Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

'No llamen a mis papás' / Análisis

Por: |

Red PaPaz hace un llamado para que padres estén pendientes de sus hijos.

"No llamen a mis papás". Esto era lo que decían muchos menores de 18 años que asistieron a una fiesta escolar y que terminaron en urgencias hospitalarias.

Y aunque esto sucedió el pasado 9 de noviembre no fue noticia en ningún medio, ni las autoridades que hicieron presencia tomaron las medidas de ley en contra del establecimiento o de los organizadores del evento.

En palabras de una mamá que presenció el hecho: "Esta fiesta fue organizada y contratada por los alumnos de último grado de un colegio, en un amplio espacio para eventos en el norte de Bogotá.

Algunos adolescentes llegaron solos en chivas y ya borrachos, aunque la mayoría llegó igualmente sola y directamente al lugar.
Sin que fueran acompañados por sus padres o un adulto responsable, en un transporte que pagan entre varios, al que suben también muchas botellas".

Desde Red PaPaz vemos con preocupación que en Colombia aún no tomamos conciencia, ni medidas para cambiar el rumbo al que el consumo de alcohol está llevando a nuestra niñez y adolescencia. Por toda Colombia los rectores de las instituciones educativas afiliadas nos piden actuar al respecto, pero a quienes hemos identificado como corresponsables y a quienes hemos reiterado este llamado no han actuado decididamente. La mayoría aún cree que la prohibición de consumo de alcohol para menores de 18 años es un capricho de la ley, y se sigue haciendo caso omiso a la evidencia científica sobre el compromiso que este consumo tiene con el desarrollo cerebral, la capacidad de la memoria, el control de impulsos y con el que los adolescentes se vean involucrados en otros consumos ilícitos, en actos violentos, en delitos y en abusos sexuales.

¿Qué nos está pasando a los papás y mamás?, ¿será que quienes los sacaron de urgencias aprendieron?, ¡ojalá! ¿Qué hace un niño o niña desde los 12, 13 o 14 años en un evento de estos?, ¿cómo es que dejamos el bienestar de nuestros hijos en manos de unos 'empresarios de eventos', cuyo afán de lucro no les permitió contratar una ambulancia, cuando recibieron a cerca de 2.000 personas? Los papás y mamás no nos aparecemos en esos eventos por no abochornar a nuestros hijos, pero seguramente quienes buscan venderles trago y algo más, quienes quieren abusar de ellos, no tuvieron reparo en ir y hacer lo suyo.

Varias preguntas

¿Qué pasó con las clínicas y hospitales a los que llegaron los adolescentes intoxicados por alcohol, reportaron a las autoridades, como los obliga la ley?

¿La ambulancia de la Secretaría de Salud reportó el hecho a las autoridades después de recoger hacia las 10 p.m. a una niña intoxicada?

¿Los padres de los implicados por consumo de alcohol, identificados por las autoridades, fueron citados a la sanción pedagógica que prevé la Ley 124 de 1994?

¿Qué sanción recibió el establecimiento? ¿Qué sanción hubo para la empresa organizadora del evento? A las chivas repletas de licor y de menores de 18 años: ¿Alguien las controla? ¿Qué medio de comunicación lo denunció?

Anticipamos que nada de esto sucedió y que la gran mayoría esperará a que en un próximo fin de semana en cualquier ciudad del país haya un muerto y que quizá sea hijo de alguna celebridad... a ver si allí nos rasgamos las vestiduras y quemamos en la hoguera a algún chivo expiatorio.

Invitamos a los papás y mamás a que siempre sepan adónde van sus hijos, con quién, e inclusive ir, mirar y, si es necesario, acompañar, a pesar de que sus hijos se sientan momentáneamente abochornados. Que no nos recriminemos un día ¿por qué no lo cuidé?

Nuestros hijos deben tener claro que siempre que se sientan incómodos pueden contarnos y que acudiremos, aunque nos preocupemos y, eventualmente, nos enojemos...

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.