Confesiones del hombre más conectado del mundo

Confesiones del hombre más conectado del mundo

Chris Dancy cuenta con 2.500 dispositivos, apps, sensores y servicios que monitorean su vida. 

Chris Dancy

Dancy usa desde ‘apps’ que miden lo que come hasta sensores debajo de la ropa que controlan su respiración y su ritmo cardíaco.

Foto:

Chris Dancy

03 de octubre 2017 , 12:47 a.m.

El día de Chris Dancy comienza igual que el de cualquier persona. Se levanta, sale a caminar durante una hora, revisa correo y luego se prepara el desayuno. La diferencia es que Dancy sabe con precisión que durante el lapso que realiza ejercicio su ritmo cardíaco va de 60 hasta 120 latidos por minuto, que además escucha cerca de 25 a 30 canciones, envía 5 o 6 correos y programa de dos a tres citas. En este espacio, los sensores que tiene en su cuerpo le permiten medir el nivel de actividad, su respiración, el azúcar y la presión de la sangre, además tiene una banda en su espalda que registra si se sienta o se levanta.

Luego, cuando entra a su casa, en Brentwood, en Tennessee (EE. UU.), recibe reportes de dispositivos que miden la calidad del aire, la temperatura, la humedad, el sonido y la luz y en su celular tiene aplicaciones que monitorean la cantidad de calorías que quema y hasta su estado de ánimo. A sus 48 años, posee cerca de 2.500 dispositivos, aplicaciones, sensores y servicios digitales que rastrean y analizan cada detalle de su vida: es por eso que es considerado el hombre más conectado del mundo.

Su historia con la hiperconectividad comenzó en 2008 cuando decidió usar programas para hacer seguimiento de lo que hacía en internet: si entraba a la red social Myspace o escuchaba una canción, lo registraba. A eso se sumó la supervisión de los correos que enviaba, los documentos que creaba y luego todas sus actividades personales: desde sus terapias de meditación hasta lo que comía. Actualmente, todo lo que hace y que monitorea a través de apps y dispositivos pasa a su sitio web.

“Es como si convirtieras tu vida en Wikipedia”, dice Dancy en entrevista con EL TIEMPO.

“La información es subida a diferentes sistemas que organizan y categorizan mi vida y todo eso me ayuda a tomar mejores decisiones sobre salud, ejercicio, descanso y dieta. Los datos quedan archivados así que puedo buscar por cosas específicas de hace años”, señala.

Es como si convirtieras tu vida en Wikipedia

Chris Dancy

Todo lo que hace en el día es registrado, por orden cronológico y por fechas, en su página www.chris dancy.com.

Foto:

Chris Dancy

Las aplicaciones miden eventos individuales. Por ejemplo tengo una para meditación, otra para locación y otra que mide lo que como

Dancy divide la tecnología que usa en dos categorías: el software, compuesto por aplicaciones y servicios; y el hardware, que son los sensores y dispositivos.

“Las aplicaciones miden eventos individuales. Por ejemplo tengo una para meditación, otra para locación (que registra dónde estoy y cuál es el nombre del lugar) y otra que mide lo que como”, dice.

Pero al ver a Dancy no espere encontrarse con un hombre lleno de cables, gadgets y aparatos ruidosos. De hecho, muchos de los sensores están debajo de su ropa, en lo que él cataloga como ‘tecnología invisible’.

Las gafas inteligentes de Google; un ‘Narrative clip’ (una cámara que se cuelga en el pecho y que toma dos fotos cada minuto), un ‘Spire’ (dispositivo que monitorea la respiración) y hasta una ‘Roomba’ (un aspiradora robot semiautónoma), son algunas de las soluciones tecnológicas que hacen parte de la lista.

En su casa, las luces, la música y la temperatura se ajustan dependiendo de su estado de ánimo. Si él habla fuerte, por ejemplo, las luces se suavizan.

¿Y la privacidad?

Dancy vaticina, en el futuro, un mundo con menos pantallas y más tecnología alrededor y dentro de nosotros. Un universo en el que la privacidad, término que él ya eliminó de su vida, no existirá. “Tu empleador querrá saber cómo estás gastando tu tiempo incluso cuando no estás en el trabajo, las autoridades de salud querrán saber qué tan saludable estás y en el futuro estas cosas estarán abiertas”, dice.

Por otro lado, paradójicamente, el hombre más conectado del mundo considera que la mayoría de personas ‘sobreconectadas’ se sienten solas y asustadas. “No sabemos cómo tener relaciones con otras personas ni con nosotros mismos y al final la tecnología hace que la gente se extrañe”, afirma.

No sabemos cómo tener relaciones con otras personas ni con nosotros mismos y al final la tecnología hace que la gente se extrañe

La clave, según Dancy, es usarla para beneficiarse: utilizar los datos para tomar mejores decisiones, tener registro de las actividades y recordar la vida a través de esa información. Su mundo se convirtió en una constante retroalimentación y gracias a eso, dice, perdió cerca de 50 kilos, dejó de fumar y se volvió más cuidadoso con sus gastos. Al final, señala, los 50.000 dólares que invierte al año en tecnología siempre valdrán la pena.

ANA MARÍA VELÁSQUEZ DURÁN
Redacción Tecnósfera
durana@eltiempo.com
En twitter: @Anamariavd19

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA