Tekken 7: el virtuoso regreso de una saga legendaria

Tekken 7: el virtuoso regreso de una saga legendaria

Es un homenaje a una franquincia de la lucha 3D cuyos comienzos se remontan a 1994.

Tekken 7

Tekken 7 está disponible para Xbox One, PS4 y PC.

Foto:

Namco Bandai

03 de junio 2017 , 06:52 p.m.

Resumen

Lo mejor: la mecánica de pelea que brinda diversión tanto a expertos como a novatos. Las posibilidades de personalización de los personajes.

Por mejorar: el modo historia no cautiva y está lleno de clichés. Faltan más modos de juego.

8,0

Bueno

Tekken 7 marca el retorno de una saga legendaria de videojuegos de lucha 3D a las consolas domésticas, Xbox One y PlayStation 4, y a PC. Los protagonistas de la séptima entrega son 36 luchadores y diez de ellos son nuevos en la franquicia.


A diferencia de otros títulos de lucha, Tekken se centra en los golpes, inspirados en diversos tipos de artes marciales, y no en otros artilugios, como la magia o las armas,. Es un título de lucha cuyo esquema es más purista que el de otras franquicias, como Injustice o Mortal Kombat.

Los escenarios de los duelos son tridimensionales, es decir el personaje se puede mover de derecha a izquierda y también hacia los lados, lo que añade una sensación de profundidad espacial a los encuentros.

La treintena de personajes muestran marcadas diferencias en su estilo de pelea, su raza, sus formas y su idioma.

Por ejemplo, Claudio Serafino es un mago italiano de refinadas maneras; Kazumi Mishima habla japonés, al mejor estilo anime, y luce un kimono con la delicadeza de una geisha; Shaheen parlotea árabe con propiedad y un 'shemagh'  corona su cabellera azabache.

No solo hay figuras esbeltas en Tekken 7. Hasta la obesidad cuenta con un digno representante: Bob, un estadounidense mórbido en cuyo guardarropa solo encontramos desaliñadas camisas hawaianas. También destaca Panda, un personaje que hace honor a su nombre: es un oso panda en cuya cabezota hace gala de un sombrero rosado.

Si bien Tekken 7 acaba de llegar a las consolas de sobremesa, no es un juego nuevo, pues fue lanzado en 2015 para máquinas ‘arcade’ en Japón. Dos años después, llega a los hogares con un paquete más robusto de contenidos.

Una de las fortalezas del juego es la enorme cantidad de opciones de personalización de los personajes. Atuendos, accesorios y otras minucias son la recompensa por horas de juego.

La mecánica de juego permite que el acercamiento a Tekken sea cómodo para los novatos (es decir, aquellos cuya única técnica es presionar los botones a compás frenético con la esperanza de obtener un combo como por arte de magia), pero también ofrece el grado de complejidad esperado por los expertos en juegos de lucha 3D.

Sin importar el grado de experticia en este tipo de juegos, los combates no dejan de ser trepidantes, impactantes y llenos de adrenalina.

Se construyó un modo historia cuya estructura narrativa combina el drama del anime japonés con diálogos llenos de clichés propios de las películas de acción hollywoodenses. Apenas dura unas tres horas y no brilla por su originalidad argumental pero sí por el atractivo visual de sus escenas.

En el menù 'offline' encontramos un modo arcade, donde se dirimen enfrentamientos contra cinco rivales. Hay un modo de duelo, pensado para generar enfrentamientos locales usando dos controles; hay un modo de práctica y otro llamado 'combate de tesoro' donde las victorias otorgan cofres con objetos para personalizar a los personajes.

Un detalle que se agradece es que en el modo práctica se pueden simular las condiciones que se podrían vivir cuando se juega en línea. Sobre todo, simula los posibles retrasos que se pueden presentar si la conexión no funciona de forma óptima.

Desde la perspectiva gráfica, en Tekken 7 brilla el modelado de los personajes y sus movimientos se perciben fluidos, acaso naturales. Por el contrario, algunos de los escenarios acusan falta de detalle.

Existe un modo para realidad virtual pensado para las gafas de PlayStation, pero lo cierto es que resulta decepcionante. Solo sirve para observar las peleas desde una perspectiva levemente diferente, pero no acude a la vista desde primera persona para generar una experiencia más inmersiva o algún otro recurso similar que saque mayor provecho de la realidad virtual.

La banda sonora no flaquea. Incluye pistas nuevas, cargadas de frenesí, disonancias y ritmos radicales, y también acopia las composiciones de las anteriores entregas de Tekken (lo cual es una suerte de tributo a su historia y a sus seguidores).

En definitiva, es un juego cuya propuesta resulta atractiva tanto para expertos como para novatos. Sin embargo, se echan de menos más modos de juego y una aproximación más innovadora a los juegos de lucha 3D. Es, en esencia, una refinación de lo ya conocido.

¿Por qué es que esta saga es tan famosa? La fama de la franquicia se remonta a 1996, cuando se lanzó la tercera entrega. Tekken 3 es el cuarto juego de Playstation más vendido de la historia, con más de 8,3 millones de copias. Desde entonces, se convirtió en un referente a la altura de Street Fighter, Mortal Kombat o Killer Instinct.

ÉDGAR MEDINA
Tecnósfera
leosil@eltiempo.com
@EdgarMed en Twitter

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA