El ‘call center’ de las personas con discapacidad auditiva

El ‘call center’ de las personas con discapacidad auditiva

Con intérpretes virtuales, Nicéfero Amado habla con sus seres queridos, a pesar de su discapacidad.

Centro de Relevo

Para la interpretación de sus reuniones laborales, Nicéfero Amado hace uso del Siel casi todos los días, desde hace año y medio.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

14 de noviembre 2017 , 12:46 a.m.

El hecho de no lograr ser entendido por sus seres queridos ni por sus viejos amigos, y no poder escuchar la voz de su madre llevaron a Nicéfero Andrés Amado a sentirse frustrado.

Desde muy niño, Nicéfero dejó de escuchar el cantar de los pájaros en el parque del barrio y las risas de los otros niños en la escuela. Quedó sordo y su comunicación con el mundo se volvió un calvario.

Oriundo de Anolaima, Cundinamarca, este joven, que llegó a vivir a Bogotá desde 1999, empezó a buscar métodos para entender lo que hasta sus propios familiares trataban de decirle.

“Era frustrante. Yo no tuve mucho contacto con la lengua de señas, por lo que inicialmente pensaba que no me ponían atención. Tenía que decirles a las personas que me acompañaran a hacer las vueltas, o que me hicieran el favor de llamar a la persona que uno quería, pero a veces ellos también estaban ocupados y no podían hacerlo; entonces, debía pagar un intérprete, que cobra por hora 56.000 pesos aproximadamente, pero no siempre me alcanzaba”, relató Amado.

No obstante, hace siete años, aproximadamente, Nicéfero conoció el Centro de Relevo gracias a un amigo que tiene la misma discapacidad y le comentó sobre los servicios que ofrecen. Desde entonces, prácticamente no se despega del teléfono.

“Esto ha sido una cosa muy chévere y hay que aprovecharla. Me ayuda a todo en mi vida; por ejemplo, casi todos los días tengo reuniones en el trabajo, así que hago uso del Servicio de Interpretación en Línea (Siel), para saber qué es lo que se habla, y así mismo poder participar. Ya no necesito que la gente me colabore, llevo muchos años llamando, y yo creo que hasta que muera seguiré usando este servicio”, indicó.

Actualmente, Nicéfero trabaja en la empresa Corona, en el área de atención, recibiendo las órdenes de compra. Además, está felizmente casado y mantiene una comunicación constante con su madre.

El Centro de Relevo nos cambia la vida, la mejora. Si no lo tuviéramos, sería una cosa muy aburrida. Nos brinda esa tranquilidad, esa oportunidad de llamar y es algo en verdad muy bueno. No lo cambio por nada”, concluyó.

EL TIEMPO
* Concepto y redacción editorial: Unidad de Contenidos Especiales de EL TIEMPO. Con el patrocinio del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA