Luces y sombras del Galaxy S8 / Opinión

Luces y sombras del Galaxy S8 / Opinión

Samsung tiene el reto de volver a conquistar a usuarios, después de la crisis por el Galaxy Note 7.

Galaxy S8

El Galaxy S8 promete ser el celular más rápido del mundo en estos momentos.

Foto:

Drew Angerer - Getty Images/AFP

02 de abril 2017 , 09:15 a.m.

Samsung enfrenta el reto de convencer a los consumidores de que el fiasco con las baterías explosivas del Galaxy Note 7 ha quedado atrás y se merecen su posición como una de las marcas líderes del mercado de los teléfonos inteligentes.

Se esperaba que la nueva familia de los Galaxy se enarbolara como el gran atractivo de la feria de equipos móviles más relevante del año, el Mobile World Congress, pero decidieron moverse con cautela tras comprobar los defectos tanto de diseño como de manufactura en las baterías del malogrado Note 7. Como resultado, los nuevos modelos, el Galaxy S8 y S8+ llegan un poco más tarde de lo esperado.

Ambos son teléfonos virtuosos, llamados a liderar el universo de Android, pero no son perfectos. Lo primero a destacar es que la firma coreana logró producir celulares de dimensiones discretas a pesar de que sus pantallas son enormes (de 5,8 pulgadas en el caso del S8 y de 6,2 pulgadas en el caso del S8+).

Para lograrlo, Samsung eliminó del tradicional botón físico de ‘home’ y redujo las márgenes -o biseles- a su mínima expresión.
El monitor cubre el 84 por ciento de la cara frontal. Para que se haga a una idea: en el Galaxy S7 Edge, la pantalla ocupa el 76,1 por ciento de la zona delantera y en el iPhone 7 Plus solo se usa el 67,7 por ciento del espacio –¡las márgenes son enormes en los equipos de la manzana!-.

¿Si no hay botón en la parte delantera, dónde queda el lector de huellas entonces? En la parte de atrás. Colocar el sensor de huellas en la parte trasera podría haber sido un gran acierto, pero lo ubicaron en una posición incómoda, justo al lado derecho de la cámara. Puede resultar fácil tocar el lente de la misma por accidente. Además, su forma y tamaño no convencen: luce como un pequeño rectángulo difícil de operar.

Los equipos llegan potenciados por dos posibles procesadores: el Exynos 8895 de ocho núcleos (con este llegará a Colombia) o el Qualcomm Snapdragon 835, también de ocho núcleos (con este se distribuirá en Estados Unidos y China). Son los primeros chips para celulares creados con arquitectura de 10 nanómetros. ¿Eso qué significa? Que son más pequeños y consumen menos energía. El efecto concreto es que la batería debería durar más y se debería sobrecalentar menos.

El equipo ya fue sometido a las pruebas de rendimiento de AnTuTu, una de las más populares plataformas para medir la capacidad de los equipos móviles, y los resultados hablan de un móvil capaz de vencer con holgura al iPhone 7 y su procesador A10 Fusion. Promete ser el celular más rápido del mundo en estos momentos. Va acompañado de 4 GB de RAM y de 64 GB de almacenamiento expandibles con tarjetas MicroSD.

Otro de los aspectos a resaltar que, ahora, en la parte delantera, existe un escáner de iris. Será una de las opciones para desbloquear el equipo (aparte de la huella, el rostro, los patrones o el PIN). La rapidez de respuesta del mismo es satisfactoria: es tan veloz como un pestañeo.

Durante el lanzamiento, Samsung hizo bombo de las capacidades del nuevo asistente virtual incluido en el teléfono: se llama Bixby. Aunque suena llamativo, no es una novedad. Actúa de forma similar al ya conocido Google Now. Brinda acceso a las diferentes opciones del teléfono por medio de comandos de voz, de texto, de tacto y de visión y no parece un añadido revolucionario a la experiencia.

Otro de los aspectos criticables es que la cámara trasera es la misma del Galaxy S7: tiene un sensor de 12 MP con apertura focal f/1,7. Esto podría redundar en que el sistema fotográfico se vaya a quedar rezagado en pocos meses. Lo que sí mejoró fue el sensor del lente para selfis: pasó de ser de 5 MP a contar con 8 MP.

Una de las grandes incógnitas es la duración de la batería. ¿3.000 miliamperios/hora (o 3.500 en el caso del S8+) serán suficientes para completar el día?
Aún no se sabe, pero no es una cifra prometedora a primera vista.

Si lo quiere, el precio va a ser alto, muy alto, y va a llegar en la tercera semana de mayo a Colombia. La versión S8 va a aterrizar en 3 millones de pesos aproximadamente y la S8+ costará un estimado de 3,3 millones de pesos.

ÉDGAR MEDINA
Redacción Tecnósfera
@EdgarMed en Twitter

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA