Un diente se convirtió en tesoro para estudio de los homínidos

Un diente se convirtió en tesoro para estudio de los homínidos 

El diente es, al menos, 20.000 años más viejo que fósiles de homínidos previamente examinados.

Homínido desinovano

Imagen del 2010 de una muela de denisovano hallada junto al homínido que vivió hace al menos 30.000 años en Siberia (Rusia).

Foto:

EFE

12 de julio 2017 , 12:04 p.m.

Los científicos que estudian un molar recién descubierto en la cueva de Denísova, en Siberia (Rusia), calculan que el diente es por lo menos 20.000 años más viejo que los fósiles de homínidos denisovanos previamente examinados.

El hallazgo, publicado este miércoles por la revista ‘Science Advances’, tiene importantes implicaciones para la comprensión de la evolución de los homínidos y se suma al "escaso registro de fósiles denisovanos", sobre los cuales solo había tres más hasta la fecha.

Los resultados sugieren que la dueña del diente deciduo o "diente de leche",
vivió por lo menos hace 100.000 años, lo que supondría que el diente es uno de los restos de homínidos más antiguos que se han descubierto en Asia Central hasta la fecha.

Además, el molar demuestra que los denisovanos estuvieron presentes durante más tiempo en la región, permitiendo una mayor mezcla potencial entre los neandertales y los denisovanos.

La pobre preservación del molar fue un desafío a la hora de analizarlo para Viviane Slon, Svante Pääbo y su equipo del Instituto Max Planck de Evolución Antropológica de Leipzig (Alemania).

Sin embargo, fueron capaces de extraer ADN y comparar la secuencia con otras muestras de denisovanos, así como con neandertales y ADN humano.
Los resultados sugieren que la dueña del "diente de leche" vivió por lo menos hace 100.000 años, lo que supondría que el diente es uno de los restos de homínidos más antiguos que se han descubierto en Asia Central hasta la fecha.

El ADN encontrado en el diente es consistente con los bajos niveles de diversidad del ADN de todas las muestras de denisovanos recuperadas de la cueva, comparable a la menor gama de diversidad genética en las poblaciones humanas modernas, apuntan los autores.

Sin embargo, es posible que las muestras de la cueva representen una población aislada y que la diversidad genética de los denisovanos a lo largo de su área geográfica sea mayor.

Los autores dicen, no obstante, que es necesario que se analicen otros fósiles denisovanos de otros lugares para medir de manera más integral su diversidad genética.

Sobre el hallazgo, Bernard A. Wood, profesor del origen de los humanos en el Centro de Estudios Avanzados de Paleobiología Humana de la Universidad George Washington, dijo a 'New York Times' que el artículo demuestra el poder de la biología molecular como herramienta para la paleoantropología.

“Para referirnos a algo muy difícil decimos ‘Sacar sangre de una piedra’, pero esto es como sacar un tesoro de un diente”, dijo.

EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA