Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Iniciativas humanitarias en la red

Por: SOFÍA BUENDÍA | 3:30 p.m. | 15 de Diciembre del 2011

redes
Foto: EFE

Relato de una de las historias de la Organización Ushahidi y el terremoto de Haití en 2010.

Esta es la historia de Patrick Meier, la organización Ushahidi y la cruzada que hace tres años emprendieron para ayudar al mundo por medio de una plataforma digital. Esta es la historia de lo que nos recuerda nuestra condición como seres humanos: la solidaridad.

Ushahidi nació para denunciar las violaciones en las elecciones kenianas de 2008. Hoy, la fuerza de muchos jóvenes ha hecho que Ushahidi se convierta en una manifestación de la responsabilidad civil, en una extensión de la fraternidad que, según Meier, está en cada uno de nosotros.

Basada en una herramienta conocida como Crowdmapping, esta organización ha sido ficha clave en las peores catástrofes naturales de los últimos años y ha demostrado de lo que somos capaces: salvar vidas. En entrevista desde Nueva York para Huella Social, Patrick Meier, uno de los directivos de la organización, habló de lo que ha logrado Ushahidi y sobre una de las historias más impactantes que ha vivido la organización: la forma como lograron rescatar con vida a tres sobrevivientes bajo los escombros del terremoto en Haití.

"Mi primera reacción fue de incertidumbre. No tenía ningún plan, pero sabía que tenía que hacer algo. En ese momento no me imaginaba que decenas de voluntarios de todo el mundo se unirían en el mapa virtual para ayudar a los damnificados". Mientras Patrick organiza su estrategia, en Haití aún hay réplicas que ponen en riesgo la vida de muchos que están atrapados pero vivos. No hay luz, agua ni provisiones.

Patrick reúne a una veintena de sus amigos en una de las salas de estudio del Flethcher School, donde hace un doctorado. Mientras afuera cae nieve, todos abren sus computadores y empiezan a investigar de qué manera pueden ayudar desde tan lejos. El nombre de uno de los voluntarios es Eric Rasmussen, parte del equipo de InsTEDD, organización internacional especializada en apoyo en caso de emergencias.

El objetivo de su llamado, a más de 1.600 millas de distancia, es ubicar siete lugares específicos donde se reporta hay atrapados. Hacia las 8:30 p.m. Anna, con ayuda de otros voluntarios de la web, logra encontrar seis de estos sitios. Sin embargo, uno en particular permanece en la lista. El tiempo apremia y la vida de los atrapados también.

Otra de las comunidades especializadas en ayuda humanitaria en tiempo de crisis, Crisis Mappers Net, publica la lista de algunos sitios para localizar, entre ellos Le Bon Prix. Hacia las 11 de la noche Patrick envía un tweet por la cuenta de Ushahidi: "URGENTE por favor 'retuitear'. Necesitada dirección de Le Bon Prix, cerca al Nappely Inn Hotel. Gente atrapada".

Entre Anna y alguno de los colegas de Patrick, encuentran la que pare dirección del hotel cercano al sitio, e incluso buscan en la guía turística Lonely Planet: un sola pista, el hotel tenía una piscina. La esperanza empieza a disminuir. A pesar de la hora y del cansancio, Patrick, sus amigos y cientos de voluntarios virtuales siguen rastreando. En medio de la búsqueda, un 'tweet' llama la atención de Patrick. Un usuario llamado @Sarapouly encuentra en internet la hoja de vida de alguien que en el pasado había trabajado en Le Bon Prix.

"Parece que él trabajó ahí, llámenlo", decía el mensaje con copia de la dirección y el teléfono. A pesar de la hora el equipo decide llamarlo. Son las 02:30 a.m., en Brooklyn-Estados Unidos. Marc Henry Louis ya no vive en Haití, su residencia ahora es Brooklyn. Entusiasmado les cuenta que, efectivamente, había trabajado allí y que conocía bien la zona. Entre francés e inglés Patrick logra, con la ayuda de Marc, dibujar un mapa con la localización exacta de este almacén.

"Inmediatamente envié un mensaje a Eric Rasmussen por Skype. Todo el equipo estaba en ese momento atento a lo que podía pasar. La información fue enviada a los equipos rescatistas. Por fin pudimos ir a dormir tranquilos", comenta Meier recordando el momento. Al otro día Patrick y su equipo tuvieron la noticia de que más de seis personas fueron rescatadas gracias a la información enviada en la noche.

Durante más de un mes el trabajo fue intenso, otras organizaciones empezaron a confiar en el trabajo de Ushahidi, voluntarios de todo el mundo se unieron para hacer llegar provisiones, ayudar a encontrar lugares y enviar mensajes de aliento al pueblo haitiano.

"En esa ocasión y en todas las que hemos tenido se demostró que las herramientas de Ushahidi son una manera de transmitir las ganas y la pasión de muchas personas que quieren ayudar. No es la tecnología la que hace esto, son los humanos que con su deseo de ayudar transforman la tecnología".

SOFÍA BUENDÍA
PRODUCTORA SENIOR, ELTIEMPO.COM

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.