‘Radiografía’ a la innovación en Colombia
Universidad de la sábana
Análisis UniSabana

‘Radiografía’ a la innovación en Colombia

El país está en retroceso en esta materia, señala un informe de la OMPI.

26 de junio 2017 , 04:39 p.m.

Hoy en día la innovación no es una actividad de desempeño exclusivo para las economías más desarrolladas, ni para sectores de alta sofisticación tecnológica o para empresas de gran tamaño. Todo lo contrario. En su impulso y promoción se forjan las esperanzas de desarrollo de actualización tecnológica y de consolidación de la competitividad de economías en vías de desarrollo como Colombia.

La innovación empuja la productividad, que a su vez soporta la competitividad. Hacer balances sobre su evolución es necesario ejercicio de control pues mide la efectividad de las políticas públicas y privadas y sugiere rectificar o potenciar estrategias.

El recientemente aparecido Índice de Innovación Global (IIG) de 2017, elaborado conjuntamente por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), el INSEAD y la Universidad Cornell, muestra a Colombia en situación de retroceso. De los tres grandes componentes del IIG, el primero mide los insumos o recursos invertidos, y se resume en cinco pilares: instituciones, capital humano, infraestructuras, sofisticación de los mercados y sofisticación de los negocios. El segundo mide los resultados en forma de nuevo conocimiento operativo generado, por ejemplo, por nuevas tecnologías e innovaciones. El tercero, indicador de eficiencia, es el cociente entre insumos y resultados.

El primer puesto en eficiencia lo viene ocupando Suiza desde hace cuatro años, seguida, unas veces por el Reino Unido, y en los dos últimos años por Suecia. Estados Unidos ha venido escalando posiciones, pasando de ocupar el sexto puesto en 2014, a ocupar el cuarto. Colombia, catalogada dentro de un colectivo de 35 países denominados de ingresos medio-altos, ocupó el puesto 100 en eficiencia, dentro de un total de 127 países de todo el mundo, cediendo cuatro puestos respecto de 2016 donde había conquistado la posición 96.

Entrando en análisis más detallados, permitidos por el IIG, nuestro país reporta cuatro fortalezas a destacar. La primera en infraestructuras, donde hay logros en penetración y uso de redes de internet. La segunda en sofisticación de mercados con coberturas aceptables de acceso al crédito. La tercera en sofisticación de los negocios, donde salimos relativamente bien calificados en lo relacionado con programas de capacitación al recurso humano.

Vale la pena destacar también logros en la consecución de certificaciones técnicas tanto en temas del medio ambiente como de calidad. Las debilidades reportadas sin embargo son más, diez en total, y aparecen en el frente institucional, concretamente en inestabilidad en la continuidad de políticas públicas. También se descubren carencias en el vital frente del recurso humano, donde además de conseguir bajos resultados en las pruebas Pisa, se tienen bajas relaciones profesor-alumno en secundaria, así como bajo número de trabajadores especializados en manejo de altas tecnologías.

La inversión en actividades de Investigación y Desarrollo (I&D), así como el bajo número de trabajadores contratados para llevarlas a cabo, es una debilidad que debe resaltarse. Esta perspectiva mundial de la innovación se complementa con las mediciones que adelanta el DANE gracias a la información que esta institución recoge en las Encuestas de Innovación y Desarrollo Tecnológico (EDIT), diseñadas tanto para el sector industrial como para el sector servicios.

Las dos últimas EDIT para la industria presenta escenarios desalentadores. Datos tomados directamente de los informes técnicos del DANE, permiten concluir que para el cuatrienio comprendido entre 2011 y 2014, el número de empresas innovadoras en sentido estricto disminuyó un 55,6% y que las empresas innovadoras en sentido amplio tuvieron también una caída del 15,9%.

El balance de desempeño de Colombia en lo referente a innovación está más desbalanceado hacia las debilidades y carencias, que hacia logros y realizaciones. En innovación, en Colombia, no hemos hecho bien la tarea, nuestras calificaciones son bajas hasta el momento y la tendencia reciente es a desmejorar. Esta realidad sin embargo nos debe llevar a revisar en qué lo hemos hecho bien y dónde se han dado los desaciertos para ajustar las estrategias tanto en el sector público como también en el sector empresarial.


ÁLVARO TURRIAGO HOYOS
Profesor
Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas (EICEA)
Universidad de La Sabana

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA