Historias contadas en chats, un furor entre los ‘millenials’

Historias contadas en chats, un furor entre los ‘millenials’

Con estas aplicaciones se logra la sensación de estar leyendo la conversación de otras dos personas.

Chats de terror

Estas plataformas albergan historias de los géneros de horror, fantasía, misterio, humor y romance.

Foto:

123rf

31 de julio 2017 , 11:38 p.m.

—Papá,
—¿Estás en tu habitación?
—Chloe.
—Sí, papá, ¿qué pasa?
—Papá.
—¿Todas las puertas de la casa están cerradas?
—Chloe.
—No sé. ¿No estás abajo?
—Papá.
—Mira por tu ventana. ¿Hay un hombre ahí abajo?

Este es parte de un chat entre una adolescente y su papá, los protagonistas de una pieza de terror y suspenso. La historia se llama El vigilante y ha sido leída millones de veces por adolescentes de todas partes del mundo. Pero, el relato no está en un libro, se encuentra disponible solo en Hooked, una aplicación que está imponiendo una nueva tendencia de lectura en la generación de millenials: historias breves en formato de chat que simulan conversaciones privadas. Según sus creadores, los consumidores de estas apps forman parte de la generación del Snapchat y el WhatsApp y no conocen un mundo sin las redes, por lo que se enganchan fácil, y la lectura resulta, bajo este concepto, más amena.

Al igual que Hooked, que en español significa ‘enganchado’, existen otras aplicaciones como Tap que ofrecen la misma propuesta.

Tarun Sachdeva, la cabeza de productos emergentes de Wattpad (empresa encargada de Tap), señaló en entrevista con EL TIEMPO que “los consumidores de hoy, especialmente los millennials, llevan vidas ocupadas y son exigentes al elegir opciones de entretenimiento. Tap está diseñada para ofrecer una experiencia que coincida con cualquier estado de ánimo y se adapte a su tiempo”.

Estas plataformas albergan historias de los géneros de horror, fantasía, misterio, humor y romance, y aplican un modelo único: solo hay que tocar en la pantalla para ir viendo la conversación y en un momento de suspenso de la historia, la narración es cortada por un aviso en el que se informa que debe esperar un promedio de entre 20 y 40 minutos para seguir leyendo. Si el usuario quiere continuar sin tener que esperar, debe pagar cerca de tres dólares por semana.

Para Niyi Reth Gómez, fonoaudióloga y miembro del Centro de la Comunicación Humana de la Universidad Nacional, el éxito de estas plataformas radica en que son usadas por quienes nacieron inmersos en la tecnología. “El formato permite al usuario tener una selección de información, y eso incrementa la motivación a leer. Les da placer y producen y analizan mensajes”, dice.

Sus creadores también lo ven como una oportunidad para incrementar los niveles de lectura. “En promedio, cada usuario lee 5 historias de chat al día”, explica Sachdeva. Sin embargo, para Gómez se deben impulsar otras narrativas que vayan más allá de la exploración y lleven a adquirir habilidades de lectura crítica.

La interfaz de estas aplicaciones es básica y su uso es simple. Las historias están separadas por categorías y los usuarios también pueden crear sus propios relatos. Los otros participantes pueden comentar y compartirlos por medio de otras redes. Desde su lanzamiento en febrero de 2017, Tap ha incluido cerca de 300.000 historias. Por su parte, Hooked cuenta con más de 20 millones de usuarios.

ANA MARÍA VELÁSQUEZ DURÁN
Tecnósfera

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA