MacBook Pro, o de cómo Apple nos dejó sin 'escape'

MacBook Pro, o de cómo Apple nos dejó sin 'escape'

El adiós a la tecla Esc es doloroso, pero necesario. Análisis del editor.

fg

La tecla Esc deja de existir en el mundo físico y pasa al virtual.

Foto:

Beck Diefenbach / Reuters

06 de noviembre 2016 , 06:39 a.m.

Se entiende la molestia, por supuesto.

La decisión de Apple de lanzar un MacBook Pro, el tope de su línea de portátiles, desprovisto de cualquier puerto distinto al USB-C es, por decir lo menos, cuestionable.

Es decir, una cosa es quitar el puerto USB o la ranura para tarjetas SD en una MacBook Air, que por definición apunta a ser lo más ligera posible, y otra es hacerlo en una Pro, dirigida, precisamente, a profesionales que trabajan con las mejores especificaciones, incluyendo cámaras que usan esas tarjetas. ¿Quitar la tecla Esc? ¿Cómo así que no hay un conector ‘lightning’ para cargar –entre todos los dispositivos– el nuevo iPhone 7?

Pero Apple tiene razón. Si bien no cabe duda de que la firma planea vender montones de accesorios y adaptadores (que no son lo que se dice baratos), es probable que se esté adelantando una vez más a la tendencia de la industria. Para Apple, la tecnología inalámbrica de las cámaras de hoy en día (incluso de algunas compactas) hará que pronto sea innecesario conectar nada al computador. Y si hay que usar un lector externo, alegan, pues es lo que igual debían hacer quienes usan Compact Flash o XQD.

De la misma manera, la incorporación en la parte superior del teclado de la ya famosa Touch Bar (una herramienta táctil y ultrapersonalizable) es un paso en la dirección correcta.

Por acostumbrados que estemos a las teclas de función, son espacio que se puede usar más inteligentemente, y la tecnología de ‘botones virtuales’ hace que esto sea posible. El adiós a la tecla Esc es doloroso, porque es una vieja amiga, pero es necesario. Y si alguien, por ejemplo un programador, encuentra que en serio la necesita, puede programar la Touch Bar para mostrarla.

En lo personal, lamento más la partida del conector MagSafe, el muy seguro conector de carga de las últimas generaciones de la Pro, y resiento la falta de coordinación que supone eliminar el ‘jack’ de audífono del nuevo iPhone y preservarlo en la mejor MacBook.

Pero en esto, como en todo, Apple no nos da opciones. Y lo mejor es que el mercado parece darles la razón: aun con las críticas, el nuevo MacBook Pro ya es el portátil Pro con más órdenes en la historia de la marca. La seducción del diseño, de la novedad o del apego a la marca sigue siendo el comodín, y Apple sabe bien cómo jugarlo.

WILSON VEGAwilveg@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA