Pieza clave del escándalo Facebook - Cambridge Analytica se defiende

Pieza clave del escándalo Facebook - Cambridge Analytica se defiende

Este martes, el profesor universitario Aleksandr Kogan compareció ante Parlamento británico. 

Kogan

Aleksandr Kogan, creador del cuestionario de personalidad que recolectó datos de los usuarios de Facebook, dio su testimonio ante el Parlamento británico en Londres.

Foto:

Reuters

24 de abril 2018 , 12:37 p.m.

Aleksandr Kogan, el profesor universitario que creó la aplicación que permitió a la firma Cambridge Analytica obtener datos de 87 millones de usuarios de Facebook con fines electorales y sin su consentimiento, compareció este martes ante el Parlamento británico.

Kogan dijo que miles de empresas hicieron lo mismo y que las críticas a su trabajo por parte de los directivos de Facebook eran una estrategia de defensa de la red social.

El psicólogo defendió su rol e incluso aseguró que el trabajo que hizo no fue útil para los anuncios de microdestinación necesarios para influir en un proceso electoral.

Kogan, que trabajó para la Universidad de Cambridge, está en el centro de una controversia que ha golpeado fuertemente a Facebook por la privacidad de los usuarios. El profesor creó una aplicación de predicción de la personalidad a través de su empresa Global Science Research (GSR), que ofrecía una pequeña suma de dinero a los usuarios a cambio de completar un test de personalidad.

Según Facebook, 270.000 personas aceptaron descargar esa aplicación, pero al hacerlo también dieron acceso a datos de sus "amigos", con lo que al final llegó a disponer de la información personal de hasta 87 millones de usuarios, según las cifras del presidente de la red social, Mark Zuckerberg.

Kogan dijo que el conjunto de datos que compiló sería de poca ayuda para la publicidad dirigida y que los datos que obtuvo no serían útiles para identificar a las personas. "Creo que el proyecto que hicimos tiene poco o ningún sentido si el objetivo es publicar anuncios dirigidos en Facebook", escribió en un documento presentado ante el comité parlamentario británico.

"De hecho, las herramientas de la plataforma brindan a las empresas un camino mucho más efectivo para dirigirse a las personas en función de sus personalidades que utilizando los puntajes de los usuarios de nuestro trabajo", explicó.

Kogan aseguró que los datos obtenidos por su cuestionario eran demasiado vagos para construir perfiles psicológicos precisos y dijo que Cambridge Analytica le aseguró que lo que hacían era "perfectamente legal y ajustado a las condiciones de uso" de Facebook.

Tanto Facebook como Cambridge Analytica han culpado a Kogan por el presunto mal uso de los datos. Sin embargo, él ha dicho que las compañías lo convirtieron en el chivo expiatorio del escándalo. 

"Fui simplemente la persona desafortunada que acabó relacionada de algún modo con la campaña de Trump", aseguró Kogan.  

La consultora británica Cambridge Analytica no solo está siendo investigada por la supuesta influencia en las elecciones presidenciales de 2016 sino también por la campaña para el referéndum de 2016 cuando los británicos votaron por abandonar la Unión Europea, también conocida como Brexit.

Kogan dijo ante el parlamento británico que el ex presidente ejecutivo de Cambridge Analytica, Alexander Nix, quien también era director de la firma matriz de la consultora, SCL Group, había mentido previamente a los legisladores cuando dijo que no había recibido datos de Kogan.

"Ciertamente les dimos datos, eso es indiscutible", dijo Kogan a los legisladores. Al preguntársele si Nix había mentido, Kogan respondió: "Absolutamente".  Kogan agregó que las acusaciones de Facebook de que él ejecutó una estafa, fue un fraude y un mentiroso ascendió a una crisis de relaciones públicas. "PR es PR", dijo. "Es conveniente para ellos señalar con el dedo".

El domingo pasado, Kogan confesó sentirse "sinceramente arrepentido" durante una entrevista del domingo en la noche con la CBS. 

El psicólogo acusó a Facebook de presentar a su aplicación como "deshonesta" e insistió en que si bien no estaba seguro de haber leído la política de los programadores de la red social que prohíbe la transferencia o venta de datos de los usuarios, en cualquier caso el grupo no la hizo cumplir.

"Tenía unos términos de servicio que estaban allí arriba durante un año y medio que decía que podía transferir y vender los datos. Nunca escuché una palabra (en contra)" de Facebook, puntualizó. 

TECNÓSFERA*
*Con Reuters y AFP.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.