El carro que en un futuro no sabrá lo que es un trancón

El carro que en un futuro no sabrá lo que es un trancón

Volará cuando las condiciones del tráfico sean pesadas. Busca reducir emisiones contaminantes. 

Aeromobil

Tiene una autonomía de alrededor de 700 km y emplea un motor turbocargado de 2 litros de cuatro cilindros.

Foto:

AFP / Valery Hache

21 de abril 2017 , 12:37 a.m.

¿Cuál es el medio de transporte del futuro más eficaz y ecológico para agilizar el tráfico en unas ciudades cada vez más grandes y a la vez más congestionadas y contaminadas por los automotores?

La multinacional aeroespacial europea Airbus y el estudio italiano de diseño automotriz Italdesign acaban de dar su respuesta a esta pregunta diseñando un sistema de transporte de pasajeros que combina desplazamientos por tierra y aire.

Este vehículo modular y totalmente eléctrico, destinado a conseguir una movilidad urbana sin interrupciones y a reducir las emisiones contaminantes, se denomina Pop.Up, funcionará con piloto automático (autopilotado), circulará sobre el asfalto cuando la situación del tráfico sea fluida y volará sobre las calles cuando este se ralentice o tienda a bloquearse.

Con la previsión de un aumento muy importante en la congestión del tráfico hasta el año 2030, ambas empresas decidieron combinar sus conocimientos técnicos en materia de ingeniería para encontrar la mejor forma de lograr un sistema de movilidad urbana sostenible, modular y multimodal, según informa Airbus.

Explorando los cielos de las ciudades para ayudar a descongestionar las carreteras y a reducir las emisiones contaminantes

El sistema Pop.Up se compone de tres conceptos. El primero consiste en una plataforma de inteligencia artificial que, a partir de los conocimientos del usuario del vehículo, gestionará las cuestiones más complejas de los viajes para ofrecer escenarios de uso alternativos y garantizar que no se interrumpan.

El segundo componente y elemento esencial de este concepto es una cápsula para dos pasajeros, especialmente diseñada para acoplarse a dos módulos de propulsión eléctrica diferentes e independientes: uno de ellos, destinado a utilizar el espacio terrestre y el otro, para el espacio aéreo.

El tercer componente de este sistema es una interfaz que se comunica con los usuarios por medio de un entorno virtual, gracias a una pantalla táctil situada donde habitualmente estaría el volante y a las imágenes proyectadas sobre el interior del parabrisas.

Servicio personalizado

Este vehículo combinará la flexibilidad de un carro de dos plazas con la libertad y la velocidad de un vehículo aéreo con despegue y aterrizaje verticales.

Los pasajeros planificarán su trayecto, reservarán el viaje e introducirán su origen y destino mediante una aplicación informática fácil de usar, desde su móvil tableta u otro dispositivo electrónico.

Automáticamente, el sistema sugerirá la mejor opción de transporte en función de los conocimientos del usuario, los horarios, la congestión del tráfico, los costos, la demanda de vehículos compartidos y otros factores.

El usuario podrá permanecer durante todo el viaje en la misma cápsula, sin preocuparse de cambiar a otros medios de transporte, gracias a la interacción digital en tiempo real entre la cápsula y las comunidades y el entorno urbano circundantes, gestionada por inteligencia artificial.

Cuando los pasajeros lleguen a su destino, los módulos aéreo y terrestre y la cápsula volverán por sí solos a las estaciones de recarga específicas, para esperar a los siguientes clientes.

“En los próximos años, el transporte terrestre, además de ser común, autónomo y estar conectado, pasará también a ser multimodal y se encaminará hacia una tercera dimensión espacial, explorando los cielos de las ciudades para ayudar a descongestionar las carreteras y a reducir las emisiones contaminantes”, según Jörg Astalosch, CEO de Italdesign.

Este nuevo concepto de movilidad es un proyecto, pero en las próximas décadas podría hacerse realidad un vehículo similar al propuesto en este diseño, teniendo en cuenta el desarrollo tecnológico actual, los avances previsibles y los esfuerzos que realizan las industrias aeronáutica y automotriz para mejorar el transporte urbano, según indican en Airbus.

El carro de Aeromobil

La empresa Aeromobil, de Eslovaquia, presentó el primer carro volador comercial durante la exposición de automóviles Top Marques, celebrada en Mónaco. Es un vehículo híbrido que se puede usar como carro de calle o como aeroplano, a conveniencia del usuario.

El carro se puede ‘transformar’ en una suerte de avioneta o en un auto de lujo, en apenas tres minutos. Tiene una autonomía de alrededor de 700 km y emplea un motor turbocargado de 2 litros de cuatro cilindros. En vuelo alcanza una velocidad de 360 km/h y en tierra, de 160 km/h. Este año, se podrá preordenar por 1,3 millones de dólares (más de 3.000 millones de pesos). Se empezará a producir a partir del 2020.

EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA