El superratón ‘inmortal’

El superratón ‘inmortal’

Tiene una extraordinaria resistencia al cáncer y disfruta de la mayor longevidad entre los roedores.

Ratopín

El ratón se alimenta de uvas, pero su dieta habitual son patatas, frutas y verduras.

Foto:

University of Illinois at Chicago, UIC.

07 de junio 2017 , 07:45 a.m.

Las ratas topo desnudas son los superhéroes de los animales de laboratorio, ya que muestran pocos signos de envejecimiento, son resistentes a determinados tipos de dolor y casi nunca tienen cáncer, de acuerdo con la revista 'Science', de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) estadounidense.

El científicamente denominado 'Heterocephalus glaber' es minúsculo, ciego, dentudo, tiene sangre fría y el aspecto de una pequeña salchicha rosada y huele mal, pero a cambio la naturaleza lo ha dotado de una serie de cualidades extraordinarias y únicas, como demuestran las investigaciones recientes.

Los científicos han descubierto otro poder de este animal conocido como ratopín rasurado, que vive en el este de África en grandes colonias subterráneas, con una estructura similar a la de los insectos sociales como las hormigas o las abejas: es capaz de sobrevivir más de 18 minutos sin oxígeno.

Cuando está privado de oxígeno, esta criatura puede metabolizar la fructosa, tal como hacen las plantas, según Thomas Park, profesor de Ciencias Biológicas en la Universidad de Illinois (UIC) en Chicago, Estados Unidos, quien dirigió el equipo internacional que efectuó este descubrimiento, formado por investigadores de la UIC, del Instituto Max Delbrück de Berlín, Alemania, y de la Universidad de Pretoria, en Sudáfrica.

De acuerdo con Park, entender cómo estos animales consiguen sobrevivir sin respirar podría conducir a nuevos tratamientos para los pacientes que sufren crisis de privación de oxígeno, así como para los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares.

En los seres humanos, los ratones de laboratorio y los mamíferos conocidos, cuando las células cerebrales carecen de oxígeno, se quedan sin energía y comienzan a morir, pero las células cerebrales de las ratas topo desnudas comienzan a quemar fructosa, la cual produce energía de manera anaeróbica (sin oxígeno), a través de un mecanismo solo utilizado por las plantas, asegura el experto.

A niveles de oxígeno lo suficientemente bajos como para matar a un ser humano en cuestión de minutos, estos roedores pueden sobrevivir durante al menos cinco horas”, señala Park.

En animación suspendida

Los ratopines entran en un estado de animación suspendida, reduciendo su movimiento, pulso y ritmo respiratorio para conservar energía, y comienzan a liberar en su torrente sanguíneo la fructosa presente en su organismo y a utilizarla como fuente de energía, hasta que el oxígeno esté de nuevo disponible.

En una cámara sin oxígeno, los ratones de laboratorio murieron en menos de un minuto, pero los ratopines bajaron su ritmo cardiaco de 200 a 50 latidos por minuto y rápidamente perdieron el conocimiento, y tras 18 minutos, se recuperaron completamente cuando se expusieron al aire normal, explicaron los investigadores en la revista Science.

Estas criaturas viven en colonias de unos 300 miembros, cerca de 2 metros bajo tierra, en túneles extremadamente estrechos y con un suministro limitado de aire, el cual es tan tóxico que mataría o causaría un daño cerebral irreversible en cualquier otro mamífero que lo respirase”, explica Park en un artículo de la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF) estadounidense (https://nsf.gov).

Según Park, estos roedores forman una organización social cooperativa donde una reina se acopla con hasta tres varones, siendo esta hembra y machos los únicos que participan en la reproducción, mientras que el resto de los miembros de la colonia se dividen las tareas, que incluyen la búsqueda de alimentos.

Cualidades extraordinarias

Investigadores de la Universidad del Cabo Occidental (UWC), en Sudáfrica, (www.uwc.ac.za) han descubierto que los espermatozoides de los ratopines de Kenia son diferentes de los de otros mamíferos, exhibiendo una cabeza irregular y, a menudo, globular; un cuello poco desarrollado y una cola que les confiere poca capacidad de nadar en el tracto reproductivo femenino.

Estos animales pueden llegar a vivir hasta 30 años sin sufrir enfermedades del envejecimiento, en contraste con los humanos y otros roedores, según el Instituto Fritz Lipmann (www.fli-leibniz.de), en Jena, y el Instituto Leibniz (www.izw-berlin.de), en Berlín, que exploran los mecanismos moleculares responsables de la inusual longevidad con buena salud del ratopín.

EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA