Cecilia Payne, la mujer que halló de qué están hechas las estrellas

Cecilia Payne, la mujer que halló de qué están hechas las estrellas

El trabajo de esta británica sirvió de inspiración para muchas otras científicas en todo el mundo.

Seis consejos para ver la lluvia de estrellas Oriónidas, este sábado

Una vez finalizó su doctorado, Payne estudió las estrellas de alta luminosidad con el fin de entender la estructura de la Vía Láctea.

Foto:

123rf

06 de diciembre 2017 , 09:42 p.m.

El 7 de diciembre de 1979 es recordado como el día en que falleció la astrofísica británica Cecilia Payne, quien es tal vez una de las científicas con mayor impacto en la comunidad científica, gracias a su trabajo de tesis doctoral, conocido históricamente como “la más brillante tesis doctoral escrita nunca en astronomía”.

Con tan solo 19 años, Payne asisitió a la Universidad de Cambridge, donde tuvo la extraordinaria oportunidad de escuchar una conferencia dictada por sir Arthur Eddington, quien, junto con Albert Einstein, fue uno de los pioneros en trabajar en relatividad general. Durante esta charla, Eddington narraba cómo había sido su experiencia en la expedición que él llevó a cabo en la isla Príncipe, donde observó el famoso eclipse de Sol de 1919, eclipse que serviría como evidencia observacional para corroborar la teoría de la relatividad general. Fue precisamente esta cautivadora conferencia la que motivó a Payne a convertirse en astrónoma. Esta fue la chispa que impulsó la carrera de esta extraordinaria mujer.

Payne utilizó las líneas espectrales de diferentes elementos y los resultados obtenidos por el astrofísico Meghnad Saha sobre la relación que existe entre la energía de ionización en una estrella –es decir, la energía requerida para remover un electrón de cierto elemento en estado gaseoso– y la temperatura superficial. Con esta relación, Payne estableció concluyentemente que la secuencia espectral, en efecto, correspondía a las temperaturas estelares. Además, determinó que las estrellas estaban compuestas de hidrógeno y helio, contradiciendo el pensamiento de la época, ya que se había establecido que estas estaban compuestas principalmente de silicio, carbono y otros metales, al igual que la Tierra.

Una vez finalizó su doctorado, Payne estudió las estrellas de alta luminosidad con el fin de entender la estructura de la Vía Láctea. El análisis de los da-tos obtenidos durante meses de arduo trabajo le permitió escribir el libro titulado Estrellas de alta luminosidad el cual fue publicado en 1930 y considerado uno de los textos más creativos e innovadores de la época.

En el año de 1956, Payne fue designada profesora de tiempo completo, y posteriormente se le asignó el cargo de directora del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard.

Ella es, sin duda alguna, una mujer extraordinaria que ha servido de inspiración para muchas otras científicas en todo el mundo.

DAVID TOVAR
Codirector del Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología (GCPA), U. Nacional.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA