM le ayudarán a Colombia a tener una sociedad más consciente, capaz de pensar en el futuro y en lo que puede aportar al mundo.

¿Qué países o modelos tienen ejemplos de la implementación de STEM que Colombia debería seguir?

Colombia debe construir su propio modelo, en su propio contexto. Les aconsejo mirar el trabajo que hace la Nasa en su marco de astrobiología, que es un buen ejemplo de lo que es tener trabajo interdisciplinar en las ciencias. Cabe aclarar que este no es un modelo que estén implementando en la mayoría de colegios de los Estados Unidos, porque éstos tienen el modelo viejo de enseñanza aislada. Hay países que han sido visionarios y se puede tomar lo que están haciendo bien en sus colegios y construir un modelo propio que funcione para Colombia.

¿Cree que el interés de los niños en las STEM está aumentando o disminuyendo?

En algunos aspectos aumenta y en otros disminuye. Una forma de disminución es el hecho de que cuando necesitan información, accedan a está buscando en Internet, sin que se les proponga un desafío para poder pensar en la respuesta a sus preguntas. Hay que hacerlos adquirir la información, no dárselas.

NICOLÁS BUSTAMANTE HERNÁNDEZ
Redactor de EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA