Ideas para armar una caja de herramientas para su casa

Ideas para armar una caja de herramientas para su casa

Nunca se sabe cuándo va a necesitar un martillo o un alicate. Esté listo para cualquier reparación.

Caja de herramientas

Es importante tener una caja de herramientas básica que le permita realizar distintos tipos de arreglos.

Foto:

123RF

14 de abril 2017 , 11:11 p.m.

El antojo de colgar un cuadro, el ruido de la llave de agua que gotea, la oscuridad por cuenta de un interruptor que no funciona, el cajón que no se puede abrir porque la manija está suelta... Situaciones cotidianas que usted mismo puede solucionar si cuenta con un mínimo de herramientas en su casa y un poco de sentido común para repararlas.

Por eso, es importante tener una caja de herramientas básica, o tan sofisticada dependiendo de lo todero que se sienta, que le permita realizar distintos tipos de arreglos.

Si bien hay kits que ya vienen armados y tienen un lindo diseño (todas sus piezas combinan), las herramientas de buena calidad –aunque más caras– son la mejor opción porque duran muchos años.

Es fundamental que las piezas estén confeccionadas con buenos materiales. Por ejemplo, es muy común que a los destornilladores de mala calidad se les deforme la punta o se les despegue el mango. Tenga esto en cuenta.

La reparación de los básicos

Es importante que tenga conocimientos básicos sobre cómo encarar algunas reparaciones:

De plomería: cambiar los empaques de las canillas, solucionar alguna pérdida de agua, reponer el sifón del lavaplatos y la conexión de la descarga del inodoro.

Eléctricos: arreglo o cambio de tomas e interruptores de luz, reemplazo de enchufes en artefactos e instalación de lámparas de techo.

Albañilería: pegar un azulejo o baldosa que esté flojo o se haya desprendido, arreglar un revoque.

Varios: cambiar la correa de una persiana, reparar algún herraje de un mueble o una alacena, cambiar una cerradura o picaporte.

La caja mágica

La caja de herramientas: su tamaño debe ser acorde a la cantidad de herramientas, sino va a tener que revolver para encontrar lo que necesita. Esto puede producir un deterioro de algunas de ellas.

Martillo de carpintero: sirve para clavar o quitar un clavo; es útil para colgar un cuadro, un espejo o hacer algún ajuste en un mueble. Es conveniente que tenga mango redondeado porque ofrece un mejor agarre.

Destornilladores: lo mejor es contar con varias medidas y diferentes puntas: plano, estrella y Phillips, para tornillos de cabeza plana (una recta) o con cabeza estrella (forma de +).

Pinza de electricista: un todoterreno que es útil para trabajos de electricidad, ajuste de tornillos y corte de alambre o cables.

Alicate: hay distintos tipos; todos sirven para ajuste y corte: plano o de punta redonda (para doblar y corta alambre), pico de loro (ajusta tuercas de distintas medidas y corta alambre), de presión (con mayor ajuste que los anteriores porque cuenta con un perno que fija su apertura y una palanca de traba), de corte (generalmente se usa en electricidad).

Llave inglesa:
un básico de la plomería. Cuenta con una cabeza regulable y sirve para ajustar o desajustar tuercas. Las de puntas lisas no lastiman los accesorios cromados.

Espátula metálica de 4 pulgadas:
sirve para pasar enduido sobre la pared y hacer reparaciones luego de quitar un clavo.

Cinta métrica: de entre 3 y 5 metros.

Trincheta: útil para hacer un corte perfecto sobre cartón, plástico, papel, cuero o placas de cartón yeso. Sus cuchillas (se pueden reemplazar) vienen en una tira que está troquelada y se va cortando a medida que pierden el filo.

Serrucho y sierrita de corte: el primero es para cortar madera, el segundo corta, además, metal (su hoja es cambiable).

Taladro: algo que nunca debe faltar en una caja de herramientas. Sirve para instalar estantes o hacer un agujero en la pared, para colgar cuadros o espejos que necesiten algo más resistente que un clavo o en paredes que no se puedan clavar bien.

Linterna: nunca está de más, sobre todo en lugares donde hay que hacer arreglos con poca luz o en la noche.

Nivel de burbuja: imprescindible para hacer que todo quede alineado. Se usa para verificar el nivel al poner estantes, cuadros, etc.

Escalera: siempre es bienvenida.

Gafas de seguridad: es fundamental cuidar los ojos para evitar cualquier tipo de accidente.

Los extras

- Cinta aislante (para electricidad) y cinta de teflón (para plomería).

- Tuercas, clavos, tornillos y tarugos Fisher de distintas medidas.

- Arandelas y empaques.

- Adhesivos (de dos componentes, de contacto instantáneo, pistola encoladora en barra y silicona), aceite tradicional, lubricante en aerosol y grafito en polvo (para cerrajería y plomería).

- Lo mejor es tener todo organizado en un mismo lugar y que nada esté a la intemperie ni en lugares húmedos.

LA NACIÓN, Argentina - GDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA