El iPhone cumple 10 años, ¿por qué fue revolucionario?

El iPhone cumple 10 años, ¿por qué fue revolucionario?

El 9 de enero de 2007, Apple cambió las reglas de juego en los teléfonos inteligentes.

fg

El iPhone fue presentado el 9 de enero de 2007.

Foto:

Reuters

10 de enero 2017 , 08:31 a.m.


Steve Jobs aguardaba ese día desde hace dos años y medio. Se sentía la emoción estremeciendo sus palabras cuando se paró enfrente de la audiencia ansiosa por escucharlas: "De cuando en cuando, un producto revolucionario emerge y lo cambia todo (...) En Apple hemos tenido la fortuna de introducir varios de ellos. En 1984, cambiamos la industria de la computación con el Macinstosh. En 2001, revolucionamos no solo la forma de escuchar música sino la industria musical por completo con el iPod. Hoy vamos a presentar no uno, sino tres productos revolucionarios: el primero es un iPod de pantalla ancha con controles táctiles; el segundo es un teléfono móvil; el tercero es un disruptivo dispositivo de comunicaciones por internet".

Jobs se refería al iPhone. Este teléfono unía las virtudes de la triada de productos en mención. Varias innovaciones llegaron asociadas al teléfono inteligente de Apple: el uso de una pantalla multitáctil, y de diversos gestos con los dedos como método de control, marcó un cambio de paradigma. Lo común era usar teclados físicos. Así mismo, se redefinió la estética del móvil y se lo concibió como un dispositivo que llevaba el poder de un computador a la palma de la mano, con las posibilidades que ello confiere tanto desde la perspectiva laboral como de entretenimiento y aprendizaje, entre otros.

Por otra parte, la compañía de la manzana impulsó la creación del cristal Gorilla
que se usa en la actualidad en casi todos los dispositivos móviles. La empresa fabricante, Corning, accedió a crear el material porque Jobs lo consideraba necesario para su teléfono móvil.

En el libro ‘Cómo Apple y Google entraron en guerra e iniciaron una revolución’, Fred Vogelstein ilustra la reacción visceral del ingeniero Chris DeSalvo, de Google, cuando vio el iPhone: “Como consumidor, estaba alucinado. Quería uno ya mismo. Pero como ingeniero de Google pensé: ‘Vamos a tener que volver a empezar’”. Y es que Google ya venía trabajando en un concepto similar, el teléfono Sooner, pero era un adefesio comparado con el iPhone.

Para el equipo de Google, el iPhone fue como un golpe en el estómago. “El iPhone nos hizo ver anticuados, como de los noventa”, recalcó DeSalvo en la entrevista reproducida en dicho libro.

El otrora presidente y confundador de la canadiense Research in Motion (RIM), Mike Lazaridis, cayó presa de la incredulidad cuando lo vio: era un equipo sin teclado físico y provisto de una pantalla táctil. Era caro y exigía de tal forma la red de datos móviles que seguramente los servicios existentes terminarían colapsando. Sin embargo, permitía descargar videos y navegar como si se tratase de un computador de escritorio. “¿Cómo han hecho eso? Metieron una Mac en esa cosa”, se preguntó el líder de la compañía detrás del BlackBerry en ese entonces. El iPhone era 22 veces más poderoso que cualquiera de los modelos de su compañía, virtud de sus 700 MB de memoria. Y, como colofón, se había granjeado el apoyo del operador Cingular, un hijo del gigante AT&T.

En el bastión de Microsoft, Steve Ballmer, su por entonces presidente, se burlaba del iPhone por su alto precio. En una entrevista concedida al medio 'USA Today', confesaba: “No hay ninguna probabilidad de que el iPhone logre un porcentaje significativo del mercado...¡no hay ninguna probabilidad! Es un aparato que cuesta 500 dólares. Puede que logren mucho dinero, pero van a tener el 2 o el 3 por ciento del mercado”, bramó. Lanzó el pronóstico con un dejo burlesco en su voz.

Pero Ballmer no resultó ser un agorero de fiar. Su pronóstico fue equivocado. El iPhone cambió la forma de construir dispositivos móviles. Desde ese momento, la apariencia de los teléfonos cambió. Dejaron de lucir como herramientas y se convirtieron en artículos de moda. Se acoplaron múltiples sensores a los dispositivos, para garantizar experiencias únicas, como acelerómetros, giroscopios o sensores de proximidad. 

En julio de 2008 se lanzaría la App Store (la tienda de aplicaciones de Apple), un negocio multimillonario que le permitió a los desarrolladores ganar 20.000 millones de dólares en 2016. Ya cuenta con más 2,2 millones de aplicaciones y ha registrado 140.000 millones de descargas en sus poco más de ocho años de historia.

Android no se quedaría atrás y presentaría su Android Market en octubre de ese año. Desde ese momento, se entendió que los consumidores deseaban vivir experiencias con su teléfono móvil y que, más allá de las características del aparato en manos del consumidor, era relevante construir contenidos, fuentes de entretenimiento, herramientas que lo dotarán de dinamismo y poder. Se entendió que el eje de los esfuerzos debía centrarse en las aplicaciones.

Quienes no siguieron ese rumbo, terminaron sucumbiendo en el terreno de los móviles, como fue el caso de Nokia, Microsoft y BlackBerry. Quienes interpretaron el cambio de reglas de forma correcta, emergieron como fuerzas dominantes, tal es el caso de Android y Apple.

Esta es una breve historia del iPhone: 

1. Del iPhone al iPhone 4


El Apple iPhone fue presentado el 9 de enero de 2007 y llegó a las tiendas el 27 de junio de ese año. Dispuso de una pantalla de 3,5 pulgadas a color. Fue uno de los primeros teléfonos en utilizar una tecnología multitoque. Prescindió del teclado físico como mecanismo de entrada. Contó con hasta 16 GB de almacenamiento y fue pionero en el uso de la lámina Gorilla Glass para proteger el teléfono de golpes y rayones. Manejaba conectividad wifi y edge. Llegó al mercado con un precio de 599 dólares. Se vendieron 6,1 millones de unidades.

El iPhone 3G llegó al mercado en junio de 2008. Mantuvo una línea de diseño similar a la de su antecesor. Su pantalla fue de 3,5 pulgadas con resolución de 320 por 480 píxeles. A diferencia de la primera versión, soportó conectividad 3G. Traía 128 MB de RAM y tecnología A-GPS. Se ofreció con dos capacidades de almacenamiento: 8 o 16 GB.

En junio de 2009, se lanzó el iPhone 3GS. Siguió manejando el mismo tamaño de pantalla e igual resolución. Sin embargo, Apple actualizó sus componentes internos: el dispositivo pasó de tener un procesador 412 ARM 11, con una velocidad de reloj de 412 Mhz, a disponer de un procesador de fabricación propia que corría a 600 Mhz. También mejoró en lo referente a gráficos: se pasó de un chip PowerVR MBX a un PowerVR SGX535. Asimismo, se amplió su capacidad de almacenamiento hasta 32 GB y se duplicó la memoria de RAM (ahora de 256 MB). La cámara incluyó un sensor de 3,15 MP con autoenfoque y era capaz de grabar video a 480p.

El iPhone 4 mantuvo el mismo tamaño de pantalla de sus antecesores (3,5 pulgadas) pero su resolución fue superior (640 por 960 píxeles). La firma dejó atrás la tecnología TFT para su monitor y optó por la IPS LCD (rebautizada como Retina por Apple). Introdujo el procesador A4, de fabricación propia, que corría a 1 Ghz. La memoria RAM se amplió a 512 MB. La cámara trasera acopló un sensor de 5 MP con flash led y contó con la capacidad de grabar en resolución HD a 30 cuadros por segundo. Por primera vez, el teléfono fue provisto de una cámara delantera. La misma se añadió al conjunto para permitir videollamadas. Era VGA y manejaba video de resolución 480p a 30 cuadros por segundo. Se cambió el formato de la tarjeta SIM, de Mini-SIM a Micro-SIM.

2. Del iPhone 4S al iPhone 5S

En el iPhone 4S, Apple incrementó la capacidad de almacenamiento máximo hasta 64 GB y el sensor de la cámara principal pasó de ser de 5 MP a ser de 8 MP (con capacidad para grabar video en Full HD); dotaron al aparato de mayor potencia virtud del procesador A5 y se habilitó la opción de realizar videollamadas a través de conexiones móviles 3G. En iOS 4 se agregó la posibilidad de trabajar varias tareas de forma simultánea y FaceTime debutó en la escena tecnológica. La pantalla siguió siendo de 3,5 pulgadas. Fue lanzado en octubre de 2011.

En 2012, Apple celebró la presentación del iPhone 5 en septiembre. Esta generación comportó un cambio notorio en el diseño del equipo. Se adoptó una pantalla de 4 pulgadas con resolución de 640 por 1.136 píxeles (326 puntos de luz por pulgada). La compañía de la manzana se esforzó para reducir el grosor (de 9,3 mm a 7,6 mm) y el peso de forma significativa (de 140 gramos a 112 gramos). Por primera vez, el iPhone fue equipado con 1 GB de memoria RAM. Su 'cerebro' fue un A6 de doble núcleo con una velocidad de reloj de 1,3 Ghz. Fue el primer dispositivo de la firma que soportó conectividad 4G.

Un año después, Apple anunció la introducción de un nuevo integrante a la familia: el iPhone 5C. Apuntó a un público diferente. Fue lanzado en cinco colores: verde, blanco, azul, rojo y amarillo. El cuerpo fue fabricado en policarbonato. La pantalla era de 4 pulgadas con tecnología Retina e incorporaba el procesador A6, cámara delantera de alta definición y cámara trasera de 8 MP. Como peculiaridad, su carcasa era de silicona. Aunque se rumoraba que iba a ser de bajo costo, su precio siguió siendo alto y tuvo una acogida moderada.

Ese día también se presentó el iPhone 5S. Fue el primer teléfono del mercado con un procesador de 64 bits. Además, fue potenciado con un coprocesador enfocado en medir datos relacionados con los sensores de movimiento. Marcó la entrada en escena del lector de huellas dactilares de Apple, el Touch ID. Con iOS 7 llegó AirDrop, un sistema de transferencia de archivos propio de la marca. Las aplicaciones iPhoto, iMovie, Pages, Numbers and Keynote venían incluidas, sin costo, con el sistema operativo móvil.

3. Del iPhone 6 al iPhone 7


La dupla del iPhone 6 y el iPhone 6 Plus marcó un hito en la historia de la compañía. Apple modificó el diseño del teléfono de forma sustancial. La versión básica dispuso de una pantalla de 4,7 pulgadas y la edición Plus entró a competir en el mercado de los teléfonos de gran formato virtud de su monitor de 5,5 pulgadas. Después de haber trabajado con dispositivos caracterizados por una silueta rectilínea durante tres años, la firma volvió a optar por un cuerpo de esquinas curvas. Por primera vez, un teléfono de la manzana contó con una capacidad de almacenamiento de hasta 128 GB.

Los iPhone 6S y 6S Plus introdujeron cambios menores: por un lado, el sensor de la cámara principal evolucionó a 12 MP, en lugar de los 8 MP manejados desde 2011. Por otro, se introdujo la tecnología 3D Touch; Por medio de este avance, la pantalla del dispositivo es capaz de reconocer diferentes niveles de presión y ello redunda en un nuevo nivel de interacción con las aplicaciones. Se incrementó la memoria RAM a 2 GB. Fue el primer teléfono de la empresa capaz de grabar en 4K.

Cabe mencionar el iPhone SE. Se trata de un teléfono de formato pequeño (4 pulgadas) que equipa componentes internos similares a los del iPhone 6S. Sin embargo, es de menor costo y no incluye tecnología 3D Touch. Su capacidad de almacenamiento máxima es de 64 GB.

El iPhone 7, por último, retiró la tecnología análoga para escuchar audio y apuesta por un futuro donde los consumidores prescindan de los cables para escuchar música. En el equipo se mkejoró el rendimiento de forma ostensible gracias al procesador A10 Fusion y se incorporó la tecnología de doble cámara en la versión Plus. Gracias a un lente con teleobjetivo, el equipo provee zoom óptico de 2x.

Para el iPhone 8 se esperan grandes cambios. Entre ellos, la acogida de la tecnología Amoled para la pantalla y la posible eliminación del botón de 'home', así como el uso de doble cámara, pero en sentido vertical y no horizontal, como ocurre con la versión Plus. Además, podría introducirse un sistema de recarga inalámbrica.

¿Qué esperan del próximo iPhone?

ÉDGAR MEDINA
Tecnósfera
@EdgarMed

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA