‘Deepfakes’: ahora su cara podría estar en un video porno

‘Deepfakes’: ahora su cara podría estar en un video porno

Conozca las medidas que se pueden tomar contra la exposición de imágenes íntimas en internet.

Pornografía de venganza

La mal llamada ‘pornografía de venganza’ tiene impactos devastadores en las víctimas. Algunas deben abandonar sus hogares y sus lugares de trabajo.

Foto:

123RF

12 de febrero 2018 , 06:50 a.m.

La aparición de videos pornográficos creados con inteligencia artificial, denominados ‘deepfakes’, que ponen las los rostros de artistas como Emma Watson y Gal Gadot en escenas de sexo explícito, encendió las alarmas de quienes combaten el mal llamado ‘porno de venganza’.

Mal llamado, porque se trata en realidad de la distribución de imágenes sexuales de una persona sin su consentimiento. Es una práctica que suele alimentarse de fotos o videos que, aunque reales, no estaban pensados para ser publicados. La inteligencia artificial lleva las cosas a otro nivel.

Una expresión de dicho nivel es la aparición de FakeApp, una ‘app’ que permite animar, a partir de fotos, el rostro de una persona. Luego genera una versión digital que puede sobreponerse en cualquier video. Sus creadores dicen que buscaba ser un juego (en su sitio web hay un clip en el que la cara de Nicholas Cage se usa en escenas de cintas como ‘Man of Steel’ y ‘Raiders of the Lost Ark’) y no una herramienta para el porno. De hecho, la ‘app’ se asemeja a la función de Snapchat que permite intercambiar dos rostros en una fotografía, solo que el resultado es mucho más realista y se adapta al movimiento.

En rigor, cambiar la cara de alguien por la de otra persona no es (ni moral o legalmente) una agresión. Pero al usar esta capacidad para hacer pornografía que parece real, cualquiera podría hallar videos ‘suyos’ en la red sin su consentimiento.

Por eso, activistas de los derechos a la honra y a la privacidad han advertido que se abre un nuevo frente de batalla, pues temen que esa capacidad de poner rostros sobre cuerpos de actores porno termine por impactar no solo a famosos, sino que también pueda usarse para difamar a cualquier persona, al usar su imagen y ponerla en situaciones a las que nunca accedió.

Para Mónica Echeverría, directora del Observatorio de Medios y Género de la Universidad Central, el caso de FakeApp es una violación a la intimidad.

“Aunque no es una afectación exclusiva de mujeres, sin duda, ellas son las más afectadas por este tipo de violencia. No se va a tratar solo de mujeres mediáticas, sino que también puede afectar a universitarias, profesoras y mujeres en las oficinas”, aseguró.

Esto es así porque, aunque FakeApp requiere un considerable número de imágenes (más de 500) para lograr un grado aceptable de realismo, fotos y videos pueden conseguirse en abundancia a través de redes sociales.

Por ahora, la batalla contra estos videos se ha dado en las mismas plataformas en las que se multiplicaron. Los ‘deepfakes’ ya fueron prohibidos por redes como Twitter, sitios porno como Pornhub y hasta en Reddit, donde todo comenzó.

Las fuentes consultadas también aseguran que la sextorsión (práctica que busca que una persona haga determinada acción para evitar la difusión de imágenes sexuales) también puede agravarse con el uso de este tipo de herramientas.

El respaldo jurídico

Según Eliana Riaño, el impacto de la difusión de imágenes –ya sean reales o montajes– que exponen sin su consentimiento la intimidad de una persona es devastador. Algunas víctimas se ven forzadas a abandonar sus trabajos, hogares, escuelas e incluso países donde residen. Es una alarmante realidad que una creciente proporción de casos afecta a menores de edad.

Estefanía Piñeros, abogada y miembro del colectivo Parceras, asegura que la capacidad de estas tecnologías les da el potencial de ser usadas para chantajes, extorsiones y otros delitos.

Para quienes han sido víctimas de este tipo de conductas, Piñeros asegura que existen líneas de denuncia como la red Te Protejo, para víctimas menores de edad, y el CAI virtual de la policía. De esa manera, la división especializada puede investigar el origen del video y tomar las medidas correspondientes. Según la Dijín, esos casos son investigados por la afectación a la honra y la buena imagen.

La ley colombiana está atrasada con respecto a otros países en este renglón. Nuestro país tiene una ley de delitos informáticos y se contemplan penas por “acceso abusivo a sistemas informáticos” y “violación de datos personales”. No existe, sin embargo, una previsión específica acerca de distribución de imágenes sexuales sin consentimiento.

Entre las leyes que protegen la identidad y los datos de las personas en la web se destaca la ley 1273 del 2009, que modificó el código penal para incluir tipificaciones relacionadas a los ciberdelitos.

En el caso de las mujeres, la defensa podría incluir el enfoque de género consagrado en la ley 1257 del 2008.

Otra posibilidad en Bogotá –dice Piñeros– es acudir a la Secretaría Distrital de la Mujer, que cuenta con abogadas especializadas en todas las temáticas digitales.

Pero es mejor prevenir. Según Sara Fratti, analista de políticas públicas de la ONG Ipandetec, que promueve la regulación de las tecnologías de la información y la defensa de los Derechos Humanos en entornos digitales, un factor clave para la autoprotección es, al momento de capturar escenas de carácter íntimo, dejar claro el consentimiento.

“El contenido (texto, fotos o videos) únicamente es para la otra persona y esa persona debe respetar tu decisión de que el contenido deba permanecer privado”, indicó.

Además de evitar mandar imágenes a desconocidos, es importante el uso de herramientas seguras para esa actividad. Ni Facebook, ni WhatsApp, ni Snapchat ni Skype son recomendables. Existen plataformas que informan cuándo se hace una captura de pantalla. Algunas herramientas recomendadas son Telegram o Signal, que tienen chats secretos con posibilidad de programar su autodestrucción después de tres segundos. Para videollamadas, Jitsi ofrece encriptación punto a punto. Para borrado seguro, existe Secure Delete.

“Tomar medidas de seguridad en lo digital se equipara a usar anticonceptivos. Es importante tener control de la tecnología y no que esta tenga el control sobre nuestros cuerpos” explicó.

Tomar ciertas medidas de seguridad en el mundo digital se equipara a utilizar métodos anticonceptivos

Las medidas de las redes sociales

Además de la propagación de noticias falsas, los mensajes de odio y la transmisión en vivo de escenas violentas, las redes sociales se enfrentan a un nuevo reto: evitar que este tipo de contenidos en el que se superpone el rostro de una persona en videos porno se comparta en sus plataformas. Pero las compañías han decidido tomar medidas antes de que el tema pueda salirse de control. Reddit eliminó el foro donde fueron compartidos inicialmente los videos falsos de famosas y prohibió la publicación de imágenes sexuales sin el consentimiento de la persona. Twitter hará lo mismo y dijo que eliminará los contenidos creados por algoritmos ‘deepfake’. Mientras tanto, otras plataformas, como Pornhub, invitaron a sus usuarios a denunciar la presencia de estos videos en sus espacios.

LINDA PATIÑO
EL TIEMPO
En Twitter: @LinndaPC

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.