Yuri Gagarin y el sueño de llegar al espacio

Yuri Gagarin y el sueño de llegar al espacio

En esta Historia del Cosmos, el astrofísico Santiago Vargas recuerda al primer humano en el espacio.

Yuri Gagarin

El soviético Yuri Gagarin fue el primer ser humano en ir al espacio, hace 57 años.

Foto:
12 de abril 2018 , 10:55 p.m.

Hace 57 años, veinte pilotos conformaban el selecto grupo que se entrenaba para uno de los retos más grandes a los que se ha enfrentado el ser humano: alcanzar el espacio exterior. Solo uno de ellos se convertiría en el primero en ser lanzado fuera de la Tierra y completar una órbita alrededor del planeta, catapultándose al mismo tiempo a la fama mundial.

Entre ellos se encontraba un humilde joven de 27 años, proveniente de una familia campesina de la antigua Unión Soviética que había sufrido los embates de la Segunda Guerra Mundial, cuando tuvieron que abandonar su casa y vivir ocultos durante casi dos años en una pequeña choza. Yuri Gagarin se presentó a la convocatoria hecha por el programa espacial soviético, que tenía ya entre sus logros la puesta en órbita del primer satélite artificial (Sputnik 1) y la perra Laika (Sputnik 2), dos grandes hitos en la conquista del espacio.

Para entonces, Gagarin tenía formación como piloto y entró al grupo entre más de 3.000 voluntarios. Sus características físicas y excelentes notas lo llevaron a ser el elegido. Con sus escasos 1,57 metros de estatura, Gagarin abordó la nave Vostok 1 aquel 12 de abril de 1961 después de enunciar la emotiva frase “todo lo que he hecho y he vivido ha sido hecho y vivido para este momento”; un momento que permanecerá para siempre como uno de los mayores logros de la humanidad. Se materializaba así el sueño de vencer la atracción del planeta para que un humano saliera a “tocar” el espacio.

En los 108 minutos que duró el vuelo, Gagarin comió, se comunicó por radio y pudo ser el primero en contemplar la curvatura de la Tierra a través de la escotilla bajo sus pies. Su reingreso a la atmósfera terrestre en la cápsula fue complicado pero, finalmente, aterrizó en un paracaídas luego de ser expulsado de la cápsula a 7.000 metros sobre la superficie. Lo que vino después para él fue toda una odisea mediática. Recorrió el mundo y fue el estandarte del programa especial soviético.

Resulta insólito que luego de haber sido lanzado en un cohete de 40 metros de largo, viajado más de 40.000 kilómetros en una cápsula espacial y llegado más lejos que ningún ser humano hasta su época –a 400 kilómetros del suelo–, el final de su vida acaeciera durante un vuelo en avión durante un entrenamiento. Su trágica muerte, tan solo siete años después de conseguida la hazaña, lo elevó a la categoría de leyenda.

Tal vez algún día, un futuro explorador cumpla el sueño de Gagarin de visitar el planeta Marte, y podamos seguir haciendo un nuevo homenaje a la persona que comenzó a abrir el camino hacia las estrellas.

SANTIAGO VARGAS
Ph. D. en Astrofísica. Observatorio Astronómico de la U. Nal.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.