Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Tala arrasó con el 10 por ciento de los bosques colombianos

Por: REDACCIÓN VIDA DE HOY | 6:04 p.m. | 29 de Noviembre del 2011

Tala de árboles

En los últimos 20 años en Colombia se han talado 6 millones 200 mil hectáreas de bosques.

Foto:

La devastación de árboles también es una causa de la tragedia invernal, porque causa deslizamientos.

El invierno que azota al país desde septiembre, y que hasta este martes deja 108 muertos, 419.612 personas afectadas y 71.340 viviendas averiadas, también ha impuesto una marca poco usual: 186 deslizamientos de tierra, casi tres diarios y en diferentes partes del país. Esto último, por un tema en el que casi nadie piensa: la deforestación.
 
Precisamente este martes, la tala, que avanza como un cáncer por todo el territorio, fue exhibida en cifras por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) y el Ministerio de Medio Ambiente, quienes dieron una cifra contundente que muestra la relación entre esa devastación indiscriminada de árboles y la tragedia invernal.
 
En los últimos 20 años, en Colombia se han talado 6 millones 200 mil hectáreas de bosques, es decir, se ha arrasado con el 10 por ciento de la cobertura boscosa nacional, que es, aproximadamente, de 60 millones de hectáreas.
 
"Sin árboles hay erosión y esa erosión da lugar a tierras frágiles que terminan derrumbándose", explicó Frank Pearl, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Eso sin contar que la tierra deslizada termina en los ríos, aumenta la sedimentación de los caudales y su vulnerabilidad a desbordarse.
 
El Programa de Monitoreo del Ideam, el primero que tiene el país en su historia, arrojó que la tasa de pérdida de bosque natural entre 2005 y 2010 fue de 238.361 hectáreas anuales promedio. Esto equivale a decir que cada año se tala un área casi cercana a la totalidad del Atlántico.
 
Esta cifra aumenta a 310 mil hectáreas cuando se tienen en cuenta datos entre 1990 y el 2010, cifra que se aproxima mucho a las 336 mil hectáreas de bosques arrasados por año que fue publicada el año pasado por el Ideam, pero que usó una metodología diferente de verificación.
 
La ampliación de la frontera agrícola y pecuaria, la siembra de cultivos ilícitos, la colonización, la minería, la extracción ilegal de madera para venta o auto consumo y los incendios forestales son las principales causas de este deterioro, que según académicos de la Universidad Nacional como Jesús Rangel (para quien la tasa de deforestación puede ser casi tres veces mayor), tiene en extinción a cerca de 500 especies de plantas nativas.
 
El Libro Rojo de Plantas de Colombia incluye, por ejemplo, 34 especies maderables nacionales que están reportadas con algún grado de amenaza y que se cortan sin permiso para venderse por pedazos en el interior del país o para exportarse a China y a otros mercados asiáticos. Entre ellas aparecen el abarco, el guayacán y el cedro, que ya casi no se ve en Amazonas.
 
La región más afectada es la zona Andina,
con una tasa de deforestación de 87.090 hectáreas anuales promedio (entre 2005 y 2010), seguida de la Amazonia, con 79.797 hectáreas anuales promedio en ese mismo lapso. Les siguen la región Caribe (40.018 hectáreas anuales promedio), la Pacífica (22.149 hectáreas anuales promedio) y la Orinoquia (9.307 hectáreas anuales promedio taladas).
 
Dentro de esas áreas, la mayoría de la tala ilegal se concentra en el norte y occidente de la Serranía de la Macarena; en Sarare (Arauca); San José, Calamar y Miraflores (Guaviare); La Paya y San Miguel Guamez (Putumayo); Catatumbo (Norte de Santander); en la Sierra Nevada de Santa Marta; Bajo Mira (Nariño) al igual que en  Caquetá, Paramillo, la Serranía San Lucas y los Montes de María.
 
Casos puntuales que reflejan los daños se viven en Chocó y el Caribe, donde la política que rige desde 1996 ha sido insuficiente para mitigar el daño ambiental. En el primero, si no se toman medidas inmediatas, la fragmentación de los bosques podría ocurrir antes de 40 años, o, como advierte Julio Carrizosa, investigador de la UN, estos se podrían extinguir en menos de 70 años. Por su parte, en la Costa Atlántica queda menos del 2 por ciento de la cobertura original del bosque seco, ecosistema típico de esta zona.
 
El Gobierno anunció que para la reparación de esta tragedia restaurará o reforestará 280 mil hectáreas. "La deforestación sigue creciendo y requiere de toda una batería de acciones conjuntas y urgentes para controlarla", dijo Ricardo Lozano, director del Ideam.
 
En las zonas con mayor deforestación se trabajará en conjunto con el Ministerio de Agricultura para frenar la frontera agropecuaria. Se promoverán proyectos silvopastoriles para frenar la expansión de la ganadería en áreas de bosque natural y se hará restauración ecológica en sitios degradados por pastoreo excesivo.
 
De esto ya hay avances en cinco regiones del país y en 50 mil hectáreas, donde trabajan pequeños y medianos ganaderos. El Ministerio de Ambiente trabaja allí con el apoyo del Banco Mundial, Fedegan, el Fondo para la Acción Ambiental y la Niñez y The Nature Conservancy-TNC.
 
A esto se suma el Pacto Intersectorial por la Madera Legal en Colombia, respaldado por el presidente Juan Manuel Santos y 50 entidades, y que busca que la madera extraída de los bosques y comercializada en mercados locales provenga exclusivamente de fuentes legales.

REDACCIÓN VIDA DE HOY

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.