Cerebro humano, ¿se lo explico con plastilina?

Cerebro humano, ¿se lo explico con plastilina?

La construcción de modelos en plastilina del cerebro ayuda al aprendizaje de la neuroanatomía.

Cerebro humano, ¿se lo explico con plastilina?

La plastilina es una herramienta para el estudio de la anatomía del cerebro muy versátil y económica.

Foto:

Universidad de los Andes

19 de octubre 2017 , 09:12 p.m.

Investigadores del grupo de Neurociencia Traslacional, de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes, liderados por la doctora Verónica Akle, demostraron que la construcción de modelos tridimensionales de plastilina de las regiones más difíciles de comprender del cerebro constituye una herramienta eficiente para el aprendizaje de la neuroanatomía, disciplina que estudia la arquitectura del órgano más complejo y delicado del cuerpo humano.

Los mismos estudiantes de medicina de segundo año declaran que tratar de entender la compleja anatomía del cerebro con base en cortes de cerebros humanos es casi imposible.

“Existe algo llamado neurofobia, el miedo a estudiar las ciencias del cerebro, debido a la compleja y delicada función y estructura del órgano que nos hace inteligentes.
El cerebro, incluso para los médicos, es casi intocable, sagrado”, opinan los investigadores, que junto con el grupo Conecta-TE, de la Facultad de Educación de Uniandes, publicaron sus resultados en la prestigiosa revista Anatomical Sciences Education.

El cerebro está conformado por estructuras blandas con textura y color uniforme, las cuales se contorsionan en múltiples ejes. Además, el órgano está resguardado de manera casi hermética y aislada dentro del cráneo, que es la bóveda mejor protegida del cuerpo humano. El estudio con plastilina, además de ser siempre un juego agradable y relajante, permite representar la realidad tridimensional del cerebro y facilita el entendimiento de su anatomía y las relaciones entre sus estructuras.

Por otra parte, el aprendizaje tradicional de la neuro-anatomía requiere de complejas habilidades mentales de rotación espacial y el uso de imágenes y cortes bidimensionales del cerebro. Asimismo, tener acceso a cerebros preservados para docencia es muy difícil.

En este escenario, la plastilina se convierte en una herramienta muy versátil y económica para el estudio de la anatomía humana, y además crea un ambiente lúdico y relajante sobre un tema que regularmente genera ansiedad y confusión entre los estudiantes.

Cuando conocí los resultados de este grupo de investigación, me llamó también la atención que con tan pocos recursos los investigadores lograrán realizar un artículo científico tan riguroso y publicarlo en una excelente revista científica internacional.

Básicamente, plastilina y un salón de clase fueron los insumos requeridos por los investigadores.
Además, emplearon, literalmente, mucha ‘materia gris’.

Formar médicos con un excelente entendimiento en ciencias básicas es crear la base para el progreso en una de las áreas en que más necesita avanzar la humanidad. ¿Se imaginan lo que lograríamos si Colombia invirtiera al menos el 1 por ciento del PIB en ciencia? ¿Se lo explico con plastilina?

JUAN ARMANDO SÁNCHEZ*
Especial para EL TIEMPO
* Ph. D. Profesor titular de la Universidad de los Andes. @biommar

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA